Así puedes saber si tu contraseña es segura y cuánto tardían en robarte la clave

Escrito por Javier Jiménez

Es una realidad que la seguridad y privacidad son aspectos fundamentales para los usuarios. Dentro de este tema, las medidas que tomen los propios internautas son vitales para estar protegidos en la red. Algo muy importante son las contraseñas. Sin embargo, todos sabemos que es uno de los puntos débiles en muchos casos. Aunque lo sabemos, poca gente utiliza realmente claves fuertes y seguras. En este artículo vamos a explicar cómo averiguar si nuestra contraseña es segura y cuánto podrían tardar en averiguarla. Para crear una clave fuerte ya vimos algunos generadores.

Cómo saber si una contraseña es segura

Es una problemática importante. Ponemos una contraseña débil y de repente un día vemos que no tenemos acceso a nuestras cuentas. Esto se aplica a cualquier registro, router Wi-Fi o cuenta del móvil. En todos estos casos tenemos que introducir una serie de factores que hagan que esa clave sea fuerte y segura.

Hoy mostramos una herramienta de Kaspersky que es muy interesante. Su función es permitir al usuario introducir su contraseña y automáticamente nos indican si es fuerte y segura. Nos aparece un marcador que va señalando la fortaleza. Lo marca mediante colores. El rojo significa que la contraseña es débil, pasa por naranja y acaba en verde. Mientras más valores, mejor.

Además, de manera ilustrativa, nos muestra cuánto tardarían en averiguar nuestra contraseña. Siempre basado en un ordenador medio.

Si introducimos claves típicas y que utiliza mucho la gente (aunque parezca ilógico) como 123456, nos muestra un mensaje diciendo que “contiene palabras muy usadas”. Si es demasiado corta, también nos advierte.

Herramienta de Kaspersky para saber si una clave es segura

El tiempo que tardarían en averiguarla

Una vez la escribimos, nos dice cuánto tiempo puede pasar hasta que nos la averigüen con un equipo normal. Esto lo mide en segundos, cuando la clave es realmente débil, minutos, horas, años…

Una clave que contenga solo letras y números y no sea demasiado larga, podrían tardar 3 horas en romperla. Una vez esta clave aumenta de tamaño, pasamos ya a 2 días, 12 días o incluso varios meses.

Eso sí, en cuanto hacemos una contraseña realmente segura, nos indican que tardarían varios siglos en averiguarla. Desistirían antes, lógicamente.

Un ejemplo contraseña fuerte y compleja es aquella que tenga letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros caracteres. Que sea larga y jamás hay que poner fechas ni palabras que nos relacionen. Por ejemplo evitar siempre poner nuestro nombre, apellidos o fecha de nacimiento. Ya vimos en un artículo anterior cómo generar una clave segura.

Es muy común por parte de los usuarios poner cosas que luego se acuerden. Frases como su nombre, DNI, número de teléfono…

Por ejemplo la contraseña 7S3liEr*-s2T+, que contiene todo lo que hemos mencionado, tardaría en averiguarse más de 300 siglos con un ordenador común, según la herramienta de Kaspersky de la que hablamos.

Por tato, desde RedesZone os invitamos a que comprobéis qué tal es la fortaleza de vuestras contraseñas. Además, recomendamos cambiar todas aquellas que no cumplan las medidas mínimas de seguridad y reforzarlas así lo máximo posible.