Cuánto consume un servidor NAS siempre encendido

Cuánto consume un servidor NAS siempre encendido

Sergio De Luz

Los servidores NAS son uno de los dispositivos más utilizados en entornos domésticos y oficinas para almacenar archivos y carpetas de forma local. Lo más normal es tener un equipo que esté permanentemente encendido para acceder a sus archivos y carpetas de forma remota en cualquier momento, no obstante, también tenemos la posibilidad de apagarlo por las noches e incluso programar el apagado y encendido del equipo en un determinado horario. Hoy en RedesZone os vamos a explicar cuánto suele consumir un servidor NAS, y qué puedes hacer para bajar el consumo de energía eléctrica.

¿Qué influye en el consumo de un NAS?

El consumo de un NAS no siempre es el mismo, de hecho, ni siquiera teniendo exactamente el mismo modelo el consumo es igual, porque depende de muchos factores que debemos tener en cuenta. A continuación, puedes ver todo lo que influye en el consumo de un NAS:

  • Procesador: es el principal factor de consumo, cuánto más potente es el procesador más consumo suele tener, aunque depende del modelo de procesador, por lo que no se pueden sacar conclusiones precipitadas. Generalmente los procesadores nuevos son mucho más potentes que las generaciones anteriores, y tienen un consumo claramente inferior.
  • Discos duros instalados: el segundo factor de consumo son los discos duros instalados en el equipo. Si tenemos 4 discos duros instalados en lugar de 2 discos duros, generalmente consumiremos en torno al doble. Cada disco duro consume entre los 6Wh y los 9Wh a pleno rendimiento, por lo que debes tenerlo muy en cuenta a la hora de instalar más discos en tu servidor. En el caso de las unidades SSD, el consumo es muy inferior, llegando a un consumo de 1Wh. También debemos tener en cuenta que en estado de inactividad el disco duro consume menos que a pleno rendimiento, además, si el sistema operativo del NAS lo configuramos para que hibernen, el consumo será casi nulo.
  • Uso del servidor: el tercer factor de consumo es el uso que le damos al servidor. Si la mayor parte del tiempo está sin usar, entonces el consumo será muy bajo porque los discos duros estarán en hibernación y el procesador estará también sin trabajar. Si lo usamos de forma intensiva, consumirá más.

Ahora que ya sabemos todo lo que influye en un servidor, vamos a ver algunos ejemplos de consumo.

Ejemplos de consumo en varios modelos

Lo primero que debemos tener en cuenta son las unidades de potencia y consumo eléctrico. La potencia se mide en W (vatios) o en kW (1kW son 1000W), y es la unidad que podemos encontrar en las especificaciones técnicas de los diferentes servidores, en el caso de querer calcular el consumo eléctrico debemos multiplicar el valor de W por el tiempo encendido. La unidad de medida del consumo eléctrico es el Wh (vatios por hora) y también en kWh (kilo vatios por hora).

Si un fabricante indica que su equipo tiene un consumo de 50W, significa que consume 50W en una hora, por lo que tiene un consumo de 50Wh, y si multiplicamos este valor por 24, significa que este modelo consume 1200Wh o 1,2kWh diariamente. Si volvemos a multiplicar este valor por 30, podemos calcular cuánto consume mensualmente el equipo, unos 36kWh. Una vez que ya tenemos el consumo mensual, tendremos que multiplicar el precio del kWh que tengamos contratado con la empresa de luz eléctrica.

  • QNAP TS-253D: el fabricante nos indica que consume 8Wh en modo reposo con los dos discos duros suspendidos, en el caso de estar en funcionamiento a pleno rendimiento es de 12,5Wh.
  • QNAP TS-453D: el fabricante nos indica que consume 11,5Wh en modo reposo con los cuatro discos duros suspendidos, en el caso de estar en funcionamiento a pleno rendimiento es de 26Wh.
  • QNAP TS-653D: el fabricante nos indica que consume 18,6Wh en modo reposo con los seis discos duros suspendidos, en el caso de estar en funcionamiento a pleno rendimiento es de 35,5Wh.

La única diferencia entre todos los modelos es el número de discos duros que tenemos instalados, ya que el primero tiene dos bahías, el segundo tiene cuatro bahías y el último modelo tiene 6 bahías para discos duros. Una vez que tenemos el consumo en Wh, basta multiplicar por 24 para calcular el consumo diario, y si volvemos a multiplicar por 30 podemos calcular el consumo mensual para posteriormente calcular el coste mensual.

En el caso de estos ejemplos, el TS-253D a pleno rendimiento consumiremos 9kWh mensuales, el TS-453D consumirá unos 18,7kWh al mes y el modelo TS-653D consumirá unos 25,5kWh mensuales. Si esto lo pasamos a coste eléctrico, y suponiendo que tenemos un precio medio de 0,15€ el kWh consumido, el coste es de 1,35€ en el TS-253D, 2,8€ en el TS-453D y de 3,8€ en el último caso. Por supuesto, si tenemos el modelo TS-653D pero solamente tenemos dos o tres discos duros, lógicamente tendremos un consumo menor, muy similar al del modelo TS-453D, y es que tener los discos duros permanentemente encendidos y funcionando es una de las cosas que más afectan al consumo energético. En el caso de usar unidades SSD, el consumo suele ser de 1Wh como mucho.

En nuestro caso estamos usando un servidor NAS QNAP TVS-h1288X, según el fabricante tiene un consumo de energía típico de 97,4Wh, lo que hace un consumo de 70kWh mensuales y un coste de 10,5€ en la factura de la luz. Sin embargo, si no lo tenemos lleno de discos duros el consumo es claramente inferior a estos valores. Lo mejor para medir cuánto consume un servidor es colocar un enchufe inteligente que disponga de medidor de consumo, de esta forma, podrás sacar una media diaria de consumo en base a tu uso del servidor.

¡Sé el primero en comentar!