Utilizar contraseñas típicas como 123456 podrían tener los días contados

Escrito por Javier Jiménez

Las contraseñas representan una de las medidas fundamentales para proteger nuestras cuentas y registros. Es la primera barrera que se encuentran posibles intrusos que quieran acceder a nuestros servicios. Es por ello que es vital qué tipo de clave pongamos. Debemos de crear una que sea fuerte y compleja, que dificulte todo lo posible el ser adivinada. Sin embargo muchos usuarios siguen utilizando las mismas contraseñas típicas, simples y predeterminadas. Pero esto podría acabar.

Las contraseñas típicas y básicas podrían acabar

Muchos dispositivos como routers, por ejemplo, suelen traer contraseñas predeterminadas. Claves del tipo “1234”, “admin”, etc. Esto, si no lo cambiamos, es un grave error. Estamos abriendo la puerta a delincuentes informáticos que quieran acceder a estos dispositivos y, por tanto, afectan a nuestra privacidad y seguridad.

Esto puede cambiar pronto. Al menos es lo que pretenden en California con una ley que entra en vigor en 2020. Puede ser el inicio de una normativa que se generalice y afecte también a España. Su objetivo principal es acabar con los ataques cibernéticos que sufren los usuarios.

Gracias a esta nueva ley que entrará en vigor, los fabricantes tendrán que entregar dispositivos con contraseñas únicas. No podrán vender routers cuya contraseña de acceso sea el típico “admin” y “1234”, por ejemplo. Lo mismo con cualquier otro aparato electrónico que requiera de una clave de acceso.

Esto sin duda es una buena noticia para evitar ataques. Está por ver cómo serán exactamente estas contraseñas. Es decir, si exigirán que no lleven un patrón que pueda ser averiguado fácilmente o no.

Son las contraseñas típicas y predeterminadas las que en muchos casos abren la puerta a intrusos que quieran acceder a nuestros registros o dispositivos.

Las contraseñas típicas podrían tener sus días contados

Consejos para aumentar la seguridad de las claves

En cualquier caso, siempre será recomendable cambiar la clave de acceso que viene al comprar nuestro equipo. Una medida de protección básica. Pero ya sabemos que muchos usuarios y en muchos dispositivos mantienen la clave de fábrica. Especialmente es común en el tema de routers, donde los internautas creen que con dejar todo como viene al comprarlo, es suficiente. Sin embargo lo recomendable es cambiarlo y crear una clave más fuerte y compleja.

En este sentido, al generar una nueva contraseña, debemos de tener en cuenta algunos aspectos básicos. Lo primero es introducir letras (minúsculas y mayúsculas), números y otros caracteres. Tiene que ser lo más larga posible y nunca contener datos personales como nuestro nombre o fecha de nacimiento. Lo ideal es hacerlo lo más aleatorio posible, teniendo en cuenta los parámetros que hemos indicado. Además, es conveniente no utilizar una misma clave en varios servicios, así como cambiarla de vez en cuando para aumentar aún más la seguridad.

En definitiva, en California van a prohibir que los dispositivos electrónicos traigan una clave básica de fábrica. Una medida con la que esperan que se reduzcan los ataques cibernéticos. ¿Qué os parece esta medida? ¿Creéis que puede reducir la tasa de ataques de este tipo si contamos con contraseñas únicas en cada caso?

Fuente > eHacingsNews