Cómo proteger Facebook y evitar que hackeen tu cuenta: consejos básicos

Escrito por Javier Jiménez

Facebook es sin duda una de las redes sociales más populares en todo el mundo. Cuenta con millones de usuarios en nuestro país. Con el paso del tiempo ha cambiado adaptándose a las necesidades de los internautas y ofrece muchas funciones interesantes. Sin embargo algo que ha sido vital desde los inicios es la seguridad. Mantener una serie de consejos básicos, configuración y herramientas es muy importante para evitar que nuestra cuenta de Facebook acabe en manos de posibles intrusos. En este artículo vamos a dar algunas recomendaciones. Ya dimos algunos consejos para mejorar la privacidad en esta popular red social.

Consejos para proteger nuestra cuenta de Facebook

Evitar que terceras aplicaciones accedan a nuestros datos de Facebook

En los últimos tiempos ha estado muy presente la polémica de los datos de los usuarios de Cambridge Analytica. Muchas aplicaciones de terceros pueden vender esos datos para fines publicitarios. Cuando instalamos alguna aplicación o complemento, pueden pedirnos acceso a nuestra cuenta.

Este hecho puede ser un problema para la seguridad de nuestra cuenta de Facebook. Es posible que incluso alguna aplicación a la que le dimos permiso hace mucho tiempo, haya cambiado de manos. Por tanto conviene echar un vistazo a esto y eliminar esos permisos siempre que no sean necesarios.

En un artículo anterior explicamos cómo desvincular el acceso a los datos de terceras aplicaciones.

Utilizar una clave fuerte y compleja

Esto es esencial. Los usuarios reconocen que la contraseña es muy importante para evitar intrusos en las cuentas. Sin embargo todavía hoy se siguen utilizando las mismas claves sencillas que son fácilmente adivinables.

Por tanto uno de los consejos más importantes que podemos dar es generar una contraseña fuerte y compleja. Esto significa que contenga letras (a ser posible mayúsculas y minúsculas), números y otros caracteres. Nunca introducir cosas como nuestro nombre, fecha de nacimiento o cualquier dato que nos relacione.

Además, es importante también no utilizar una misma clave en varios sitios a la vez. También cambiar la contraseña de vez en cuando para aumentar la seguridad.

Opciones de seguridad para proteger nuestra cuenta de Facebook

Autenticación de dos factores

Sin embargo hoy en día la contraseña no es suficiente. Por suerte tenemos métodos que incrementan aún más la seguridad, como la autenticación de dos factores. Esto es algo que nos protege en caso de que alguien averigüe nuestra contraseña.

En un artículo anterior hablamos ampliamente de cómo activar la autenticación de dos factores en esta red social.

Cuidado con el phishing

Otra de las amenazas que están muy presentes hoy en día es el conocido como phishing. Afecta a muchas de nuestras cuentas. Como sabemos, consiste en un mensaje o correo electrónico recibido donde un atacante se hace pasar por una empresa o algún usuario conocido.

Esto no es ajeno en Facebook y también ocurre. Hay que tener cuidado con e-mails que recibamos donde nos indiquen que rellenemos una serie de datos, cambiemos la contraseña o directamente que accedamos a nuestra cuenta por algún motivo. Realmente puede tratarse de un fraude.

El principal consejo es siempre acceder a nuestra cuenta escribiendo directamente la dirección en el navegador. Nunca hacerlo mediante links que recibamos.

Conectarnos en redes públicas

Hay que tener también cuidado a la hora de conectarnos en redes públicas. Esto se aplica a cualquier cuenta que abramos o página que visitemos. En ocasiones nos conectamos a una red Wi-Fi abierta y gratuita que centros comerciales o aeropuertos, pero realmente no sabemos quién puede estar detrás y poder acceder a nuestros datos.

Hay que tener cuidado con esta opción y siempre que sea posible utilizar alguna de las muchas opciones de VPN que tenemos.

El sentido común

Uno de los aspectos más importantes es el sentido común. En muchas ocasiones recibimos links fraudulentos a través de mensajes directos por Facebook. Cosas como “¡Mira este vídeo en el que sales!”. No se trata más que de intentos de infectar nuestro sistema. Incluso aunque venga de algún contacto en el que confiamos.

Hay que tener mucho cuidado en este sentido. Siempre utilizar el sentido común y evitar abrir este tipo de enlaces.