Por qué pierde señal el WiFi del router en casa y qué soluciones adoptar

Es importante tener una buena conexión inalámbrica para poder conectar los dispositivos sin problemas. Cada vez usamos más el Wi-Fi para conectar ordenadores, móviles y cualquier otro aparato de lo que se conoce como el Internet de las Cosas. Sin embargo no siempre tenemos una buena cobertura y la velocidad puede estar limitada. En este artículo hablamos de por qué el Wi-Fi pierde señal y daremos algunos consejos para corregirlo.

Motivos para que el Wi-Fi vaya mal

Si ves que tu Wi-Fi pierde señal, que no va tan bien como te gustaría, muy probablemente se deba a alguna de las causas que vamos a ver. Hay diferentes opciones que vamos a poder tener en cuenta para solucionarlo. Normalmente, solo con llevar a cabo algunos pasos sencillos podremos lograr una mayor estabilidad en la red inalámbrica.

Distancia

La primera causa por la que el Wi-Fi pierde señal es por la distancia. Esta tecnología está limitada en este sentido y en cuanto nos alejamos del router o punto de acceso empezamos a perder cobertura. No es lo mismo estar conectados a un metro del router que hacerlo desde otra habitación que está a 20.

¿Qué podemos hacer para salvar este problema? Algo muy útil es utilizar dispositivos que potencien la señal Wi-Fi o permitan llevar la conexión más lejos. Por ejemplo podemos instalar repetidores Wi-Fi. Estos aparatos actúan como puente entre el router y los equipos que conectemos y así potencian la señal.

Pero existen otras alternativas, como los sistemas Wi-Fi Mesh o los PLC. Estos últimos, además, son interesantes para largas distancias al utilizar el cableado eléctrico. Una manera de poder llevar la conexión a un lugar que esté alejado del router y que la pérdida de señal sea mínima.

Obstáculos

Otro motivo por el que la red Wi-Fi no llega bien es por los obstáculos que pueda haber. Por ejemplo una pared, un muro, un mueble… Todo esto va a influir y puede bloquear la señal. Hay cosas que afectan mucho más, como por ejemplo una plancha de hierro. Es en estos casos cuando debemos tener más cuidado.

Lo ideal para evitar problemas de este tipo, o al menos reducirlos, es mantener el router o punto de acceso aislados de cualquier cosa que pueda bloquear la señal. Mientras más libre esté, mejor. De esta forma podrá emitir señal a un mayor rango y no tener problemas de velocidad o estabilidad.

Una vez más, para poder mejorar la conexión, algo que podemos hacer es contar con dispositivos como repetidores, sistemas Mesh o PLC. Así lograremos llevar la señal más lejos, pese a los obstáculos que pueda haber.

Interferencias

También puede afectar al Wi-Fi el hecho de tener otros dispositivos o electrodomésticos cerca. Por ejemplo, algo que puede dañar la señal bastante es que haya un microondas próximo al router. La banda de los 2,4 GHz, especialmente, podría verse muy limitada. Estas interferencias van a afectar a la velocidad y estabilidad de Internet.

La solución es sencilla: alejar el router de cualquier aparato que pueda crear interferencias. Esto incluye los electrodomésticos, pero también cualquier dispositivo que funcione a través del Wi-Fi. Todo esto puede afectar a la calidad de la señal y provocar cortes continuos.

Uso de banda incorrecta

¿Estás usando la banda del Wi-Fi más óptima? Hay dos opciones: la banda de los 2,4 GHz y la de los 5 GHz. Cada una de ellas es mejor según las circunstancias. Por ejemplo, la primera es ideal cuando nos conectamos lejos del router, aunque no ofrece tanta velocidad. En cambio, la segunda es más veloz, pero más sensible a la distancia y posibles obstáculos.

Es imprescindible elegir en cada momento qué banda vamos a utilizar para optimizar así la conexión. Puede que el Wi-Fi pierda señal por estar usando la que no nos conviene y eso lastre el buen funcionamiento.

En definitiva, estos son los principales motivos por los que puede ir mal el Wi-Fi. Es imprescindible saber las causas para, posteriormente, intentar encontrar una solución que nos ayude a tener la mejor conexión posible y mantener siempre una buena velocidad.

¡Sé el primero en comentar!