Cómo funciona un sensor de humo inteligente por WiFi

Cómo funciona un sensor de humo inteligente por WiFi

Javier Jiménez

La domótica nos ofrece un amplio abanico de opciones para nuestros hogares. Por ejemplo, podemos automatizar ciertas tareas como subir o bajar persianas, controlar el encendido y apagado de luces, ver cómo va la comida en el horno aunque no estemos presentes… Pero también cuenta con sensores que pueden ayudarnos en la seguridad del hogar. En este artículo vamos a explicar cómo funciona un sensor de humo inteligente y por qué es un dispositivo muy interesante.

Qué es un detector de humo inteligente

Podemos decir que un sensor o detector de humo inteligente es un dispositivo que podemos colocar en cualquier lugar de nuestra vivienda y que tiene como misión alertarnos en caso de que detecte humo. Por ejemplo un pequeño fuego, un cortocircuito, algo que hayamos dejado en la cocina calentando y nos hayamos olvidado… Pueden pasar muchas cosas en una vivienda y terminar en una desgracia.

Uno de los puntos más importantes de un detector de humo inteligente es que puede alertar en cuanto detecta algo. Si por ejemplo estás fuera de casa y detecta humo, que puede ser por algún cortocircuito o cualquier motivo, vas a recibir una alerta en tu móvil y podrás tomar medidas lo antes posible. El objetivo es actuar antes de que el incendio se extienda y sea demasiado tarde.

Estas alertas van a llegar en tiempo real, por lo que mejora enormemente a los detectores de humo tradicionales. Piensa, por ejemplo, en una casa que tienes en el campo o segunda residencia que tienes vacía. Aunque tengas un sensor de humo tradicional y suene una alarma muy fuerte, no vas a poder escucharla. En cambio, con un detector de humo inteligente vas a poder recibir la alerta en tu móvil.

Estos pequeños dispositivos los vas a poder colocar en cualquier lugar. Por ejemplo, en una cocina, en el salón, en la entrada de casa… Incluso puedes conectar varios y van a estar conectados entre sí.

Aparatos de domótica muy vendidos

Ventajas de los sensores inteligentes

Más allá de que nos envíe una alerta en tiempo real en cuanto detecta humo, tiene también otras ventajas importantes. Una de ellas es que pueden comprobar constantemente el estado de la batería. De nada sirve tener un detector de humo que no funcione porque se haya gastado la batería. Si se te olvida comprobarlo manualmente de vez en cuando, estos dispositivos inteligentes lo van a realizar por sí mismos y te avisarán cuando quede poca batería.

Otra ventaja es que pueden integrarse en otros dispositivos. Los sensores inteligentes van a formar parte de la domótica del hogar, por lo que pueden integrarse a otros sensores o dispositivos principales desde donde vamos a gestionarlos. Por ejemplo, podemos vincularlo a un sistema de alarma más completo que tenga también detector de movimientos o sensores de inundación.

Por tanto, como ves los detectores de humo inteligentes son muy interesantes para utilizar especialmente en segundas residencias o si pasamos tiempo fuera. El objetivo es que envíe una alerta lo antes posible en cuanto detecte humo y así poder tomar medidas.

¡Sé el primero en comentar!