Configuración básica de un servidor dedicado

Configuración básica de un servidor dedicado

Javier Jiménez

A la hora de crear una página web podemos tener diferentes opciones para alojar el contenido. Hay servidores compartidos, dedicados, virtuales… Cada uno de ellos tiene sus puntos positivos y negativos. Además, no todos los sitios van a necesitar lo mismo. En este artículo vamos a hablar de los primeros pasos a tener en cuenta para configurar un servidor dedicado. Es imprescindible siempre tener una correcta configuración y que no haya problemas.

Pasos básicos en un servidor dedicado

Una de las opciones que tenemos es la de contar con un servidor dedicado. Básicamente es un equipo físico que podemos utilizar para alojar el contenido de nuestro sitio sin tener que compartir los recursos con otros usuarios. Es una opción interesante si queremos exprimir al máximo la capacidad disponible y evitar problemas.

Podemos decir que tiene ventajas muy marcadas. Una de ellas, la más importante, es que todos los recursos físicos disponibles van a ser nuestros. Esto quiere decir que no vamos a estar compartiendo la CPU, RAM o cualquier componente con otros usuarios que alojen su contenido.

Instalar el servidor

Un primer paso básico va a ser instalar el sistema del servidor. Tenemos que preparar todo lo necesario para nuestra página web, para alojar el contenido. Aquí vamos a tener diferentes opciones, ya que hay varios sistemas operativos que podremos agregar.

Lo normal es que el proveedor que tengamos contratado nos ofrezca ya un sistema instalado, pero siempre podemos tener la oportunidad de agregar uno en nuestro servidor o modificar el que ya hay.

Configuración

El siguiente paso será configurarlo y adaptarlo a lo que vamos a necesitar. Es importante siempre ajustar los parámetros al tipo de página web y a los recursos que vamos a tener disponibles. Como en cualquier otro sistema, podremos configurar el servidor dedicado de una u otra forma y adaptarlo.

Agregar componentes

Pero el sistema de nuestro servidor dedicado ofrece también la posibilidad de agregar diferentes componentes. Podemos instalar plugins que pueden venir muy bien para nuestro día a día. Pueden servir para gestionar mejor nuestro sitio y ofrecer también a los visitantes algo novedoso.

Eso sí, nuestro consejo es agregar únicamente software que sea legítimo, de garantías y que pueda aportar algo positivo. No debemos mantener nuestro servidor lleno de componentes que puedan consumir recursos de forma innecesaria.

Actualizar todo

Por supuesto algo que no puede faltar es actualizar todo. Es otro de los primeros pasos básicos cuando vayamos a configurar un servidor dedicado. Nunca debemos dejar el sistema tal y como viene una vez lo hemos instalado, al igual que los componentes que agreguemos

Mantener todo actualizado va a ser fundamental para tener un rendimiento óptimo, pero también para evitar problemas de seguridad. Los piratas informáticos podrían aprovecharse de vulnerabilidades y llegar a atacar los servidores.

Tener en cuenta la seguridad

Por otra parte, no debemos olvidarnos de la seguridad. Siempre hay que utilizar una clave que sea fuerte y compleja. Debe ser totalmente aleatoria, contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y cualquier otro símbolo especial que ayude a potenciar la fiabilidad. Por ejemplo el malware ofuscado en un servidor es uno de los problemas.

En definitiva, estos son algunos puntos básicos que podemos tener en cuenta a la hora de configurar un servidor dedicado. Es la base de todo para lograr que funcione correctamente y no tener ningún tipo de problema.