Esto es lo que necesitas para usar un PC como si fuera un servidor NAS

Los servidores NAS son uno de los dispositivos más demandados e interesantes para el hogar digital. Estos equipos nos permiten montar nuestra propia nube privada para compartir archivos en la red local e Internet de forma fácil y rápida, además, podemos configurar diferentes servicios como servidores VPN, FTP e incluso usar Plex Media Server para montar nuestro propio Netflix con las películas y series que tengamos en el servidor. Si tienes un PC viejo o que ya no vayas a utilizar, posiblemente puedas darle una segunda vida convirtiéndolo en un servidor NAS sin necesidad de desembolsar una gran cantidad de dinero.

Requisitos hardware para usar un PC como NAS

Para poder usar nuestro ordenador como un servidor NAS, es recomendable que cumpla ciertos requisitos, sobre todo a nivel de hardware, porque posteriormente le podrás instalar cualquier sistema operativo orientado a montarte tu propia nube privada. Los requisitos hardware recomendables son los siguientes:

  • Procesador: que incorpore un procesador Intel de 4ª generación o superior, en el caso de usar AMD, es recomendable que sean desde la primera generación de Ryzen, por el consumo eléctrico. Es muy importante que sea un procesador eficiente, que no consuma demasiada energía y que tampoco se caliente demasiado, para que sea lo más silencioso posible.
  • RAM: es necesario que el PC tenga 4GB de RAM o más, aunque sería recomendable que tuviera 8GB o superior.
  • Almacenamiento: este es el apartado más importante. Es recomendable que la placa base de nuestro ordenador tenga puerto SATA3 que son los más habituales, además, también deberíamos tener en cuenta lo siguiente:
    • SSD: para instalar el sistema operativo es fundamental contar con una unidad SSD para que la carga del sistema y los procesos funcionen lo más rápido posible.
    • HDD: es recomendable tener discos duros de igual capacidad, marca y modelo, para formar diferentes tipos de RAID y poder aumentar el rendimiento y la protección de los datos.
    • Opcional: más unidades SSD también son muy recomendables para usarlas como caché SSD, e incluso como un conjunto de almacenamiento donde poner las máquinas virtuales.
  • Tarjeta de red Ethernet: este es otro apartado fundamental, hoy en día con los switches Multigigabit y tarjetas de red 10G Multigigabit tan baratas, es muy recomendable que tengamos una tarjeta de red Multigigabit para transferir datos a una velocidad superior a 1Gbps, algo muy importante para aprovechar al máximo el potencial de la red local.
  • Fuente de alimentación: debido a que en un servidor no vamos a necesitar una tarjeta gráfica, basta con dimensionar la fuente de alimentación para la placa, procesador y los discos duros que vayamos a conectar.

Otro aspecto que deberíamos cuidar es la caja donde se va a instalar todo. Es muy recomendable que sea una caja silenciosa y que refrigere todos los componentes muy bien. Si el ordenador viejo está en una caja muy antigua y con mala refrigeración, nuestra recomendación es que la cambies lo antes posible.

Una vez que tengamos claro el hardware a instalar, debemos elegir qué sistema operativo elegir.

¿Qué sistema operativo instalo?

Actualmente existen sistemas operativos orientados a actuar como un servidor NAS, el objetivo de estos sistemas operativos es facilitar enormemente la configuración de todos los servicios, el RAID y todo lo relacionado con el almacenamiento y las copias de seguridad. Hoy en día los sistemas operativos más recomendables son los siguientes:

  • TrueNAS Core: este sistema operativo está basado en FreeBSD, proporciona un grandísimo rendimiento y permite configurar el sistema de archivos ZFS. Gracias al sistema de archivos ZFS podremos tener un gran rendimiento, la mejor integridad de los datos posible, y todas las ventajas de este sistema de archivos frente a otros como EXT4 que es el habitual en cualquier sistema basado en Linux.
  • TrueNAS Scale: este sistema operativo está basado en Linux, también proporciona un muy buen rendimiento y permite ZFS con todo lo que ello implica. La interfaz gráfica de usuario de TrueNAS Core y Scale son muy similares, la única diferencia está en su interior. Si buscas un sistema robusto, fiable y que tenga cientos de opciones de configuración avanzadas, estos dos sistemas son ideales para ti.

  • XigmaNAS: este sistema operativo fue un fork del antiguo FreeNAS, está basado en FreeBSD y también incorpora el sistema de archivos ZFS. La interfaz gráfica de usuario es algo antigua, aunque todo el software está actualizado a la última. SI no te importa la interfaz gráfica vía web, este sistema operativo te funcionará a la perfección.
  • UnRAID OS: este sistema operativo está muy de moda en los últimos meses. Su funcionamiento es muy sencillo, es rápido y tiene una grandísima estabilidad. Este sistema está basado en el último kernel de Linux, por lo que soporta tanto el hardware antiguo como el nuevo. Incorpora una gran cantidad de software de forma predeterminada, aunque también permite instalar software adicional, virtualización de sistemas operativos, crear contenedores Docker y mucho más.

Tal y como podéis ver, hoy en día disponemos de una gran variedad a la hora de elegir un sistema operativo para nuestro ordenador convertido en un servidor NAS.

1 Comentario