Encriptación Óptica: por una transmisión de datos sin peligro de ataques

Encriptación Óptica: por una transmisión de datos sin peligro de ataques

Lorena Fernández

Los datos de toda índole son activos cada vez más valiosos. La necesidad de hacer lo posible para que se mantengan encriptados de principio a fin cobra cada vez más fuerza. Es por eso que quienes se encargan de innovar en el mundo de la tecnología, no paran de trabajar con el objetivo de satisfacer estas necesidades. En este caso, la Ben Gurion University tiene el firme propósito de dar el siguiente paso para una encriptación de datos end-to-end verdaderamente segura y sin riesgo de ser interceptada por cibercriminales.

¿Qué es el modelo de encriptación óptico?

Es una solución End-to-End que provee encriptación, transmisión, desencriptación y detección óptica de datos en vez de la digital. ¿Qué quiere decir «óptica»? La corriente eléctrica no participa en ninguna de las fases de encriptación de los datos siendo transmitidos. Utilizando equipamiento óptico estándar, el equipo de investigación de la Ben-Gurion University of the Negev (BGU) propone renderizar la transmisión de la luz. Esta luz es generada por la fibra óptica, haciéndola prácticamente invisible o «sigilosa».

En vez de utilizar un color del espectro de la luz para enviar datos, el método de encriptación óptico extiende la transmisión a través de muchos colores en el ancho de banda del espectro óptico, e intencionalmente crea pequeñas porciones de datos que están ocultos bajo el ruido y eluden toda detección.

¿Por qué proponen un método de encriptación óptico? Básicamente, porque se ha demostrado que es posible transmitir datos más débilmente encriptados bajo un alto nivel de ruido, haciendo que los datos no sean detectables.

La máscara de fase

Este modelo de encriptación también aplica esta máscara. El rol de la misma consiste en cambiar la fase de cada longitud de onda (color). Ese proceso también aparece como ruido, lo que destruye su coherencia (o habilidad) para recopilar datos sin la clave de encriptación correcta. Entonces, la máscara de fase no puede ser recolectada por nadie para poder disponer de ella sin conexión. De esta manera, los datos encriptados son destruidos si es que algún atacante intenta decodificarlos.

Ahora bien, ¿cuál es la aplicación de esta metodología? Es especialmente útil para aplicaciones orientadas a la comunicación a muy alta velocidad. Además de la transmisión sensible de información de carácter financiero, médico y/o información proveniente de las redes sociales. El riesgo de que un atacante se infiltre en el flujo de transmisión de datos es prácticamente nulo. Y si logra hacerlo, necesitará de muchos años para obtener la clave de encriptación de los datos que se han transmitido. Por lo que sería prácticamente inútil intentar pasar por encima a este innovador método.

Actualmente, los desarrolladores de la encriptación óptica están en búsqueda de un socio de la industria con el objetivo de potenciar su implementación y su difusión a nivel comercial. Tienen claro el hecho de que es necesario un método de encriptación que no sea digital, considerando que las necesidades de los clientes y las personas en general se hacen cada vez más exigentes. El nivel de seguridad de los datos transmitidos de principio a fin debe ser de lo más alto posible.

Os recomendamos visitar nuestro tutorial sobre cómo funciona web scraping y web crawling y diferencias.