Las razones por las que Microsoft quiere acabar cuanto antes con las contraseñas

Escrito por Javier Jiménez

Es una realidad que cada vez tenemos más cuentas, más registros y más dispositivos conectados a Internet. Todo esto, como sabemos, tienen que contar con contraseñas. Es la manera de evitar posibles intrusos y protegernos de amenazas. Sin embargo las claves no siempre son lo suficientemente fuertes y además en ocasiones pueden ser averiguadas mediante algunos métodos. Se por ello que Microsoft quiere acabar con las contraseñas y vamos a explicar las principales razones que tienen para ello.

Microsoft quiere acabar con las contraseñas

Microsoft quiere que poco a poco las contraseñas sean parte del pasado. Pretenden que nos identifiquemos con nuestra cara o huella dactilar, por ejemplo. Ya sabemos que cada vez están más presentes estas opciones. Muchos de nosotros ponemos el dedo en el móvil cada vez que lo encendemos, en vez de introducir un PIN.

Uno de los motivos del gigante del software es mejorar la seguridad de sus servicios en la nube. Es aquí donde muchos usuarios alojan sus archivos importantes. Uno de los cambios que ha ido introduciendo la compañía ha sido Azure AD, que es el servicio para administrar identidades. El objetivo es ofrecer más características de seguridad a los usuarios.

Un paso importante fue la introducción de la autenticación de dos factores en Azure AD. Esto dificulta el robo de identidad. Un ciberdelincuente tendría más complicado robar un móvil, por ejemplo, que una contraseña.

Microsoft no quiere contraseñas

Razones para eliminar las contraseñas

También buscan con esto facilitar el acceso sin contraseña. Una manera más de acercarse a la eliminación de las claves y poder entrar simplemente utilizando nuestra huella, por ejemplo.

Microsoft también introduce Microsoft Secure Score. Sirve para proteger servicios como OneDrive, SharePoint o Exchange.

Para Microsoft, la autenticación multifactorial y la biometría se consideran un buen reemplazo para las contraseñas. El objetivo es permitir a los usuarios usar su rostro o huella en vez de una larga lista de letras y números. La comodidad, como podemos imaginar, es uno de los principales factores.

Otra razón es la propia seguridad del sistema operativo. Como sabemos, es posible que algunas aplicaciones o páginas guarden un registro de las contraseñas. Esto, sobre el papel, debería de ser algo fiable. Sin embargo en ocasiones puede surgir alguna vulnerabilidad o problema que exponga estas claves.

Si utilizamos métodos de autenticación biométricos, este problema sería evitable. No habría un registro de nuestras contraseñas con números y letras.

Según explica el vicepresidente corporativo de seguridad de Microsoft, Rob Lefferts, el hecho de utilizar un método de inicio de sesión multifactorial, podría reducir el riesgo en un 99,9%. Además, simplificaría la experiencia del usuario al eliminar las contraseñas.

Es una realidad, por tanto, que las contraseñas clásicas tienen los días contados. De momento seguiremos utilizando las claves para acceder a muchos recursos de Internet y otros registros. Pero poco a poco vamos viendo que llegan nuevos métodos para autentificarnos. Más seguridad y comodidad. Aspectos que los usuarios valoran muy positivamente.

En un artículo anterior hablamos de cómo generar una contraseña fuerte y compleja. Dimos algunas opciones interesantes para ello.

Fuente > ZDNET