Cómo podrían acabar tus datos en la Dark Web y qué puedes hacer para evitarlo

Escrito por Javier Jiménez

Si hay algo que preocupa mucho a los usuarios de Internet es su seguridad y privacidad. Hay muchos factores que pueden afectar a ambos. Los datos e información personal siempre deben estar seguros mientras navegamos. Existen muchas técnicas que utilizan los ciberdelincuentes para robar información y nuestros datos pueden acabar en la Dark Web. En este artículo vamos a hacer un repaso de cómo podrían robarnos los datos personales y estar a la venta en la Dark Web y qué podemos hacer para evitarlo.

Antes de nada queremos hacer un breve repaso sobre qué es la Dark Web. Se trata de la parte de Internet que está oculta a los navegadores y buscadores normales. Es, por así decirlo, donde está el mercado negro de Internet. Aquí podemos encontrar muchas cosas, entre las que se encuentran datos personales de los usuarios. Podemos encontrar cuentas de redes sociales, tarjetas bancarias, etc. Nuestros compañeros de SoftZone publicaron un artículo donde hablaban de navegadores para navegar por la Dark Web.

Cómo podrían acabar nuestros datos en la Dark Web

Ataque Phishing

Sin duda es uno de los métodos más utilizados por los ciberdelincuentes para robar datos y contraseñas de los usuarios. Suele llegar en forma de correo electrónico, pero también a través de redes sociales. Lo que buscan con esto es simular ser una página o correo legítimo. Realmente cuando introducimos los datos acaban en un servidor controlado por los ciberdelincuentes.

De esta forma logran hacerse con nuestra identidad y datos y son vendidos en la Dark Web. Perfiles de redes sociales, cuentas de Netflix… Mucha variedad de registros podemos encontrar aquí.

Troyanos

También son muy utilizados los troyanos para robar datos de los usuarios. Hablamos por ejemplo de los troyanos bancarios. Los keylogger también están presentes para registrar todas las pulsaciones de teclas que marcamos.

Como en el caso anterior, a través de este tipo de malware logran hacerse con las credenciales de los usuarios.

Información que hacemos pública en la red

Pero a veces somos los propios usuarios quienes dejamos en bandeja a los ciberdelincuentes nuestros datos. Esto puede facilitar el robo de identidad. Esto ocurre por ejemplo cuando hablamos en foros públicos o páginas abiertas y dejamos rastro de nuestra identidad, como el nombre, correo electrónico o número de teléfono. Toda esta información puede ser utilizada para facilitar la suplantación de identidad o el robo de datos que sean vendidos en la Dark Web.

Clonación de tarjetas

Es de las formas más utilizadas por los ciberdelincuentes para el robo de tarjetas bancarias. Esto puede ocurrir cuando pagamos en un establecimiento físicamente. Sin embargo también podrían registrar nuestro número al pagar por Internet en sitios inseguros.

Cómo evitar que nuestros datos acaben en la Dark Web

Algo básico es el sentido común. Hay que evitar introducir nuestras credenciales e iniciar sesión en redes y páginas inseguras. Hay que huir de los ataques Phishing, como hemos visto. Si recibimos un correo de este tipo lo mejor es ignorarlo y borrarlo.

También es importante contar con programas y herramientas de seguridad. De esta forma podemos evitar la entrada de amenazas que puedan comprometer nuestros equipos.

De la misma manera, es vital tener los sistemas actualizados. A veces surgen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por los ciberdelincuentes para delinquir. Es importante que tengamos instaladas las últimas actualizaciones y parches para estar protegidos.