En qué casos corremos mayor riesgo al navegar por la red y cómo protegernos

Siempre que nos conectamos a la red corremos el riesgo de sufrir alguno de los múltiples tipos de ataques que existen. No importa el tipo de dispositivo o sistema operativo que utilicemos, ya que todos pueden ser vulnerables de una u otra forma. Sin embargo hay situaciones y momentos en los que podemos correr un mayor peligro. En este artículo vamos a explicar cuáles son los casos en los que nuestra seguridad corre más peligro en Internet y cómo podemos protegernos.

Cuándo corremos mayor riesgo al navegar por la red

Reproducción o descargas de vídeos piratas

Uno de los momentos donde más riesgo podemos sufrir a la hora de navegar es cuando reproducimos vídeos o los descargamos de sitios piratas. Esto es así ya que generalmente suelen contener muchos links fraudulentos, archivos que en realidad están lleno de malware y sobre todo adware en las propias páginas.

Hay que tener precaución en este sentido. Eso sí, no hablamos exclusivamente de vídeos piratas, sino de contenido en general. En muchas ocasiones estas páginas buscan la manera de que los usuarios descarguen contenido que no siempre es legítimo y que pueden ser una amenaza.

Riesgo de seguridad al navegar por la red

Descargar archivos o programas

También hay un mayor riesgo a la hora de descargar archivos o programas. Es lógico pensar que al descargar software no siempre es legítimo y podemos toparnos con programas que han sido modificados de forma maliciosa.

Esto es algo que afecta a todo tipo de sistemas operativos y dispositivos. Por eso conviene tener presente la recomendación de descargar siempre desde sitios oficiales y evitar así páginas fraudulentas que comprometan la seguridad.

Navegar desde redes públicas

Sin duda es otro de los momentos en los que más riesgo podemos tener de sufrir algún tipo de ataque en la red. Cuando nos conectamos a un Wi-Fi público podemos sufrir problemas de seguridad, ya que no sabemos realmente quién puede estar detrás de esa red. Hay que tomar precauciones, como por ejemplo usar un servicio VPN para cifrar la conexión.

Nuestro consejo es evitar en la medida de lo posible las redes abiertas y que desconozcamos realmente quién puede estar detrás. De la misma manera que hay que evitar acceder a contenido sensible, como puede ser nuestra cuenta bancaria, escribir contraseñas o enviar formularios con datos personales.

Navegar desde dispositivos desactualizados

También es razón de riesgo el hecho de navegar desde dispositivos que están desactualizados. Es un error ya que pueden contener vulnerabilidades que sean utilizadas por los piratas informáticos para atacar. Siempre es recomendable tener los sistemas perfectamente actualizados y con los últimos parches de seguridad.

Esto es algo que hay que aplicar sin importar el tipo de equipo o sistema operativo que estemos utilizando. Ocurre tanto en dispositivos móviles como en equipos de escritorio.

En definitiva, estas son algunas de las principales ocasiones en las que podemos experimentar un mayor riesgo a la hora de navegar por la red. Conviene por tanto tenerlo en cuenta y poder tomar medidas como utilizar software de seguridad o actualizar los equipos con los últimos parches que tengamos a nuestra disposición.