Problema al obtener dirección IP en Android: cómo solucionarlo

Problema al obtener dirección IP en Android: cómo solucionarlo

Javier Jiménez

Los dispositivos móviles están cada vez más presentes en nuestro día a día a la hora de navegar por Internet. Dentro de todos los sistemas que tenemos, sin duda Android es el más popular y utilizado. Está disponible para móviles, tablets y otros dispositivos similares. El hecho de ser tan usado hace que cuando surgen problemas puedan verse afectados muchos usuarios. En este artículo vamos a tratar un problema que ocurre a veces. Vamos a explicar cómo solucionar el fallo al obtener la dirección IP.

El problema al intentar ver cuál es la IP de tu teléfono no es lo más frecuente, pero es un error que se puede dar en cualquier momento. Lo bueno de este fallo en particular es que no es grave, ya que tiene varias formas de solucionarlo y poder, finalmente, obtener la dirección de un dispositivo Android, en este caso, un smartphone. Pero antes de ver qué puedes hacer, hay que conocer cuáles son las causas que pueden haber provocado este problema en concreto.

 

Qué causa el error al obtener la dirección IP en Android

Cuando nos conectamos a Internet pueden surgir problemas que hagan que la velocidad sea lenta, que se provoquen cortes o que incluso no podamos ni siquiera tener conexión. Las causas pueden ser muy diversas, como también las soluciones. Puede deberse a una mala configuración, fallos relacionados con el software que utilizamos, el punto de acceso…

En Android en ocasiones surge el problema de obtener dirección IP. Nos muestra ese mensaje y no somos capaces de conectarnos. Intentamos entrar en una red Wi-Fi, pero este error nos lo impide. Normalmente esto se debe una mala configuración. Tal vez incluso después de haber instalado algún programa y que hayamos tenido que configurar algún parámetro y haya afectado al sistema.

Otro motivo es a nivel de software. Generalmente ocurre por tener el móvil desactualizado o que incluso alguna actualización no se haya realizado correctamente y haya dado algún error. Esto puede afectar al funcionamiento y verlo traducido en el error al obtener la dirección IP. Incluso podría ocurrir que el problema no sea del móvil, sino del punto de acceso al que intentamos conectarnos.

Sin embargo, no siempre será problema del smartphone Android. En otras ocasiones, el fallo estará provocado por el router al que te conectas. Por lo que es otro factor que hay que valorar en todo momento cuando tengas problemas para obtener la IP en Android.

Por suerte podemos llevar a cabo una serie de acciones que podrían ayudarnos a resolver este problema. Son pasos sencillos que permiten navegar correctamente y salvar este tipo de obstáculos que pueda presentarse en un momento dado al intentar conectarnos a la red. Vamos a mostrar cuáles son los principales.

 

Cómo evitar el fallo al obtener dirección IP en el móvil

Hay que tener en cuenta que sin una dirección IP no vamos a poder conectarnos a Internet. Por ello este problema es tan importante y debemos resolverlo para poder navegar con normalidad. Sin esa dirección es imposible registrar el dispositivo Android en la red y el punto de acceso, el router normalmente, no podría reconocernos.

Ahora bien, en ocasiones el problema estará en el dispositivo móvil, pero en otras puede que en el router. Por ello son diferentes los métodos para evitar el problema al obtener dirección IP en Android. Vamos a mostrar en primer lugar algunos pasos que podemos dar si se trata de un error de nuestro móvil o tableta.

 

Reiniciar el dispositivo o ponerlo en modo vuelo

Algo básico y que debemos tener en cuenta en primer lugar es reiniciar el dispositivo. Es el método que siempre solemos realizar cuando surge este tipo de problemas y en muchas ocasiones da buenos resultados. Por ejemplo, si se pilla un programa, si un archivo no se abre correctamente, si va lento…

Podemos probar a poner el móvil en modo vuelo. Esperamos unos segundos y volvemos a conectarlo. En caso de que esto no surta efecto podemos probar también a reiniciar el dispositivo. En ambos casos va a volver a conectarse a la red.

Este modo se trata de un ajuste que podemos establecer en los dispositivos, el cual podemos encontrar en los accesos rápidos. Cuando este se activa, se desconectan todas las conexiones que el dispositivo puede generar de forma inalámbrica. De esta forma, será como si se mantuviera apagado. Por lo cual no podremos recibir ni llamadas, ni mensajes, y tampoco conectarnos a internet. El apartado del GPS también quedaría inhabilitado, junto con las funciones NFC y Bluetooth.

Muchos problemas relacionados con las redes inalámbricas en los dispositivos móviles pueden resolverse con este método tan sencillo y rápido. Si bien esta función está para cuando tomamos algún vuelo, también nos puede servir para que el router al que nos conectamos configure una nueva conexión.

De todos modos, los aviones son cada vez más permisivos, y ya se puede volar incluso sin activar este modo. Pero nos es útil para este tipo de problemas, u otros derivados de internet en cuanto a la conexión con nuestro dispositivo.

 

Olvidar la red Wi-Fi

También podemos darle a olvidar la red Wi-Fi. Puede que nos esté dando algún problema y no podamos obtener correctamente la dirección IP. Para olvidar la red (aunque puede cambiar según la versión ligeramente) tenemos que entrar en Ajustes, Conexiones, Wi-Fi y pinchamos en el nombre de la red en concreto.

Una vez estemos aquí dentro simplemente le damos a Olvidar. Si tuviera contraseña dejaría de estar almacenada. Cuando realicemos esto tenemos que volver a conectarnos y comprobar si esta vez funciona correctamente o no.

Obtener dirección IP en Android

Ten en cuenta que los pasos a seguir para olvidar la red inalámbrica a la que estás conectado con tu smartphone pueden ser diferentes. Estos cambian en función de la capa de personalización de tu teléfono y también de la versión Android en la que se base.

No es lo mismo hacerlo desde One UI (de Samsung) basado en una versión de Android en particular, que hacerlo desde MIUI (de Xiaomi) basado en otra versión del sistema operativo de Google. En cualquier caso, el paso general es entrar en las redes WiFi, acceder a la conexión en particular y eliminarla. Después, no te quedará otra que volver a introducir la contraseña de la red para volver a conectarte.

Una vez que olvides la red WiFi de casa a la que tenías conectado tu teléfono, tendrás que volver a vincular tu smartphone a la misma red. En caso de que siga sin funcionar y tengas acceso a otra conexión inalámbrica, prueba a conectarte y a obtener la dirección IP en el móvil Android. Aunque, por lo general, el problema se da por una posible interferencia que es temporal, por lo que este método será más que suficiente para solucionar este error.

 

Usar una dirección IP estática

Es frecuente que las redes Wi-Fi utilicen direcciones IP dinámicas para mantener un buen funcionamiento. Sin embargo, a veces este puede ser el motivo de errores de red, como es el caso de que el dispositivo Android se quede obteniendo la dirección IP y no llegue a conectarse. Por tanto, otro paso que podemos dar es el de utilizar una IP estática. Es algo que podemos modificar fácilmente en nuestro dispositivo.

Para cambiar a dirección IP estática hay que entrar en Ajustes, Conexiones, Wi-Fi y allí nos aparecerán todas las redes disponibles. Tenemos que mantener pulsada la que corresponde, la que nos está dando problemas. Cuando se abra un menú con diferentes opciones hay que pinchar en Administrar ajustes de red y posteriormente a Opciones avanzadas.

En la sección de Ajustes de IP vendrá marcada como dinámica (DHCP), por lo que tenemos que pinchar y cambiar a Estático. Ahora simplemente tenemos que poner cualquier otra dirección IP cambiando el último número por otro diferente hasta 255. Hecho esto ya podremos volver a conectarnos y ver si se ha solucionado el problema.

En este caso debemos tener cuidado en algunas ocasiones. Pues en este caso el dispositivo siempre se conectará con esta dirección IP. Y esto puede llegar a ocasionar algún problema de conectividad si algo se resetea, por no decir que el equipo sería un poco más localizable dentro de la red en caso de ataque. Por lo cual, siempre debemos tener en cuenta todos los factores previamente a realizar cualquier configuración. En todo caso, también puede ser beneficioso para otras cosas. Esto nos permitirá algunas otras configuraciones que podremos llevar a cabo solo en una IP específica.

Una vez más, este proceso podrá ser diferente en función de la capa de personalización de tu móvil y la versión en la que esté basada. Pero, por lo general, los móviles con Android te permiten encontrar esta sección para configuración una IP estática desde la aplicación de ajustes.

 

Usar otro nombre para el teléfono Android

El hecho de cambiar el nombre de nuestro teléfono, en caso de usar alguno genérico que venga de fábrica, podría afectar al funcionamiento de determinadas herramientas y servicios. Aunque no sea una solución directamente relacionada con las redes, es una prueba más que podemos realizar para ver si se soluciona este fallo de conexión.

A veces podrían aparecer problemas de conexión según la configuración y el nombre del dispositivo que tengamos asignado. Por ello, si los consejos anteriores que hemos dado no han tenido efecto podríamos probar a cambiar el nombre y ver si de esta manera podemos conectarnos con normalidad.

Hay reportes de incidencias, en las cuales este problema se resolvía cambiando el nombre del dispositivo. Por lo cual siguiendo los siguientes pasos podremos hacerlo:

  • Accedemos a Configuración o Ajustes.
  • Nos dirigimos a Acerca del teléfono.
  • Introducimos un nuevo nombre y pulsamos en Aceptar.
  • Tratamos de realizar de nuevo la conexión.

En algunos dispositivos, sobre todo en versiones modificadas de Android, puede que esta función se realice desde la opción de teléfonos asignados a una cuenta de Google o desde Encontrar mi dispositivo. Por lo tanto, tendrás que usar el navegador para buscar esta función, iniciar sesión con la cuenta de Google que usas en ese teléfono y cambiar el nombre para intentar solucionar este problema. Además, dentro de esta herramienta podrás ver los diferentes móviles en los que se iniciada sesión.

 

Resetear el dispositivo a valores de fábrica

Una opción más, aunque esta sea extrema, es resetear el móvil a los valores de fábrica. De esta forma volveremos a la configuración original y evitaremos posibles problemas que hayan sido causados por una actualización fallida o cualquier pequeño error que provoque que no podamos obtener la dirección IP. Sin embargo, es mejor que antes optes por restablecer los ajustes de red del móvil. De esta manera te evitas tener que hacer una copia de seguridad del smartphone, ya que únicamente se borrarán las redes que tenías guardadas en el teléfono.

No obstante, esta es una opción que solo debemos hacer si nada nos ha servido y si comprobamos que el problema está en el dispositivo móvil. Podemos decir que es la última opción, ya que siempre es un incordio tener que resetear un dispositivo, que se borre todo y tener que instalar nuevamente aplicaciones, guardar datos importantes, configurarlo… Y todo porque se perdería todo, por lo que es importante realizar un respaldo de seguridad para evitar esto.

 

Desactivar el filtrado MAC

Esta es una medida de seguridad que incorporan los routers para añadir una nueva capa de seguridad en la red. Lo que hace es evitar o permitir que un equipo se conecte, dependiendo de su dirección MAC. Si un router tiene configurada una lista de direcciones MAC que se pueden conectar, todo lo que no sea dentro de esas direcciones no podrá establecer conexión. Por la contra, puede tener una lista de direcciones MAC, las cuales nunca se podrán conectar. En este caso, los que estén especificados no podrán conectarse nunca.

Si desactivamos esta función, todas estas normas quedan anuladas. Si bien es complicado activarla por error, puede ser que si tenga alguna configuración que sí se estableció por error. Lo mejor que podemos hacer si no queremos revisar todo paso a paso, es desactivarla. Pero cuidado, pues en este caso estaríamos retirando una medida de seguridad. Lo que hace que nuestra red quede un poco más expuesta. En todo caso, esto se puede mitigar con buenas contraseñas.

Si después de esto el dispositivo Android se consigue conectar, tendremos el problema resuelto. Siendo culpa de estos filtros MAC. Si no es así, tendremos que acudir a otra solución o buscar más problemas que puedan estar ocasionando este problema.

 

Borrar caché de Google Play

Cuando se trata de dispositivos Android, los servicios de Google Play están involucrados en gran cantidad de procesos que se ejecutan en nuestro móvil. Por lo cual, podemos usar esto para descartar fallos de asignación de IP, pero para ello es necesario borrar la memoria caché de Google Play. Para hacerlo, procedemos de la siguiente forma:

  • Accedemos a la Configuración o Ajustes de nuestro dispositivo.
  • Vamos al apartado de Aplicaciones. También podemos buscarlo en la lupa.
  • Accedemos a los Servicios de Google Play.
  • Nos desplazamos hasta Almacenamiento.
  • Pulsamos en el botón de Borrar memoria caché.

Aunque no lo creas, esta simple acción puede ser la solución perfecta para obtener la IP desde tu móvil Android. Y es que estos servicios de Google están implicados en una gran cantidad de procesos de los smartphones con este sistema operativo. Por lo que muchas veces están detrás de diferentes problemas de funcionamiento, como es este caso.

 

Pasos para evitar el error si el problema es del router

Podría ocurrir también que haya algún fallo con el router. Esto podría ocurrir en nuestra vivienda, si nuestro dispositivo deja de funcionar correctamente. En caso de que se trate de un problema al conectarnos a una red pública podría ser más complicado, ya que seguramente no tengamos acceso directo al aparato y no podamos realizar algunos cambios.

 

Reiniciar el router o punto de acceso

Como hemos mencionado, el problema de que no podamos obtener la dirección IP correctamente no siempre está en el dispositivo móvil. Puede que se encuentre en el router o el punto de acceso al que nos conectamos. Por tanto, vamos a tener que centrarnos en eso. Esto podría estar generando problemas para ofrecer conexión a otros dispositivos.

Para intentar solventar este fallo lo que debes hacer es reiniciar el router. Eso sí, hay que hacerlo correctamente; no basta solo con apagar y volver a encenderlo. Para reiniciarlo bien y que sirva, hay que apagarlo durante al menos 30 segundos y posteriormente volver a encenderlo. De esta manera los cambios tendrán efecto y podremos evitar esos pequeños conflictos que aparecen en ocasiones.

Lo mismo puedes hacer con el punto de acceso al que te conectas. Por ejemplo, si estás conectando el móvil a un repetidor o dispositivos PLC y ves que tienes problemas para obtener la dirección IP. Lo que vas a hacer es apagar y volver a encender posteriormente estos aparatos y ver si se soluciona el error.

En estos casos, para que borre por completo la RAM del equipo y se optimice por completo el dispositivo, lo ideal es que esperes unos 30 segundos aproximadamente. El tiempo varía en función del aparato, pero en el caso de los routers es de 30 segundos. De esta manera, el reinicio será más efectivo que si esperas uno o dos segundos únicamente.

 

Comprobar la configuración del router

Adicionalmente también podemos comprobar la configuración del router y ver que no haya ningún error. Por ejemplo, debemos asegurarnos de que no hay ningún filtro de MAC puesto para que no pueda conectarse ese equipo. Aunque no es una medida de seguridad realmente efectiva, muchos usuarios crean una lista blanca de dispositivos para evitar que se conecten otros y eso puede dar lugar a este problema.

Cabe destacar, que en la mayoría de los routers de hoy en día, por no decir en todos, existe disponible la opción para configurar el filtrado por dirección MAC para controlar quién puede navegar por nuestra red de una manera más específica y suele utilizarse para justamente bloquear los dispositivos que no deseamos que se conecten a nuestra red.

Aunque es una de las razones poco probables, del error al obtener la dirección IP, existe la posibilidad de que bien sea a propósito o sin querer, nuestro terminal móvil esté incluido en la lista de bloqueos por MAC y por eso no podamos navegar correctamente, también existe la posibilidad de que por el mismo filtrado MAC, se hayan asignado direcciones IP a dispositivos específicos y de que tengamos una regla que excluya a cualquier dispositivo que no se encuentra en dicha lista como autorizado y con una IP asignada de manera manual.

Cualquiera que sea el caso, la solución más fácil es desactivar dicho filtro MAC y comprobar si tras desactivarlo podemos navegar nuevamente sin problemas y nos deja cargar las páginas web correctamente.

Para desactivar este filtrado, solo tiene que seguir unos sencillos pasos, ya que la mayoría de interfaces de administración de routers hoy en día son bastante intuitivas, debemos entrar en la página de administración de nuestro router, que normalmente suele ser en la dirección 192.168.1.1 en cualquier navegador, introducimos nuestro usuario y contraseña, que suele estar en la pegatina debajo de nuestro router, y una vez allí, vamos a la configuración Wi-Fi y tendremos un menú llamado Filtro de direcciones MAC, lo único que debemos hacer una vez allí, es desactivar dicho filtro y procedemos a conectar nuevamente nuestro dispositivo a la red para comprobar si efectivamente este era el problema que teníamos para navegar con normalidad.

Ya sabemos que esta es una opción que incluyen muchos routers. Podemos bloquear el acceso a todos los dispositivos excepto los que permitamos conectarse. Es algo útil en determinadas ocasiones, para tener un mayor control sobre qué aparatos tenemos conectados en nuestra red.

 

Cambiar el cifrado de la red

¿Tenemos el cifrado de red correcto? A veces puede que estemos intentando acceder a una red que utiliza un cifrado obsoleto y eso puede generar problemas al generar la IP. Una vez más tendríamos que entrar en el router y observar que todo esté correcto. Cifrado obsoleto por ejemplo es el WEP, que hoy en día no es seguro y puede ser explotado a través de ciertas herramientas de fuerza bruta.

Tipo de cifrado

Es conveniente tener el router configurado con un buen cifrado. No solo importa la seguridad en este caso, sino también va a ayudar a mejorar la velocidad y estabilidad de la conexión. WPA2-PSK es hoy en día el más utilizado, aunque el más reciente es el cifrado WPA-3, que todavía no es compatible con muchos equipos.

Si decides cambiar el cifrado del Wi-Fi, debes asegurarte siempre de que hay compatibilidad entre dispositivos y de que no estás usando uno que sea antiguo y no te proteja correctamente. Esto es tan importante como usar una buena contraseña para proteger la red inalámbrica y evitar intrusos.

 

Instalar una nueva versión del firmware del router

¿Tenemos el router actualizado? Sin duda es un factor muy importante para evitar cualquier problema a la hora de conectar otros equipos a la red. Es algo que debemos comprobar periódicamente, aunque no tengamos problemas, ya que de esta forma evitaremos vulnerabilidades que puedan ser explotadas y que afecten también al rendimiento.

Dependerá del modelo exacto que tengamos, pero generalmente podemos actualizar el firmware desde el panel de gestión del aparato. Podemos acceder a través de la puerta de enlace predeterminada y los datos correspondientes. Suele ser a través de 192.168.1.1, aunque siempre podemos averiguar cuál es en nuestro caso mediante el comando ipconfig en Windows.

Esto es algo que deberías realizar de forma periódica. Es importante que tengas actualizado en todo momento el router, ya que al igual que cualquier otro dispositivo puede llegar a tener vulnerabilidades que conviene corregir. Así también lograrás que el funcionamiento sea óptimo.

 

Revisar el Firewall

Nos podemos encontrar con la posibilidad, de que el Firewall bloquee la obtención de la dirección IP a un dispositivo Android. Estas herramientas se utilizan para proteger la red o un dispositivo, bloqueando el tráfico no autorizado. Y entre algunas de sus funciones, nos podemos encontrar con este caso. El Firewall puede establecer bloqueos en todo tráfico de entrada o salida de la red, y como tal, puede afectar al proceso de obtención de la dirección IP por parte de un móvil con Android, al igual que con Apple.

Cuando el dispositivo se conecta a la red, trata de obtener esta dirección IP. Eso es lo que le va a permitir comunicarse con otros dispositivos en la red. Si el Firewall realiza un bloqueo en este proceso, no se podrá obtener dicha dirección IP. Entonces, estaremos ante un caso en el que no podremos comunicarnos con otros dispositivos de la red a la que tratamos de conectarnos. En algunos casos, el Firewall puede disponer de una configuración específica para bloquear este tipo de dispositivos. Esto se hace precisamente, para evitar que se conecten a la red, debido a algún tipo de preocupación de seguridad. En otros casos, es posible que este se encuentre configurado para bloquear todo el tráfico entrante o saliente. Lo cual incluye la obtención de la IP.

Si sospechamos que este puede ser el problema, que el firewall nos bloquee la obtención de la dirección IP, lo más recomendable es desactivarlo de forma temporal para permitir a ese dispositivo obtener una dirección IP. Si el problema se soluciona, entonces ya sabemos que es culpa del Firewall. En todo caso, es un proceso con el cual debemos tener mucho cuidado. Desactivar el Firewall, es dejar al equipo sin una de sus protecciones de seguridad ante Internet o acciones malintencionadas. Si no tenemos muchos conocimientos sobre ello, lo mejor es contactar con algún experto en este campo.

 

Fallo de hardware

Cuando se tiene algún tipo de fallo de hardware en los smartphones, pueden ser una fuente constante de frustraciones para cualquier usuario. En este caso nos referimos a los fallos que pueden estar relacionados con la conectividad inalámbrica, lo cual hace que la experiencia del usuario empeore de una forma significativa. Todos los dispositivos pueden sufrir problemas en sus antenas Wi-Fi, incluso en Android puede ser común debido a que hay muchos dispositivos que no cuentan con altas calidades de construcción o tienen materiales de peor calidad por ser de gamas más bajas. Por lo cual, a pesar de que se tendrán problemas en prácticamente cualquier Wi-Fi, será especialmente problemático en aquellas que sean más débiles cuando las vamos a utilizar.

Otro de los problemas a los que se pueden enfrentar, son las interferencias que se experimentan. Esto es por culpa de otras señales cercanas, como puede ser otra red Wi-Fi de vecinos u otros dispositivos electrónicos que operan en las mismas frecuencias. Esto nos lleva a tener una señal inconsistente, y disfrutar de una peor señal en la conexión. Pero por lo general los problemas de las antenas pueden resultar en malas recepciones de las señales. Existen casos donde el problema se manifiesta de forma que se es totalmente incapaz de realizar la conexión con la red Wi-Fi. A pesar de que el dispositivo la está detectando, no se puede establecer la conexión. En este caso el problema puede radicar en la antena de nuestro teléfono, y en alguna ocasión con la incompatibilidad de la red con el mismo.

Los fallos de hardware no son universales, por lo cual pueden tener muchas variaciones entre diferentes dispositivos y modelos. En los cuales las antenas sean de mejor calidad y rendimiento, pueden dar como resultado que las antenas Wi-Fi fallen en menor medida. Incluso cuando están dañadas. Además, estos problemas pueden ser causados por algún tipo de factor externo, como las interferencias o configuraciones que no dejan que el dispositivo desarrolle todo su potencial.

 

Cambiar de dispositivo

Esto puede sonar un poco radical, pero en algunas ocasiones no nos quedará más remedio que adquirir un nuevo dispositivo. Pero puedes estar tranquilo, esto es algo que solo se da en algunos casos muy particulares. Y es que hay muchos dispositivos, que aguantan muy bien el paso de los años, y funcionan perfectamente. Pero algo que nos vamos a poder evitar, es que estos se queden obsoletos. Un móvil obsoleto con respecto a las redes actuales, puede experimentar problemas de conectividad, rendimiento y seguridad. Esto es porque las redes evolucionan constantemente, siempre buscando mayores velocidades de conexión y capacidad. Por lo cual algunos equipos más antiguos, pueden no ser compatibles con estos nuevos estándares.

Lo primero que vamos a notar, es que con total seguridad no vamos a poder conectarnos a algunas redes. Tales como son el 4G o 5G. Por lo cual no vamos a poder aprovechar todos los beneficios que están son capaces de proporcionar. Estas no solo nos dan mayor velocidad, sino que en términos de capacidad también son mucho mejores. Por otro lado, los dispositivos más antiguos pueden experimentar problemas de rendimiento cuando intentan acceder a aplicaciones y diferentes servicios. Y esto es porque muchos requieren de estas capacidades de conexión a mayores velocidades. Lo cual repercute directamente en la experiencia de uso de los dispositivos.

Pero algo que no debemos olvidar, es la seguridad. Los dispositivos más antiguos, pueden no recibir actualizaciones de seguridad. Por lo cual, son más vulnerables a las amenazas actuales que hay por la red. Tales como el malware, o el robo de datos. Lo cual puede significar una pérdida de datos personales o incluso financieros, así como exponer todos estos a posibles estafas y frauden online. Por lo cual, si tenemos un dispositivo antiguo, el cual ya no puede conectarse a las rede móviles y Wi-Fi actuales, puede ser buena idea pensar en realizar un cambio por uno nuevo.

En definitiva, estos son algunos pasos que podemos dar si nos aparece el error de obteniendo dirección IP en Android. Como ves, si sigues algunas acciones sencillas puedes llegar a solventar este problema sin mucha complicación y volver a poder navegar correctamente por la red desde tu teléfono móvil. Puede que el problema sea del móvil, pero también podría estar causado por el router o punto de acceso.

2 Comentarios