Switch no gestionable D-Link DMS-106XT

Switch no gestionable D-Link DMS-106XT

9.8
Sergio De Luz

Os presentamos un completo análisis del switch no gestionable D-Link DMS-106XT, un modelo realmente interesante para entornos domésticos y pequeñas y medianas oficinas, ya que incorpora todos los puertos Multigigabit, por lo que podremos transferir datos a una velocidad igual o superior a 2.5Gbps. Este nuevo equipo tiene un diseño realmente espectacular, por lo que podremos ponerlo perfectamente encima de una mesa a la vista de todos, además, dispone de una tira LED que nos indicará si tenemos activado o no el QoS del propio equipo. Si quieres conocer todo lo que es capaz de hacer este nuevo switch D-Link DMS-106XT, no te pierdas nuestro completo análisis.

 

Principales características

Lo primero que debemos saber de este switch D-Link DMS-106XT es que no es gestionable, no vamos a tener un menú avanzado de configuración donde poder configurar VLANs, Link Aggregation o el QoS de manera avanzada. Este modelo es totalmente Plug&Play, lo conectamos a la luz eléctrica para alimentarlo y posteriormente conectamos los diferentes ordenadores o servidores vía cable de red en cualquier de sus puertos, por supuesto, no debes olvidar conectar el switch al router o a la red local que ya tengas establecida anteriormente, para proporcionar conexión a Internet y al resto de equipos de la red.

Este nuevo switch no gestionable D-Link DMS-106XT dispone de un total de 5 puertos 2.5G Multigigabit, debemos recordar que los puertos Multigigabit no solamente nos permiten sincronizar equipos vía cable a una velocidad de 2.5Gbps, sino que también soportan 1Gbps e incluso 10/100Mbps, con el objetivo de dar compatibilidad con los equipos más antiguos. Gracias a la incorporación de estos 5 puertos 2.5G, vamos a poder conectar ordenadores, servidores NAS e incluso portátiles con adaptadores 2.5G a una gran velocidad para la red local, esto nos permitirá transferir archivos entre equipos a velocidades de hasta 300MB/s reales aproximadamente.

Este switch también incorpora un puerto 10GBASE-T Multigigabit, este puerto permite sincronizar a velocidades de 10Gbps, 5Gbps, 2.5Gbps y también a velocidades de 10/100/1000Mbps como suele ser habitual. Gracias a este puerto, vamos a poder conectar un servidor con este tipo de conectividad y acceder desde los ordenadores conectados a los diferentes puertos 2.5G, por supuesto, vamos a poder utilizar este puerto ultrarrápido para conectarlo a la red local ya existente o al router, de esta forma, tendremos un enlace troncal de 10Gbps, siempre que el switch o router al que lo conectes también sea 10GBASE-T, de lo contrario, sincronizará a la máxima velocidad posible.

Este switch dispone de una capacidad de switching de 45Gbps, tenemos el método de transmisión de store-and-forward (almacenamiento y reenvío), disponemos de una tabla MAC de hasta 4K entradas para no tener problemas al conectar cientos de dispositivos a la red cableada o inalámbrica. Por supuesto, este modelo soporta Jumbo Frames a 9K de longitud, por lo que tendremos la máxima eficiencia a la hora de transferir datos, concretamente lograremos velocidades efectivas de unos 2.45Gbps en los puertos 2.5G y de unos 9,8Gbps en el puerto 10G. Actualmente cualquier tarjeta de red con puertos Multigigabit soporta los Jumbo Frames a 9K, por lo que no tendrás que mirar específicamente si lo soporta, no obstante, lo que sí debes hacer es activar estos Jumbo Frames en la configuración de la tarjeta de red desde «Centro de redes y recursos compartidos».

Si tu ordenador portátil no tiene una tarjeta de red 2.5G Multigigabit, puedes comprar el D-Link DUB-E250 para dotar de conectividad 2.5G a tu ordenador de forma fácil y rápida, haciendo uso del puerto USB tipo C que es 3.0 o superior:

Este equipo dispone de un interruptor para activar o desactivar el modo «Turbo mode». Esta funcionalidad nos permite habilitar el QoS (Calidad de Servicio) que internamente tiene este switch, activará el QoS basado en prioridad por puerto, y permitirá tener la mínima latencia posible y la mejor experiencia cuando conectemos una consola de juegos o un PC para jugar, además, también prioriza el contenido de vídeo, ideal para realizar streaming en resolución 4K sin problemas. Un detalle muy importante, es que cada vez que cambiamos de modo de funcionamiento el switch se reiniciará, por lo que perderemos la conexión de forma momentánea (unos 20 segundos aproximadamente), por lo que ocasionamos un pequeño corte de conexión a todos los ordenadores conectados.

En la parte frontal de este switch es donde nos encontraremos tanto los LEDs de estado del equipo, que nos indicará en diferentes colores la velocidad de sincronización del enlace, y también veremos una tira de color LED. Esta tira de color LED se pone de color blanco si el modo «Turbo mode» está deshabilitado, pero si habilitamos el modo Turbo automáticamente se reiniciará y se iluminarán con diferentes colores.

Este switch dispone de un consumo de 10,6W, un consumo realmente bajo. Las dimensiones del switch son 21,7cm de largo, 16,3cm de ancho y 3,3cm de alto, con un peso de 680 gramos. Un detalle muy importante es que este switch no tiene refrigeración activa por ventiladores como suele ser habitual en equipos Multigigabit, gracias a que tenemos una carcasa metálica de gran calidad, el calor se disipará directamente por esta carcasa y no necesita ventiladores.

En RedesZone hemos grabado un completo vídeo con el unboxing y primeras impresiones del equipo, podéis verlo aquí:

Una vez que hemos visto las principales características del nuevo D-Link DMS-106XT, vamos a ver el análisis externo de este equipo.

 

Análisis externo

Este nuevo switch D-Link DMS-106XT viene en una caja de pequeñas dimensiones, porque este equipo tiene un tamaño bastante reducido. En la parte frontal de la caja podemos ver el modelo del equipo, así como el logo indicándonos que es Multigigabit 10G y también 2.5G. En la parte central podemos ver que tenemos un total de 6 puertos Multigigabit (5 puertos 2.5G Multigigabit y 1 puerto 10GBASE-T), justo debajo encontraremos que este switch es no gestionable. En la parte inferior podemos ver que este switch es Plug&Play, por lo que solamente tenemos que conectar los diferentes equipos y automáticamente funcionarán, también disponemos del modo Turbo Mode para activar el QoS basado en puerto, también tenemos una tira LED de variso colores, es completamente silencioso porque no tenemos ningún ventilador para la refrigeración, también nos informará que es Multigigabit, dispone de una eficiencia energética realmente destacable, e incluso que la carcasa es metálica.

En la parte trasera de la caja encontramos los principales usos de este nuevo switch no gestionable, y es que este modelo es realmente versátil. Por un lado tenemos un uso para entornos profesionales de trabajo donde necesitemos transferir datos a una gran velocidad, también tenemos un uso gaming gracias a que tendremos una baja latencia con el uso del modo Turbo Mode y el QoS que se activa automáticamente, por último, también es apto para el streaming de vídeo en resolución 4K e incluso 8K. En la parte inferior podemos ver las diferentes partes de este switch, incluyendo los diferentes botones que tenemos, puertos Ethernet y el conector de alimentación. En esta sección también nos explica qué hace el modo Turbo, que tenemos puertos Multigigabit con una carcasa metálica realmente interesante, e incluso que este equipo es muy versátil.

En el interior de la caja podemos ver perfectamente protegido por un plástico protector a este switch no gestionable, el contenido de la caja consta de lo siguiente:

  • Switch no gestionable D-Link DMS-106XT.
  • Transformador de corriente con 12V y 1.5A para proporcionar hasta 18W de potencia.
  • Clavija para mercado de EU y también Reino Unido.
  • Guía de instalación rápida.
  • Declaración de conformidad.

En la siguiente galería podéis ver todo lo que incluye esta caja:

El transformador de corriente tiene clavija intercambiable, podemos elegir entre una clavija EU o una clavija tipo G. Este adaptador de corriente es capaz de proporcionar una tensión de corriente de 12V y una intensidad de corriente de 1.5A, por lo que es capaz de proporcionar 18W de potencia.

En la documentación incorporada tenemos la típica declaración de conformidad, y también tenemos una pequeña guía de instalación rápida. En esta guía rápida encontraremos los diferentes puertos Ethernet que tenemos disponibles, y también el botón de encendido y apagado de los LEDs de estado, además, tenemos el interruptor de encendido y apagado del Turbo Mode para activar el QoS del dispositivo y priorizar los juegos online y el streaming de vídeo en 4K.

Lo que más nos ha llamado la atención de este switch D-Link DMS-106XT es su diseño, tiene un diseño realmente elegante y con una calidad de materiales realmente impresionantes. En cuanto tocamos el switch ya podemos sentir que la calidad de la carcasa metálica es excelente. En la parte frontal podemos ver los diferentes LEDs de estado de cada uno de los puertos Multigigabit que tiene este equipo, además, también encontraremos la tira LED que puede ser blanca (con el Turbo Mode desactivado) o de diferentes colores (con el Turbo Mode activado).

En el lateral derecho e izquierdo de este switch no encontramos ningún puerto Ethernet ni tampoco ningún botón, porque todo esto se encuentra en la parte trasera del equipo.

En esta zona trasera podemos ver el botón de encendido y apagado de los LEDs de estado y la tira LED del switch no gestionable, también tenemos el interruptor para activar y desactivar el Turbo Mode para el QoS. A continuación, tenemos el puerto 10GBASE-T Multigigabit etiquetado como tal, también tendremos los 5 puertos 2.5G Multigigabit, finalmente tenemos el conector de alimentación del equipo.

En la parte inferior de este switch D-Link DMS-106XT podemos ver las almohadillas de goma antideslizantes, también veremos en la parte central una pegatina con el modelo exacto del equipo, el D-Link DMS-106XT, las características eléctricas de entrada, las diferentes certificaciones que ha pasado este equipo, así como el número de serie del equipo y también la versión de hardware que es la A1.

Una vez que hemos visto cómo es este nuevo switch no gestionable D-Link DMS-106XT, vamos a irnos al laboratorio de pruebas para comprobar el rendimiento real de este equipo.

 

Laboratorio de pruebas

Este switch gestionable L2 trabaja en la capa de enlace de la pila de protocolos TCP/IP. Si conectamos este dispositivo a un router, y dos ordenadores en configuración cliente-servidor iperf3 al switch, todo el tráfico entre los PC pasará por el switch y no por el router (capa de red).

Para la realización de estas pruebas con este switch 2.5G Multigigabit y que también tiene un puerto 10G Multigigabit, hemos utilizado cables Cat 8 para conectar los diferentes equipos, también hemos utilizado nuestro escenario de pruebas 2.0 para los switches Multigigabit, usando un ordenador con la tarjeta de red ASUS XG-C100C para conectarlo a los diferentes puertos, y otro PC con la tarjeta D-Link DUB-E250 que tiene un puerto 2.5G Multigigabit. Por supuesto, en ambas tarjetas de red tenemos activada la velocidad automática y los Jumbo Frames a 9K.

A continuación, vais a poder ver el rendimiento conseguido en diferentes escenarios.

 

Pruebas 2.5G Multigigabit

En esta prueba hemos conectado los dos ordenadores vía cable a los puertos 2.5G Multigigabit del switch no gestionable. Hemos utilizado el popular programa cliente-servidor iperf3 para comprobar el rendimiento, los resultados son los siguientes:

  • Con 20 hilos TCP concurrentes hemos conseguido una velocidad de 2,48Gbps.
  • Con 50 hilos TCP concurrentes hemos conseguido una velocidad de 2,43Gbps.
  • Con 100 hilos TCP concurrentes hemos conseguido una velocidad de 2,41Gbps.

En la siguiente galería podéis ver las capturas de pantalla realizadas.

Tal y como habéis visto, el rendimiento de este switch en los puertos Multigigabit es simplemente perfecta, hemos conseguido el máximo rendimiento posible de la interfaz Ethernet.

 

Pruebas 10G y 2.5G

En esta prueba hemos conectado un ordenador vía cable al puerto 10G, y el otro PC a un puerto 2.5G Multigigabit. Para poder exprimir al máximo este puerto 10G necesitaríamos un total de 4 ordenadores transfiriendo datos de forma simultánea, algo que no hemos hecho porque no tenemos tantos ordenadores Multigigabit como para probarlo, pero os podéis hacer una idea de que funciona correctamente.

Hemos utilizado el popular programa cliente-servidor iperf3 para comprobar el rendimiento, el resultado es el siguiente:

Tal y como habéis visto, el rendimiento de este switch usando el puerto 10G y un puerto 2.5G es de 2.46Gbps, el máximo de la interfaz Ethernet más lenta (puerto 2.5G), por lo que la velocidad es lo esperado.

 

Pruebas 2.5G con Turbo Mode

En esta prueba hemos conectado los dos ordenadores vía cable a los puertos 2.5G Multigigabit del switch no gestionable, pero hemos activado el Turbo Mode para el QoS del switch no gestionable. Hemos usado el programa iperf para comprobar el rendimiento.

  • Con 100 hilos TCP concurrentes hemos conseguido una velocidad de 2,44Gbps, levemente superior a la misma prueba sin el Turbo Mode activado.

Tal y como podéis ver, el rendimiento de este switch D-Link DMS-106XT en cualquier circunstancia es excelente.

Una vez que hemos comprobado que el rendimiento de este switch no gestionable es excelente, vamos a ver las conclusiones finales, los puntos fuertes y también puntos débiles de este switch.

 

Conclusiones finales

Este nuevo switch no gestionable D-Link DMS-106XT es un modelo muy recomendable para entornos domésticos, para pequeñas y medianas oficinas, ya que incorpora un total de 5 puertos 2.5G Multigigabit y un puerto 10GBASE-T para el enlace troncal. Esto nos permitirá transferir archivos en red a una gran velocidad, llegando hasta los 300MB/s aproximadamente. En las pruebas de rendimiento hemos comprobado que la velocidad que nos proporciona en la red local es simplemente perfecta, la máxima de las interfaces de red 2.5G, por lo que la velocidad que obtendrás será la máxima posible. Por supuesto, soporta Jumbo Frames a 9K por lo que la eficiencia de las transferencias son óptimas.

Algo que nos ha gustado mucho de este switch no gestionable es el interruptor de Turbo Mode que activa el QoS para la priorización por puerto. Este modo de funcionamiento nos permite priorizar los dispositivos de juegos para tener la mínima latencia posible y también para el streaming de vídeo en 4K e incluso 8K, por lo que si conectas este tipo de dispositivos a este switch no gestionable, vas a tener la mejor experiencia de usuario posible.

Antes de terminar, nos gustaría destacar nuevamente que la calidad de los materiales de este switch es impresionante, tiene una carcasa metálica que nos permitirá disipar el calor sin necesidad de un ventilador, por lo tanto, es completamente silencioso ya que no tiene ningún ventilador haciendo ruido.

El único punto negativo que podemos encontrar en este modelo es que solamente dispone de un puerto 10GBASE-T, hubiera sido ideal la incorporación de un segundo puerto para conectar un servidor NAS adicional o usarlo como enlace troncal a la red, de esta forma, podríamos darle un mayor uso, no obstante, esto encarecería el precio del equipo.

 

Puntos fuertes

  • Magnífico diseño, con un tamaño muy reducido y acabado metálico, que le proporciona una mayor robustez y mejor disipación de calor.
  • Totalmente silencioso al no tener ventiladores, la disipación es pasiva gracias a su carcasa.
  • Puertos Multigigabit (5 puertos 2.5G y 1 puerto 10G).
  • Switch no gestionable con instalación completamente Plug&Play.
  • El rendimiento conseguido por este switch ha sido excelente en todas las pruebas de rendimiento.
  • Precio sobresaliente: este switch podremos encontrarlo en tiendas por unos 170€ aproximadamente.
 

Puntos débiles

  • No incluye un cable de red Ethernet.
  • Hubiera sido deseable que tuviera un puerto 10GBASE-T Multigigabit adicional.

Teniendo en cuenta las características técnicas, el rendimiento conseguido en las pruebas y su precio, la valoración de RedesZone es de 10/10:

Esperamos que os haya gustado el análisis del D-Link DMS-106XT, si tenéis alguna pregunta podéis ponernos un comentario.

D-Link DMS-106XT
Características Puertos 5 puertos 2.5G Multigigabit, 1 puerto 10GBASE-T Multigigabit
PoE No tiene.
Opciones Gestión L2 Tiene QoS con un botón físico.
Opciones Gestión L3 No tiene.

Lo peor

  • No viene con cable de red Ethernet.
  • Hubiera sido deseable que incorpore un puerto 10G más.
Rendimiento cableado
10
Opciones de configuracion
9.5
Facilidad de uso
10
Precio
9.5

Puntuación global

9.8
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!