Aprende a detectar aplicaciones falsas en Android

Escrito por Adrián Crespo

Generalmente no debería ser un problema. Sin embargo, hemos comprobado durante los últimos meses que se trata de una práctica bastante común en tiendas de aplicaciones no oficiales que ha llegado a la Google Play Store. Por este motivo, te vamos a enseñar algunos trucos para detectar si una aplicación que estamos tratando de instalar en nuestro smartphone Android es falsa y cómo proceder a su eliminación.

La importancia del sistema operativo móvil de los de Mountain View ha provocado que los ciberdelincuentes hayan centrado sus miradas en estos dispositivos y sus usuarios. Aunque, al principio, la publicación de aplicaciones falsas quedaba acotado a tiendas de aplicaciones alternativas a la Google Play Store, este escenario ha mutado en uno totalmente diferente. Lo que quiere decir que, en la actualidad, los usuarios se pueden ver afectados por igual.

Antes de continuar, vamos a indicar a qué nos referimos con que una aplicación es falsa. Decimos que una app para equipos Android es falsa cuando se hace creer al usuario que el software contará con una funcionalidad concreta. Sin embargo, el resultado final es muy distinto al esperado. La aplicación “no funciona” o si lo hace, cuenta con prestaciones reducidas, u otras incluso desconocidas para el usuario y de uso y disfrute de su desarrollador.

Sí, pos desgracia esto es muy común en la actualidad, y es algo con lo que deben hacer frente los usuarios. Por este motivo, a continuación, te vamos a mostrar algunas formas de identificar estas aplicaciones y te mostraremos cómo deshacerte de ellas.

Anomalías durante el proceso de instalación

Aunque muchos usuarios no prestan atención durante esta etapa, es una de las más importante a la hora de detectar este tipo de software.- Es en esta cuando al usuario se le pregunta sobre la concesión de determinados permisos para acceder tanto a recursos hardware como software. Si se trata de una aplicación legítima, los permisos solicitados deberán ser acordes al tipo de aplicación. Si la petición de estos parece excesiva, podríamos estar ante un posible caso de aplicación falso.

Sin embargo, no es la primera vez que vemos como aplicaciones legítimas realizan la petición excesiva de permisos en el sistema.

La aplicación “no funciona” correctamente

La aplicación se ha instalado de forma correcta. El usuario procede con su ejecucicón. Sin embargo, no parece que suceda nada en el terminal. Este es uno de los comportamientos habituales de aplicaciones falsas. Otro que tenemos que destacar es el visionado de mensajes de error nada más iniciarse. Se tratan de dos técnicas que podríamos considerar disuasorías. Es decir, aunque parezca que la aplicación no ha funcionado, en realidad se está ejecutando. Se trata de una práctica muy habitual de los ciberdelincuentes.

Consumo elevado de recursos hardware

La finalidad que se persigue con este tipo de aplicaciones no es otra que beneficiarse de los recursos del dispositivo para realizar un uso ilegítimo del mismo, pero sin el conocimiento del propietario. Teniendo en cuenta que son muchas las aplicaciones que realizan un minado de criptomonedas u otras tareas que requieren de ciertos recursos hardware, una prueba para determinar si una aplicación que acabamos de instalar es falsa es fijándose en el uso de recursos hardware. Sobre todo, el procesador

Comportamiento errático de Android y otras aplicaciones

Estas aplicaciones, en numerosas ocasiones, están diseñadas para afectar al comportamiento del sistema operativo o el funcionamiento de otras aplicaciones. Por este motivo, conviene prestar especial atención a cierres sin motivo aparente de aplicaciones de mensajería, o reinicios inesperados del sistema operativo.

Cómo eliminar estas aplicaciones de nuestro dispositivo

Si hemos tenido la oportunidad de observar alguno de los aspectos anteriores es que hemos finalizado la instalación de la aplicación. Ahora queremos deshacernos de ella. En principio no debería existir ningún problema. Sin embargo, es cierto que algunas suelen presentar muchos más problemas que otras.

En primer lugar, el usuario cuenta con el Gestor de Aplicaciones propio del sistema operativo Android. Sabiendo qué aplicación es, se podrá realizar la desinstalación de la misma. Sin embargo, teniendo en cuenta que son aplicaciones falsas y que en muchos casos, la finalidad es instalar software no deseado en el terminal móvil del usuario, es probable que este no sea el único software a desinstalar. La operación se puede convertir en una tarea complicada y laboriosa.

Si queremos asegurarnos de que nuestro terminal queda limpio, tras salvar la información almacenada en él, podemos llevar a cabo la restauración a valores de fábrica desde el propio menú del sistema operativo Android. Esta operación también se puede realizar a través del “Recovery Mode“.