¿Por qué deberías usar un adaptador WiFi USB?

¿Por qué deberías usar un adaptador WiFi USB?

Sergio De Luz

Los adaptadores WiFi USB son uno de los dispositivos más recomendables si quieres tener conectividad inalámbrica Wi-Fi en ordenadores de sobremesa. Este tipo de dispositivos también los puedes usar en ordenadores portátiles, para mejorar las capacidades inalámbricas de la tarjeta WiFi interna que normalmente tenemos. Actualmente disponemos de una gran variedad de adaptador WiFi USB, dependiendo de tus necesidades, podrás comprar unos modelos u otros. Hoy en RedesZone te explicamos todo lo que debes tener en cuenta de este tipo de dispositivos.

¿Qué es un adaptador Wi-Fi USB y para qué sirve?

Un adaptador WiFi USB es un dispositivo que se conecta vía USB a nuestro ordenador, ya sea un ordenador de sobremesa o un portátil, y tiene la apariencia de un pendrive, y nos permiten conectarnos a las redes Wi-Fi. Normalmente deberemos instalar los drivers que vienen con la propia tarjeta WiFi USB, aunque si utilizas Windows 10, es muy probable que automáticamente reconozca el adaptador WiFi, y posteriormente instale los drivers sin intervención del usuario. En apenas un minuto, tendremos en funcionamiento este dispositivo.

Los adaptadores inalámbricos WiFi nos proporcionarán la posibilidad de conectarnos vía Wi-Fi a nuestro router o punto de acceso Wi-Fi, en caso de que nuestro ordenador no tuviera una tarjeta WiFi anteriormente. En el caso de los portátiles, todos ellos tienen una tarjeta WiFi en su interior, pero los ordenadores de gama baja-media, suelen tener tarjetas WiFi muy poco potentes y nos proporcionarán un mal rendimiento inalámbrico, tanto en términos de cobertura como de velocidad.

Actualmente existen tarjetas WiFi USB con antenas externas, estas antenas externas son de alta ganancia por lo que podremos conseguir una mejor cobertura cuando nos vayamos a conectar a la red inalámbrica, de esta forma, mejoraremos enormemente la capacidad de recepción y emisión, consiguiendo con ello mejores velocidades inalámbricas. Este tipo de tarjetas lo notaremos, sobre todo, cuando estamos conectados a distancias medias-largas del router WiFi principal o punto de acceso WiFi. Si estamos muy cerca del router o AP apenas notaremos diferencia de rendimiento respecto a tarjetas WiFi USB con antenas internas, porque la recepción de señal será óptima en cualquier caso.

Tipos de interfaces USB

Existen actualmente dos tipos de adaptadores USB WiFi diferentes, los que soportan USB 2.0 son los de gama más baja y los más baratos, este tipo de adaptadores no nos proporcionarán demasiada velocidad real, aunque sí tendremos mejor cobertura (siempre que tenga antenas externas). Generalmente, cuando compramos un adaptador WiFi con USB 2.0, el estándar WiFi que usaremos será WiFi 4, es decir, será compatible únicamente en la banda de 2.4GHz. No obstante, también existen tarjetas WiFi USB 2.0 con WiFi 5, pero de gama de entrada, por ejemplo, hay tarjetas WiFi de clase AC600 (hasta 150Mbps en 2.4GHz y hasta 433Mbps en 5GHz) que incorporan una interfaz USB 2.0 porque no necesitan más, ya que la interfaz de datos no hará de cuello de botella.

Los que soportan USB 3.0 siempre serán los más rápidos, los que nos proporcionarán la mejor velocidad real y no se verán limitador por la velocidad máxima de la propia interfaz USB 2.0. Lógicamente, los adaptadores que utilizan la interfaz USB 3.0 son los de gama más alta y los más caros, no obstante, hay adaptadores USB 3.0 que tienen una gran relación calidad precio, y que incorporan WiFi 5 con doble banda seleccionable y AC1200 que son los más habituales. Si queremos algo de gama más alta, entonces tendremos que irnos a clases AC1900 o similar, donde vamos a obtener un gran rendimiento inalámbrico, este tipo de dispositivos suelen ser bastante grandes para incorporar las tres antenas internas de WiFi, no obstante, en caso de que sea pequeño pues tendremos tres antenas externas que no están dentro del propio dispositivo.

Hoy en día, lo más normal es encontrarnos adaptadores con interfaz USB 3.0, pero si compras un dispositivo de gama baja, lo más normal es que sea USB 2.0 para ahorrar costes, y, por tanto, obtendrás un menor rendimiento inalámbrico en términos de velocidad. Lo más importante de todo es que, si compras un adaptador de clase AC1200 o superior, tenga interfaz USB 3.0 para no tener ningún tipo de cuello de botella en la interfaz USB que estés usando.

Doble banda seleccionable 2.4GHz o 5GHz

Con la salida del estándar Wi-Fi 4, o también conocido como 802.11n, los routers, puntos de acceso y adaptadores WiFi USB, empezaron a utilizar las bandas de 2.4GHz y 5GHz ampliamente, tanto de manera simultánea como seleccionable a través del firmware. Hoy en día existen tarjetas WiFi USB que solamente soportan 2.4GHz, y otras tarjetas WiFi que soportan tanto 2.4GHz como también 5GHz.

Diferencias entre 2.4 y 5 GHz

Es fundamental que, si compras un adaptador WiFi USB, tenga soporte para ambas bandas de frecuencia, tanto 2.4GHz como en 5GHz. Que sean doble banda, no significa que puedas conectarte a ambas bandas simultáneamente, de hecho, mientras que los routers y APs son doble banda simultánea (emiten en las dos bandas a la vez), los adaptadores WiFi son doble banda seleccionable (se pueden conectar a las dos bandas, pero a una banda o a otra, no a ambas simultáneamente) debido a limitación de hardware, ya que no disponen de dos chipsets en su interior sino solamente uno compatible con ambas bandas.

Lo más importante en lo que debes fijarte a la hora de comprar un adaptador WiFi está en la clase de WiFi que tienes, generalmente es de clase AC o WiFi 5, sería recomendable que fuera de clase AC1200 o superior para garantizar un buen rendimiento inalámbrico en cualquier circunstancia, de lo contrario, no conseguiremos una buena velocidad.

Antenas internas o externas

Un aspecto fundamental de un adaptador Wi-Fi son sus antenas. Cuanto más antenas tenga un adaptador WiFi, más velocidad real conseguiremos gracias a la tecnología MIMO, por tanto, es recomendable que, como mínimo, un adaptador incorpore dos antenas.

Respecto a si deben ser internas o externas, si nos vamos a conectar en lugares cercanos del punto de acceso o router, pueden ser internas sin problemas y obtendremos un muy buen rendimiento inalámbrico, normalmente los adaptadores con antenas internas son muy pequeños físicamente, ideal para conectarlos a ordenadores portátiles.

Si nos vamos a conectar en lugares alejados del punto de acceso o router, es muy recomendable que las antenas sean externas, de lo contrario, podríamos tener baja cobertura, y, por tanto, baja velocidad inalámbrica real. Normalmente este tipo de adaptadores con antenas externas son más grandes físicamente que los de antenas internas, y, además, suelen tener una base USB para conectar el dispositivo encima de la mesa, y no en un puerto USB trasero donde consiga menos velocidad Wi-Fi real.

Si el tamaño no te importa del adaptador, siempre vas a conseguir mejor rendimiento con adaptadores WiFi con antenas externas, pero si lo vas a usar en un portátil de manera continuada, es muy probable que el tamaño sí sea un problema. No obstante, existen tarjetas Wi-Fi con dos antenas, una interna y otra externa para los casos en los que nos conectaremos desde muy lejos, esta combinación «híbrida» es ideal para no tener tantas antenas externas.

Versiones de Wi-Fi que debes usar

Cuando vayamos a comprar un adaptador WiFi, lo más importante es mirar siempre la versión de Wi-Fi compatible, y también la clase de Wi-Fi, estos dos parámetros nos dirán el rendimiento máximo que seremos capaces de conseguir, es decir, la velocidad máxima que conseguiremos.

Hoy en día debemos comprar adaptadores WiFi USB que como mínimo sean Wi-Fi 5, esto significa que es compatible con el estándar 802.11ac, y, por tanto, tendremos un gran rendimiento inalámbrico. Muy pronto veremos los primeros adaptadores WiFi con Wi-Fi 6, los cuales nos permitirán obtener altas tasas de transferencia inalámbricas si tienes un router Wi-Fi o un AP con este estándar, algunas de las mejoras que obtendremos con las tarjetas Wi-Fi 6 son:

  • Soporte MU-MIMO para que el router pueda enviarnos información a la vez junto a otros dispositivos, y optimizar el rendimiento global de la red inalámbrica.
  • OFDMA
  • Ahorro de energía gracias a TWT (Target Wake Time), ideal para ordenadores portátiles.
  • BSS Color, para mitigar las interferencias con otras redes Wi-Fi.

No solamente es muy importante la versión del Wi-Fi a utilizar, sino que también debemos fijarnos si soporta los estándares 802.11b/g/n, es decir, si soporta la banda de 2.4GHz para conectarnos. Hay algunos modelos de adaptadores Wi-Fi que no soportan esta banda, y solamente soportan la banda de 5GHz.

Clase de Wi-Fi 5 o Wi-Fi 6 que debes comprar

Tan importante es la versión de Wi-Fi del adaptador, como la clase de Wi-Fi. Normalmente podremos ver una nomenclatura como «AC1200» en el adaptador, esto significa la velocidad combinada de las dos bandas de frecuencias Wi-Fi. Cuanto mayor es este número, mayor rendimiento (velocidad real) obtendremos, si vemos que aparece «AC» significa que es Wi-Fi 5, y si vemos que aparece «AX», significa que es Wi-Fi 6.

Actualmente, podemos encontrarnos las siguientes clases Wi-Fi en los adaptadores Wi-Fi, dependiendo de nuestras necesidades (y presupuesto), nos convendría comprar unos u otros:

  • AC433: es un adaptador con una antena, capaz de conseguir hasta 433Mbps en la banda de 5GHz con Wi-Fi 5 únicamente, no es doble banda.
  • AC600: es un adaptador WiFi con una antena y doble banda, podremos conseguir hasta 150Mbps en la banda de 2.4GHz con Wi-Fi 4, y hasta 433Mbps en la banda de 5GHz con Wi-Fi 5.
  • AC750: es un adaptador WiFi con dos antenas y doble banda, podremos conseguir hasta 300Mbps en la banda de 2.4GHz con Wi-Fi 4, y hasta 433Mbps en la banda de 5GHz con Wi-Fi 5.
  • AC867: es un adaptador WiFi con dos antenas, capaz de conseguir hasta 867Mbps en la banda de 5GHz con Wi-Fi 5 únicamente, no es doble banda.
  • AC1200: es un adaptador WiFi con dos antenas y doble banda, podremos conseguir hasta 300Mbps en la banda de 2.4GHz con Wi-Fi 4, y hasta 867Mbps en la banda de 5GHz con Wi-Fi 5.
  • AC1300: es un adaptador WiFi con dos antenas y doble banda, podremos conseguir hasta 400Mbps en la banda de 2.4GHz con Wi-Fi 4 y 256QAM, y hasta 867Mbps en la banda de 5GHz con Wi-Fi 5.
  • AC1750: es un adaptador WiFi con tres antenas y doble banda, podremos conseguir hasta 450Mbps en la banda de 2.4GHz con Wi-Fi 4, y hasta 1.300Mbps en la banda de 5GHz con Wi-Fi 5. Son de gama alta.
  • AC1900: es un adaptador WiFi con tres antenas y doble banda, podremos conseguir hasta 600Mbps en la banda de 2.4GHz con Wi-Fi 4 y 256QAM, y hasta 1.300Mbps en la banda de 5GHz con Wi-Fi 5. Son de gama alta.

Las tarjetas con WiFi 6 tendrán principalmente las siguientes características:

  • AX1800: es un adaptador WiFi condos antenas y doble banda, podremos conseguir hasta 574Mbps en la banda de 2.4GHz con Wi-Fi 6, y hasta 1.201Mbps en la banda de 5GHz con Wi-Fi 6. Son de gama alta.
  • AX1800: es un adaptador WiFi condos antenas y doble banda, podremos conseguir hasta 574Mbps en la banda de 2.4GHz con Wi-Fi 6, y hasta 2.402Mbps en la banda de 5GHz con Wi-Fi 6 gracias al uso de los 160MHz de ancho de canal. Son de gama alta, una tarjeta de este tipo es la Intel AX200, pero está disponible solamente vía PCIe, ya sea en placa con conector M2 o a través del típico conector PCIe en la placa base.

El fabricante D-Link ha presentado hace unas semanas una nueva tarjeta WiFi USB con el estándar Wi-Fi 6, y con chipset Realtek. Esta tarjeta WiFi es de clase AX1800, por tanto, tenemos dos antenas internas en configuración MU-MIMO 2T2R, podremos conseguir una velocidad de hasta 574Mbps en la banda de 2.4GHz y hasta 1201Mbps en la banda de 5GHz, sin embargo, no disponemos de 160MHz de ancho de canal, una característica que considerables imprescindible, y de la que ahora os vamos a hablar en detalle.

Compatible con ancho de canal de 160MHz

En la banda de 5GHz, ya sea con los estándares Wi-Fi 5 o Wi-Fi 6, los routers y puntos de acceso Wi-Fi tienen la posibilidad de utilizar anchos de canal de 160MHz. Esto significa que, con el mismo número de antenas en el adaptador WiFi, podamos conseguir el doble de velocidad. Normalmente el estándar Wi-Fi 5 y Wi-Fi 6 disponen de 80MHz de ancho de canal únicamente, si duplicamos este ancho de canal, estaremos duplicando la velocidad sin duplicar el número de antenas WiFi en el interior (o exterior) del adaptador.

Una de las mejores tarjetas WiFi que podemos comprar hoy en día es el modelo Intel AX200, pero siempre es a través de conectar PCIe, ya sea en un ordenador de sobremesa o en un ordenador portátil. Este modelo de tarjeta dispone de compatibilidad con los 160MHz de ancho de canal, en RedesZone hemos conseguido una velocidad real de 1.2Gbps con los routers WiFi 6 más potentes, por lo que estamos superando claramente a las populares conexiones cableadas Gigabit Ethernet. Está claro que el futuro pasa por tener todos los equipos con WiFi 6, sin embargo, debemos fijarnos muy bien en comprar una tarjeta compatible con los 160MHz de ancho de canal, de lo contrario, no conseguiremos superar los 1000Mbps reales de velocidad.

¿Cuáles son los mejores para comprar?

En RedesZone hemos probado una gran cantidad de adaptadores WiFi, tanto USB como también PCIe, podéis acceder a nuestro ranking de los mejores adaptadores WiFi USB donde encontraréis todos los análisis a fondo y ordenados por valoración. Antes de comprar cualquiera de ellos, debemos fijarnos muy bien en sus especificaciones técnicas, tanto en la versión del Wi-Fi, clase de WiFi, si soporta o no 160MHz, e incluso si tienen antenas externas o internas.

Actualmente en nuestro laboratorio de pruebas contamos con la tarjeta Intel AX200 integrada en el portátil Lenovo X1 Carbon, la cual nos ha proporcionado una velocidad de 1.2Gbps reales, una auténtica barbaridad porque estamos superando la velocidad cableada Gigabit Ethernet de los routers y switches. Está claro que el WiFi 6 ha llegado para quedarse, y disponer de una tarjeta compatible con el nuevo estándar y que tenga 160MHz es algo fundamental.