Los datos de la Dark Web se están filtrando más que nunca

La Dark Web es la parte de Internet donde terminan los datos robados, donde se comercia con información confidencial, donde podemos encontrar programas para atacar dispositivos, etc. En este artículo nos hacemos eco de un informe que alerta sobre cómo se están filtrando más rápido que nunca los datos en esta parte de la red. Los datos robados se están propagando a mucha más velocidad y eso nos obliga a estar más preparados que nunca para evitar problemas.

Los datos e información robados se propagan rápidamente en la Dark Web

Pongamos un ejemplo en el que estamos registrados en una plataforma determinada de Internet para comprar online. Esa página sufre una brecha de seguridad y todos los datos de los usuarios y las contraseñas se filtran en la red. Todo ese contenido lo cuelgan en la Dark Web, comercian con ellos, y comprometen seriamente la privacidad de los usuarios que, en definitiva, son las víctimas.

Sin embargo hay un tiempo que transcurre entre ese robo de datos o esa brecha de seguridad que deja expuesta la información hasta que termina en la Dark Web y terceros empiezan a ver el contenido, a comprar esas cuentas, etc. Ese tiempo, según el informe realizado por Bitglass y del que nos hacemos eco, está siendo mucho más rápido hoy en día.

Si vemos datos de 2015, hace seis años, las brechas de seguridad recibían 1.100 visitas de terceros interesados en ese contenido. Sin embargo ahora, en 2021, esas visitas son 13.200. Un aumento más que significativo que nos muestra la velocidad con la que se propagan las filtraciones de datos en la Dark Web y el peligro que puede llegar a correr nuestra información personal si termina en malas manos.

Si nos centramos en la velocidad más que en las visitas, para alcanzar esas 1.100 visitas que mencionábamos de 2015 se tardaban 12 días. Pero ahora, en 2021, para llegar a esa cifra apenas hacen falta 24 horas.

¿Por qué ocurre esto? Los expertos creen que se debe a una mayor monetización de esos datos y más opciones para poder comercializar con ellos. A fin de cuentas la información personal tiene un gran valor en la red y son muchos los que buscan la manera de robar cuentas o acceder a determinados datos.

Qué hacer para evitar que los datos terminen en la Dark Web

Entonces, ¿qué podemos hacer para evitar que nuestra información personal pueda terminar en la Dark Web? Por suerte podemos tener en cuenta ciertos consejos que van a reducir el riesgo de sufrir problemas y mantener, en la medida de lo posible, la seguridad y privacidad.

Lo primero y más importante es proteger las cuentas. Hablamos de crear contraseñas que sean seguras y nos protejan correctamente. Pero también activar la autenticación en dos pasos siempre que sea posible o cambiar las claves de forma periódica precisamente para reducir el impacto de una hipotética brecha de seguridad.

Además, es fundamental el sentido común. Debemos proteger nuestros datos personales y evitar que estén disponibles para cualquiera en la red. Por ejemplo no dejar un comentario en un foro público o página web donde expongamos nuestra dirección de e-mail o cualquier dato personal.

También va a ser importante contar con programas de seguridad y tener todo actualizado. Un buen antivirus puede evitar la entrada de virus y malware que pueda robar nuestros datos. Es algo que debemos tener en cuenta en todo momento, sin importar qué sistema operativo estemos usando.

Fuente > Beta News

¡Sé el primero en comentar!