Los dispositivos IoT tienen su lado oscuro

Los dispositivos IoT tienen su lado oscuro

Javier Jiménez

Vivimos en una época en la que cada vez tenemos más dispositivos conectados a Internet. Especialmente si hacemos mención a lo que conocemos como dispositivos IoT o Internet de las Cosas, el auge está más que presente. Son todos aquellos dispositivos que tenemos conectados a la red en nuestro hogar. Por ejemplo una televisión, bombillas, reproductores de vídeo… Ahora bien, más allá de todo lo que aportan a los usuarios, hay que hacer mención del riesgo que conllevan. Vamos a explicar por qué los dispositivos IoT también tienen su parte oscura.

Los dispositivos IoT son una amenaza para la seguridad

Todos estos equipos que tenemos en nuestro hogar conectados a Internet aportan un gran abanico de posibilidades a nuestro día a día. Nos permiten interconectar sistemas y dispositivos para llevar a cabo diferentes funciones útiles. Los hay muy variados y la tendencia hace pensar que a corto plazo van a multiplicarse.

Sin embargo los dispositivos IoT, más allá de la utilidad evidente que tienen, también cuentan con un lado oscuro. Esto quiere decir que también son una amenaza para nuestra seguridad. Un grupo de investigadores de seguridad lo ponen como una tendencia en 2020 para el crimen a través de la red.

Esto hace que sea esencial cuidar la seguridad de nuestros dispositivos IoT. En muchas ocasiones son vulnerables a ataques y podrían acceder a ellos de forma remota o incluso afectar a otros equipos conectados. Los piratas informáticos pueden aprovecharse de vulnerabilidades que existen para llevar a cabo sus ataques.

El problema principal es que muchos dispositivos IoT no cumplen con las medidas básicas de seguridad. Eso quiere decir que vienen con vulnerabilidades de fábrica, que no cuentan con contraseñas o que no permiten actualizaciones. Especialmente son los dispositivos más sencillos y básicos los que pueden presentar más problemas.

Por este motivo los dispositivos IoT son considerados como una amenaza que estará muy presente en 2020. Los usuarios necesitarán extremar las precauciones para no caer en riesgos que comprometan el buen funcionamiento de sus sistemas. Vamos a dar algunos consejos para mejorar la seguridad en este tipo de equipos.

Seguridad IoT

Cómo evitar problemas de seguridad en dispositivos IoT

Lo primero y más importante es cifrar nuestros dispositivos. Es cierto que hemos mencionado que algunos no permiten crear contraseñas, pero muchos otros sí. Esto es algo muy importante, ya que deberemos cambiar la clave que venga por defecto y crear una realmente fuerte y compleja. Esta contraseña debe contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales.

También será vital mantener los dispositivos actualizados. A veces pueden surgir vulnerabilidades que son aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Será fundamental que siempre instalemos los parches y actualizaciones disponibles. Una manera de prevenir la entrada de amenazas que pongan en riesgo nuestros equipos.

Por último, hay que tener en cuenta la importancia de instalar solo software oficial. Ya sabemos que la mayoría de dispositivos permiten instalar programas y complementos. Ahora bien, hay que saber que no todos ellos van a ser seguros.