Por qué deberías extremar las precauciones al introducir una memoria USB y cómo protegerte

Escrito por Javier Jiménez

Son muchas las formas por las cuales nuestro equipo puede acabar infectado. Lo más frecuente es a través de malware que llega por Internet. Por ejemplo al descargar un archivo malicioso, entrar en un sitio vulnerable o abrir un link dañino en el correo electrónico. Pero hay muchas más formas y una de ellas puede llegar a través de un pendrive. Es un dispositivo que muchos de nosotros utilizamos casi a diario para pasar información de un lugar a otro. En este artículo vamos a dar algunos consejos a la hora de introducir una memoria USB y cómo protegernos.

Por qué hay que extremar las precauciones al usar una memoria USB

A través de una simple memoria USB un ciberdelincuente podría ejecutar un archivo malicioso que comprometa un equipo. Las amenazas en este sentido son variadas, aunque hay que mencionar que en los últimos tiempos ha aumentado la cantidad de mineros ocultos de criptomonedas.

Vienen a través de archivos modificados de manera maliciosa. Como sabemos, este tipo de amenazas utiliza los recursos de nuestro equipo para minar monedas digitales. Esto significa que el buen funcionamiento puede verse seriamente comprometido. Además, puede dañar gravemente el hardware de los dispositivos.

Se calcula que en lo que va de año, según datos de Kaspersky, uno de cada diez archivos maliciosos que llegan a través de un pendrive es un minero de criptomonedas. Sin embargo son muchas más las amenazas que pueden llegar a través de este medio. Es por eso que conviene tener máximas precauciones a la hora de utilizar un pendrive.

Malware a través de pendrive

Cómo protegernos de las amenazas al utilizar un pendrive

Es esencial contar con programas y herramientas de seguridad. De esta manera podremos analizar un pendrive y comprobar si tiene alguna amenaza. Hay muchas variedades de malware que podrían infectar nuestros dispositivos. Sin embargo no es lo único que podemos hacer.

Ha habido casos de dispositivos de este tipo que venían con malware preinstalado. Esto significa que incluso nada más comprarlo, ya estaría infectado por alguna amenaza. Un problema bastante grave que compromete la seguridad de nuestro equipo. En este sentido Kaspersky recomienda adquirir productos en sitios de confianza, así como marcas fiables. Hay que alejarse, por tanto, de memorias USB que no conozcamos realmente su procedencia.

Pero especialmente es muy importante el buen uso que demos a nuestros dispositivos. Por ejemplo evitar en la medida de lo posible introducir nuestras memorias USB en lugares públicos que frecuenten mucha gente, como puede ser una biblioteca. Es preferible enviarnos esos archivos a través de correo electrónico o subirlos a la nube, en vez de introducir nuestro pendrive.

En caso de que no nos quede más remedio y tengamos que meter nuestra memoria USB, ya explicamos en un artículo anterior cómo analizarla sin poner en riesgo nuestro equipo. Esto es interesante hacerlo siempre que vayamos a introducir un pendrive que no es nuestro o hayamos utilizado el nuestro en otro equipo.

También vimos en otro artículo cómo podemos cifrar una memoria USB o disco duro. De esta manera nuestros datos están protegidos en caso de pérdida.