¿Es bueno guardar contraseñas en el navegador? Estas son las ventajas y desventajas

Escrito por Javier Jiménez

Navegar por Internet es hoy en día una acción cotidiana que realizamos desde multitud de dispositivos. Hay que añadir que son muchos los servicios y plataformas que utilizamos. Es por tanto muy complicado gestionar todas las contraseñas y nombres de usuario. Los navegadores, al menos los principales, nos permiten almacenar las claves y nombres de usuario para facilitar el inicio de sesión. Así evitamos tener que ponerlo cada vez que entramos en nuestras redes sociales o correo electrónico, por ejemplo. Ahora bien, ¿es esto seguro? Vamos a explicar las ventajas y desventajas de guardar contraseñas en el navegador.

Desventajas de almacenar las contraseñas en el navegador

Acceso indeseado

Podemos sufrir algún ataque y que un intruso pueda acceder a nuestro equipo de forma remota. Tendría acceso a las cuentas en caso de que tengamos guardadas las contraseñas. No necesitaría conocer nuestra clave para acceder al correo, por ejemplo. Lo mismo ocurriría si por algún motivo alguien tiene acceso físico al equipo. Por ejemplo si lo hemos dejado encendido en una biblioteca.

Robo o pérdida de equipo

Esto es algo que especialmente hay que aplicar a los teléfonos móviles. Si nos roban o perdemos nuestro equipo, simplemente con abrir el navegador y ver el historial de navegación podrían acceder a todas nuestras cuentas que hemos utilizado. Lógicamente en caso de que perdamos o nos roben un dispositivo, lo ideal es cambiar rápidamente todas las contraseñas.

Terminar por olvidar las claves

Otro aspecto negativo de guardar las contraseñas en el navegador es que tarde o temprano acabaremos olvidando las claves. Si nunca las escribimos y además tenemos una distinta en cada caso, podemos olvidarlas cuando pase un tiempo.

Las claves no siempre se guardan en el equipo

También hay que mencionar que las claves pueden almacenarse en servidores controlados por los navegadores. En teoría están seguras, sí, pero no sabemos qué puede pasar en un futuro. Ante un hipotético ataque, nuestras claves estarían inseguras.

Ventajas de almacenar las contraseñas en el navegador

Comodidad

Sin duda lo principal es la comodidad. Podemos iniciar sesión en nuestras cuentas rápidamente sin tener que introducir las claves y nombres de usuario. Incluso podríamos iniciar sesión en varios dispositivos de la misma manera.

Por seguridad

También hay aspectos de seguridad muy favorables. Por ejemplo es una medida estupenda contra los keylogger. En caso de que nuestro equipo esté infectado por uno de estos tipos de malware, al no tener que introducir la contraseña no nos afectaría. Simplemente es el navegador el que automáticamente inicia sesión.

No necesitamos recordar contraseñas

Aunque lo pusimos como una desventaja, lo cierto es que también puede ser algo positivo. Según se mire. Pero lo cierto es que no necesitamos recordar las claves. Esto nos permite introducir contraseñas largas, complejas y que sean únicas. Podemos utilizar también un gestor de contraseñas externo en nuestro equipo para almacenarlas.

En definitiva, guardar las contraseñas en el navegador tiene su parte positiva y negativa. Como hemos mencionado, muchos de los navegadores modernos ofrecen esta opción. Y a ti, ¿te gusta guardar las contraseñas en el navegador?