Qué tipo de cable Ethernet necesito para tener velocidad Multigigabit

Las redes Multigigabit NBASE-T en el hogar han llegado para quedarse, la posibilidad de transferir datos a más de 1Gbps de velocidad sin necesidad de comprar equipamiento de red 10G que es mucho más caro, permite a los usuarios domésticos utilizar velocidad intermedias de 2.5Gbps y 5Gbps. En los últimos años, todos los fabricantes de redes y servidores NAS están apostando muy fuerte por las velocidades Multigigabit, y es que las ventajas frente al salto de los 10Gbps son muy grandes. Hoy en RedesZone os vamos a explicar por qué deberías pasarte a una red Multigigabit y qué tipos de cables necesitas para conseguir estas velocidades.

Ventajas de las redes Multigigabit

Antes de la aparición de las redes Multigigabit, teníamos las redes Gigabit cuya velocidad máxima es de 1Gbps Full Dúplex, y desde aquí teníamos un salto muy grande a las redes 10Gbps, sin embargo, no teníamos ninguna velocidad «intermedia» que nos permitiera aumentar la velocidad del estándar Gigabit sin necesidad de irnos a las redes 10G directamente.

Las redes Multigigabit tienen muchas ventajas frente a las redes 10G (excepto en la velocidad máxima, lógicamente), a continuación, puedes conocer por qué este tipo de nuevas velocidades 2.5Gbps y 5Gbps se están utilizando en una gran cantidad de equipos.

  • La electrónica de red es mucho más barata que la de 10G, esto significa que los equipos son claramente más baratos.
  • Los equipos 10G se calientan bastante, por lo que necesitamos refrigeración activa en la gran mayoría de casos. Un switch con más de 2 puertos 10G tendrá refrigeración activa con ventiladores, lo que conlleva un consumo energético mayor, y ruido, por lo que en entornos domésticos no es lo ideal.
  • Podemos seguir usando el mismo cableado que para redes Gigabit Ethernet. En las redes 10G es necesario contar con un cableado Cat6 en distancias cortas, aunque es recomendable usar cable Cat6A para no tener problemas de ancho de banda al usar el estándar 10GBASE-T.

Gracias a que la electrónica es más barata y apenas se calientan, hoy en día podemos encontrar switches domésticos con varios puertos Multigigabit que también incluyen uno o dos puertos 10GBASE-T para conectar los equipos más rápidos o usarlo como enlace troncal. En RedesZone hemos analizado recientemente el switch gestionable D-Link DMS-106XT, un modelo realmente interesante para nuestro hogar, con un diseño espectacular ya que lo podemos colocar en nuestra habitación o salón para conectar todos los equipos a la red.

Cableado necesario

El estándar NBASE-T tiene dos velocidades, por un lado tenemos la velocidad de 2.5Gbps que está ampliamente utilizada en switches no gestionables domésticos, puntos de acceso WiFi 6 profesionales, routers domésticos con puertos gaming y para conectar un NAS etc. También tenemos una velocidad superior que es de 5Gbps, esta velocidad nos permitirá alcanzar tasas de transferencias reales de unos 600MB/s de velocidad, ideal para los servidores NAS domésticos de gama media-alta. Mientras que los puertos 2.5Gbps se utiliza para entornos domésticos y también profesionales con puntos de acceso WiFi 6 y WiFi 6E, los puertos 5Gbps se suelen usar cuando estamos en un entorno más avanzado donde se requieren velocidades muy rápidas y donde tengamos servidores NAS y PC con este tipo de conectividad.

Velocidad 2.5Gbps

Para obtener velocidades de 2.5Gbps y no tener problemas, el estándar indica que el cableado que podemos usar es Cat5e con cuatro pares de hilos, es decir, el mismo tipo de cableado que necesitamos para las velocidades Gigabit Ethernet. El tipo de cable puede ser perfectamente UTP sin problemas, lo único necesario es que necesitaremos un cable que nos proporcione un ancho de banda de 100MHz, que es el más habitual hoy en día.

Aunque oficialmente un cable Cat5e funciona a la perfección, nuestra recomendación es que utilices siempre cableado Cat 6 para estas velocidades. Por ejemplo, puedes comprar este cable barato:

Este cable está certificado Cat 6, por lo que el ancho de banda es de 250MHz, perfecto para conseguir una velocidad de 2.5Gbps sin ningún problema. En el caso de que quieras comprar un cable de mayor categoría, la decisión es tuya, pero con este modelo es suficiente para conseguir estas velocidades.

Velocidad de 5Gbps

Para obtener velocidades de 5Gbps el estándar indica que el cableado que debemos usar es Cat 6 o superior, es necesario que tenga cuatro pares de hilos y un ancho de banda de 200MHz. El cableado Cat 6 proporciona hasta 250MHz de ancho de banda, por lo que es suficiente para la velocidad de 5Gbps. No importa que el cable de red sea UTP, funcionará sin problemas.

Para conseguir esta velocidad de 5Gbps, también podrás usar el cable que os hemos recomendado anteriormente que está certificado con Cat 6.

No obstante, nuestra recomendación si vas a utilizar velocidades de 5Gbps, es que compres cables Cat 7 que también son bastante asequibles, de esta forma, podrás aprovechar tu nueva red a 5Gbps y exprimirla al máximo. Debemos tener en cuenta que el cableado en una red local doméstica es lo más barato. Nosotros hemos utilizado durante muchos años cables Cat 7 planos de tipo FTP (no UTP), y el rendimiento que hemos obtenido con ellos ha sido simplemente perfecto.

Lógicamente los cables Cat 7 son claramente más caros que los cables Cat 6, y es que podemos comprarlos por unos 7,5€ por cada cable de red de 2 metros de longitud. Debemos recordar que este tipo de cableado también nos permitirá utilizar velocidades de 10Gbps sin problemas, de hecho, en nuestras pruebas de switches 10G hemos usado este tipo de cableado.

¡Sé el primero en comentar!