Por qué las medidas anti Phishing pueden ser un problema aún mayor

Por qué las medidas anti Phishing pueden ser un problema aún mayor

Javier Jiménez

Dentro de todos los ataques cibernéticos que podemos sufrir, sin duda el Phishing es uno de los más importantes. Está presente en redes sociales, correo electrónico, programas de mensajería… Los piratas informáticos tienen como objetivo recopilar información y robar contraseñas de los usuarios. Por suerte podemos tener en cuenta ciertos consejos para protegernos, aunque no basta cualquier cosa. En este artículo vamos a explicar por qué muchas medidas anti Phishing pueden ser un problema aún mayor.

Las medidas anti Phishing pueden ser un problema mayor

Cuando hablamos de cómo protegernos en la red, cómo evitar que los ciberdelincuentes ataquen nuestros dispositivos, seguramente pensemos en un antivirus, una herramienta de seguridad que pueda detectar amenazas y evitar la propagación de malware.

También podemos tener en cuenta software específico para protegernos de ataques concretos. Anti spyware para evitar el software espía, herramientas creadas para detectar keyloggers en el sistema y evitar así que roben nuestras contraseñas, etc. Sin embargo nada de eso realmente va a protegernos al 100%, sino que necesitamos una combinación de todo.

El problema principal, como así creen los expertos, es que las medidas anti Phishing que toman muchos usuarios es básicamente utilizar un antivirus o algún programa específico que detecte correos maliciosos. Existen también filtros que los propios proveedores de e-mail tienen para detectar y evitar este tipo de correos.

Ahora bien, esto por sí solo no protege por completo. Es cierto que puede ayudarnos, que puede detectar o evitar ciertos problemas, pero los expertos creen que puede incluso ser un problema mayor. El motivo es un exceso de confianza, de creer que estamos protegidos en la red y de que cualquier correo que nos llegue va a ser seguro.

Uno de los mayores errores es precisamente creerse que estamos protegidos cuando navegamos por la red o usamos cualquier herramienta. El exceso de confianza es lo que da lugar en muchas ocasiones a sufrir ataques cibernéticos que terminen por robar nuestras credenciales e información personal.

Tiempo de ataques Phishing

Cómo evitar el Phishing

Sin duda la mejor solución para evitar ser víctimas del Phishing es el sentido común. Debemos evitar errores que cometemos, como por ejemplo abrir archivos adjuntos de direcciones en las que no confiamos plenamente. Por mucho antivirus que tengamos en el equipo, es posible que recibamos algún correo electrónico de este tipo y que contenga archivos maliciosos o un enlace que nos lleve a una página controlada por los atacantes.

Debemos prestar mucha atención a cualquier link sospechoso, aunque tenga apariencia de ser real. Podríamos encontrarnos con un enlace enmascarado.

Otro aspecto muy importante y que muchos usuarios pasan por alto es la importancia de mantener los equipos correctamente actualizados. Los piratas informáticos se aprovechan de vulnerabilidades, de fallos que hay presentes en los equipos para lograr su objetivo. Es por ello que debemos siempre tener las últimas versiones y todos los parches instalados.

En definitiva, podemos decir que no basta con usar herramientas anti Phishing y que incluso podría ser un problema mayor. Debemos especialmente tener presente en todo momento el sentido común. En otro artículo vimos también cómo detectar defacement en una web. Es otra amenaza importante.