Los dispositivos móviles, objetivo número 1 de las amenazas; aprende a protegerte

Hoy en día el uso de los dispositivos móviles está muy presente en el día a día de los usuarios. Hablamos de móviles como pieza clave, pero también hay otros muchos dispositivos como tablets. Esto no pasa desapercibido para los ciberdelincuentes y es precisamente en donde tienen más opciones de tener éxito donde despliegan más amenazas. Tanto es así que en la actualidad los dispositivos móviles representan el objetivo número 1 para los atacantes. Por suerte podemos protegernos. En este artículo vamos a explicar cómo defendernos.

Los móviles, objetivo prioritario para los ciberdelincuentes

Si echamos la vista atrás y pensamos en cómo navegábamos hace unos años, habría que pensar en un ordenador. Con el paso del tiempo se ha hecho más popular y accesible la posibilidad de navegar desde el móvil, en cualquier lugar. Pero no solo utilizar el navegador y entrar en páginas o realizar búsquedas, sino que se ha convertido en una opción muy utilizada por los usuarios para realizar compras, entrar en aplicaciones bancarias, redes sociales, programas de mensajería…

Tenemos a nuestra disposición un gran abanico de posibilidades con los dispositivos móviles. Por ello las amenazas existentes también son muy diversas. Los ciberdelincuentes ahora están adaptando sus técnicas para los móviles. Despliegan múltiples amenazas tanto orientadas a usuarios particulares como empresas. Además hay que indicar que afectan a dispositivos iOS y Android.

Según un estudio del que se hacen eco en Threatpost, muchos usuarios aseguran que no toman las precauciones necesarias. Por ejemplo un gran porcentaje indica que se han conectado a redes inseguras.

En definitiva, los ciberdelincuentes están orientando sus ataques a dispositivos móviles. Esto hace que inevitablemente tengamos que tener en cuenta ciertas medidas de seguridad para evitar ser víctima.

Consejos de seguridad para el móvil

Cómo proteger nuestros móviles y evitar ataques cibernéticos

Son varias las cosas que podemos hacer para defendernos. Una de las principales es tener siempre los dispositivos actualizados. A veces pueden surgir vulnerabilidades que son aprovechadas por los ciberdelincuentes. Es vital tener los últimos parches y actualizaciones tanto en el propio sistema como en las diferentes aplicaciones que utilicemos.

A través de las redes a las que nos conectamos es también una de las formas utilizadas por los ciberdelincuentes para atacar. Es vital en este sentido conectarnos de manera segura y evitar introducir datos personales e importantes. Siempre podemos hacer uso de servicios VPN para cifrar la conexión, pero además en caso de entrar en una red que nos pida información (algo común en muchos lugares públicos) hay que evitar introducir nuestro e-mail o número de teléfono, ya que podrían ser utilizados para el envío de Spam.

Por otra parte, para protegernos de las múltiples variedades de malware, es muy importante utilizar programas y herramientas de seguridad. Tanto para iOS como para Android tenemos muchas opciones disponibles.

También hay que cuidar la manera en la que nos descargamos los programas, y esto se aplica también a las mencionadas herramientas de seguridad. Es vital que siempre descarguemos software de tiendas y páginas oficiales. Hay que evitar hacerlo desde links de terceros. Si no tenemos esto en cuenta podríamos instalar software modificado de forma maliciosa.

Las contraseñas representan una parte fundamental para proteger nuestros móviles. Nos referimos a las claves para acceder a las diferentes cuentas, pero también al bloqueo del propio dispositivo. Esto podría evitar que pudieran acceder a nuestra información.

Por último, y quizás lo más importante, el sentido común. Hoy en día los ciberdelincuentes utilizan en gran medida la ingeniería social. Técnicas como el Phishing para intentar robar credenciales. Es muy importante no acceder a posibles correos fraudulentos, actualizar desde sitios no oficiales, etc.