Descubre de qué no te protege una VPN al navegar

Utilizar una VPN es sinónimo de seguridad y privacidad. Es una herramienta muy útil para, por ejemplo, conectarnos a una red Wi-Fi pública donde nuestros datos personales podrían verse comprometidos. Ahora bien, lo cierto es que no va a proteger en todas las situaciones y siempre va a haber riesgos al visitar una web o usar cualquier plataforma. Por ello en este artículo vamos a explicar de qué no protege una VPN al entrar en Internet.

VPN no siempre protege la seguridad

Una VPN cifra la conexión. Permite que los datos que enviamos por Internet vayan en una especie de túnel y no sean visibles para otros. Esto puede ser suficiente para evitar que un atacante robe los datos de una tarjeta bancaria al hacer un pago online o la contraseña al iniciar sesión en Facebook o cualquier página web. Pero no es suficiente si pensamos en los posibles riesgos de seguridad que hay al navegar.

No evita bajar virus

Lo primero de lo que una VPN no protege es de los virus. Puedes entrar en un sitio web y hacer clic donde no debes y descargar un archivo que en realidad es malware. Ese virus puede ser luego utilizado para robar contraseñas, controlar tu equipo o exponer tu información personal en la red y provocar errores.

Por tanto, para evitar estos problemas no puedes fiar todo a una VPN. Es necesario contar con un buen antivirus que te proteja en Internet. De esta forma evitarás riesgos siempre que navegues por la red o que por error termines en una página maliciosa que pueda contener virus y malware en general.

No protege de ataques Phishing

Tampoco va a protegerte de los ataques Phishing. Es sin duda una técnica muy usada por los ciberdelincuentes para robar contraseñas en Internet. Un atacante lo que hace es enviar un e-mail o un SMS con un link que simula ser legítimo, pero en realidad es una página falsa y cuando inicias sesión la contraseña va a parar a un servidor controlado por el atacante.

Una VPN no va a evitar que entres en ese sitio web falso, ni que pongas tus datos personales por error y puedan robarlo. No tiene esa capacidad, por lo que no vas a estar protegido de los ataques de suplantación de identidad. Hay VPN para móviles que funcionan muy bien, pero no te protegerán de este problema que afecta cada vez más a estos dispositivos.

Microsoft bloquea ataques Phishing

Puedes instalar programas falsos

Otro problema claro es que vas a poder instalar software falso aunque navegues por una VPN. Este tipo de aplicaciones no va a impedir que, por error, descargues un programa que realmente se trata de una estafa y va a contener malware o va a hacer que tu equipo funcione mal y genere problemas.

Para evitar esto, lo ideal es siempre mantener el sentido común. Hay que bajar aplicaciones solo desde fuentes oficiales, de páginas seguras y plataformas que sean fiables. Solo así lograrás tener programas que sean seguros y no una copia falsa que pueda comprometer tus datos personales.

Pueden rastrearte al navegar

Cuando navegas por Internet, tus datos personales pueden ser registrados de muchas formas. Una VPN es cierto que va a protegerlos cuando navegas en una red pública y evitar así que otros usuarios que estén conectados puedan espiarte. Ahora bien, piensa en una aplicación que vincules a Facebook, por ejemplo. Lo mismo con los botones de redes sociales que hay en muchas páginas, búsquedas que hagas en Google con tu cuenta iniciada, etc.

Todo esto va a hacer que igualmente puedan rastrearte al navegar por Internet. Para evitar esto vas a tener que utilizar otras herramientas y no cometer errores en la red. Solo así mantendrás protegidos tus datos personales y evitarás que te rastreen al navegar.

Estafas en páginas falsas

Además, otro punto a tener en cuenta es que una VPN no va a evitar estafas cuando visitas una página web. Por ejemplo una tienda online que venda productos falsos o una web que solicite datos personales y los use de forma maliciosa para estafarte o robar información para luego venderla a terceros.

Por tanto, en este caso una VPN tampoco va a proteger. Una vez más, lo mejor es el sentido común y evitar cometer errores. Esto permitirá aumentar al máximo la seguridad y no caer en la trampa de sitios falsos o complicaciones que puedan surgir al navegar.

¡Sé el primero en comentar!