Extension Policy: así es esta extensión de Chrome para tener todo controlado y evitar problemas

Escrito por Javier Jiménez

Existen muchas extensiones para los principales navegadores. Muchas herramientas muy útiles que pueden ayudarnos en el día a día. Sin embargo esto a veces puede volverse en nuestra contra. Podemos encontrarnos con un número excesivo que ralentice nuestro equipo, algunas que no funcionen correctamente o incluso que puedan infectarnos de alguna manera. Hoy vamos a hablar de Extension Policy, que tiene como función examinar todas las extensiones instaladas en el navegador.

Extension Policy

Una extensión podría solicitar permisos adicionales para ciertas funcionalidades, por ejemplo. Esto hace que puedan ser objeto de abuso y puedan realizar un comportamiento no deseado por los usuarios. Por ejemplo podrían inyectar código, guardar cookies o incluso tomar capturas de pantalla. Pueden, en definitiva, afectar al buen funcionamiento de nuestro equipo y a la privacidad del usuario.

Hay que recordar que uno de los permisos que damos a las extensiones suele ser el de “leer y cambiar datos en las páginas visitadas”. Esto puede abrir un gran abanico de posibilidades a la extensión. Extension Policy tiene como objetivo controlar esto y ofrecer consejos prácticos al usuario.

El único permiso que pide Extension Policy es el de controlar las demás extensiones. Una vez la instalamos veremos el icono en la barra de herramientas. Aquí nos informan de aquellas extensiones que tenemos activas y las que están inactivas. Nos muestra el nombre de cada una, una clasificación de seguridad y un botón que nos permite habilitar o deshabilitarlas.

En esta clasificación podremos ver cuáles tienen un riesgo mayor y cuáles simplemente son potencialmente peligrosas. Podemos consultar toda la información detallada sobre una extensión concreta al pinchar en su nombre. También indica los permisos que le hemos concedido, así como una calificación de seguridad.

Básicamente Extension Policy ofrece información sobre todos los permisos concedidos, los interpreta, enumera el nombre del desarrollador, la dirección de correo y otros datos. También ofrece una calificación de seguridad, así como un enlace a la propia extensión con la posibilidad de eliminarla y de obtener un informe de la misma.

Controlar extensiones en Google Chrome

Mayor control sobre las extensiones

En definitiva nos ayuda a tener un mayor conocimiento sobre las extensiones que tenemos instaladas en nuestro equipo. Como hemos mencionado, con el paso del tiempo puede que acumulemos un gran número de ellas. Son muy útiles, pero en ocasiones pueden volverse peligrosas. Esta herramienta nos ayuda a encontrar los riesgos y peligros que contienen algunas de ellas y ayudarnos a eliminarlas en caso de que no sea positivo tenerlas.

También nos permite que ciertas extensiones que elijamos no puedan interactuar con algunas pestañas abiertas. Esto es útil si por ejemplo no queremos que funcionen en determinadas páginas. Pongamos que vamos a visitar la web de nuestro banco o alguna red social. Son páginas sensibles. No nos interesa, lógicamente, que nuestros datos sufran algún tipo de filtración. Es ahí donde resulta interesante bloquear las extensiones y que no actúen en esas pestañas concretas.

Extension Policy, por tanto, es una herramienta interesante para quienes cuenten con muchas extensiones en Google Chrome. Nos ayuda a tener todo controlado y aumentar la seguridad.

Fuente > Ghacks