Por qué no es buena idea usar VPN en el móvil

Por qué no es buena idea usar VPN en el móvil

Javier Jiménez

Utilizar una VPN es algo habitual para cifrar la conexión, ocultar la ubicación real e incluso mejorar la privacidad. Ahora bien, en circunstancias normales puede no ser lo más aconsejado para navegar sin problemas. En este artículo hablamos de por qué no deberías utilizar una VPN en el móvil. No salvo en situaciones en las que sí que sea aconsejable, como por ejemplo si te conectas en una red Wi-Fi pública. Descubre qué tener en cuenta al instaslar una VPN.

Usar una VPN en el móvil puede tener problemas

¿Por qué puedes tener problemas por utilizar una VPN en el móvil? Vamos a mostrar cuáles son las causas más comunes por las que puedes ver que tu conexión funcione mal o que incluso aparezcan riesgos de seguridad que puedan comprometer tu dispositivo sin que te des cuenta.

Mayor consumo de datos

Lo primero que puede pasar es que tengas un mayor consumo de datos. A fin de cuentas la conexión va a pasar por un servidor intermedio, por lo que va a tener que enviar y recibir datos. Se calcula que en la mayoría de casos esto supone un 10-15% de incremento en el consumo de datos móviles.

Por tanto, si tienes una tarifa limitada y quieres ahorrar datos al máximo, lo ideal es que navegues directamente sin utilizar una VPN. Esto te permitirá tener un control mayor sobre lo que vas a tener disponible.

Pérdida de velocidad

Otra cuestión importante es que vas a notar una pérdida de velocidad. Siempre que navegues a través de una VPN, la velocidad de Internet disminuye. Esto puede ser más o menos, en función de qué programa utilices y a qué servidores te conectes. A veces incluso podrías llegar a tener serios problemas para navegar.

Especialmente esta pérdida de velocidad la puedes notar si la cobertura que tienes no es buena y necesitas usar aplicaciones de descargas o ver vídeos en Streaming. En estos casos la velocidad necesaria va a ser mayor.

Cortes al navegar

Algo similar va a ocurrir con los posibles cortes. Tal vez la conexión comience a ir mal y no puedas mantener la conexión. Estos cortes pueden ser continuos o incluso permanentes, lo cual te obligaría a desinstalar la aplicación y navegar sin ella directamente.

Esto puede ocurrir principalmente si utilizas un servicio VPN que no sea de garantías. Por ejemplo si has instalado un programa que no es de fiar, de prueba o gratuito, podrías tener problemas de este tipo. Esto hace que sea fundamental siempre que vayas a instalar una VPN mirar muy bien qué estás instalando.

Problemas con algunas aplicaciones

Un problema más es que puede generar conflicto con ciertos programas que tengas instalado en el móvil. La VPN podría provocar que no puedas usar correctamente el navegador o cualquier aplicación de redes sociales, por ejemplo. Podría generar conflictos y eso dar lugar a fallos cuando intentas usar este tipo de software.

Incluso algunos programas podrían detectar que estás navegando desde una VPN y no funcionar. Por ejemplo aplicaciones para ver vídeos en Streaming podrían tener limitaciones en este sentido y que no puedas usarlos correctamente.

Hay muchas inseguras

Posiblemente el problema más importante de todos. Hay muchas VPN que no son fiables, que han sido creadas únicamente con el objetivo de robar información o comprometer la seguridad de los dispositivos. Podrían no funcionar realmente como VPN y colar malware que afecte al funcionamiento de la conexión.

Esto suele ocurrir mucho con las VPN gratuitas. Es más frecuente que haya este problema en los móviles que en ordenadores. Esto hace que te plantees si merece la pena usar VPN en el móvil, ya que el riesgo de seguridad va a estar siempre presente.

En definitiva, como has podido ver hay múltiples motivos por los que utilizar una VPN en el móvil podría no ser la mejor idea. Es importante que revises muy bien en todo momento qué estás instalando y disminuyas el riesgo al máximo. Solo así podrás navegar por la red sin que aparezcan problemas.

¡Sé el primero en comentar!