Conoce estos errores comunes si quieres tener el mejor Wi-Fi

Todo queremos que el Wi-Fi funcione bien, poder navegar de forma rápida, subir y bajar archivos sin cortes o iniciar una videollamada y que se vea bien. Sin embargo muchas veces aparecen errores. Por ejemplo vemos que la velocidad es limitada, la cobertura no es buena o incluso no podemos conectarnos. Vamos a explicar cuáles son los errores comunes más importantes que impiden navegar bien por Wi-Fi.

Fallos al utilizar el Wi-Fi que limitan la conexión

Normalmente son errores típicos que se pueden corregir si simplemente cambiamos algunos hábitos o la manera de configurar la red. De esta forma podremos obtener una mejora importante que permita navegar mejor y no tener fallos que lastren la conexión.

Colocar mal el router o repetidores

Sin duda el error más habitual por el que el Wi-Fi no funciona bien es colocar mal el router. Esto también puede ocurrir con los repetidores inalámbricos que utilicemos. A fin de cuentas, la manera en la que estos aparatos van a repartir la señal y llegar a los lugares donde realmente vamos a conectarnos va a depender mucho de dónde y cómo los coloquemos.

¿Qué fallos cometemos al colocar el router? El primero es la ubicación en la vivienda. Lo ideal es que esté en una zona céntrica, desde donde pueda repartir bien la señal. De nada sirve ponerlo en una punta si luego vamos a conectarnos desde otra. No aprovecharíamos los recursos.

También es un error la manera de colocar el aparato. Es decir, no debemos colocarlo en una zona baja, cerca de muros o paredes, así como de otros electrodomésticos. Lo más óptimo es que esté en un lugar elevado, aislado y por supuesto que no haya obstáculos.

errores si vas a usar un repetidor Wi-Fi

No usar la mejor banda

Otro problema muy común es usar la banda del Wi-Fi incorrecta. La mayoría de dispositivos modernos, así como los routers, pueden funcionar en la banda de los 2,4 GHz y de los 5 GHz. Podemos decir que la primera es la que mejor funciona si estamos lejos del router, aunque la velocidad va a ser más limitada. La segunda, en cambio, es la que ofrece una mayor velocidad pero es más sensible a obstáculos y distancia.

Esto hace que debamos elegir en todo momento la banda correcta a la  que vamos a conectarnos. Si por ejemplo estamos usando un móvil cerca del router y nos conectamos por error a la banda de los 2,4 GHz, tendríamos una velocidad que no sería la mejor. En cambio, si estamos lejos del punto de acceso y mantenemos la banda de 5 GHz, podríamos tener cortes y muchas limitaciones.

El router está desactualizado

Por supuesto otro fallo que cometen muchos usuarios es tener el router desactualizado. Esto va a provocar errores a la hora de conectar la red Wi-Fi, así como también ser más vulnerable a posibles ataques y que haya intrusos en nuestras redes.

Nuestro consejo es tener siempre la última versión del firmware del router, así como de cualquier dispositivo que conectemos a Internet. Esto nos ayudará en gran medida a lograr que el rendimiento sea óptimo y evitar problemas. Es importante detectar cortes en el Wi-Fi y una razón puede ser esta.

Utilizar una tarjeta de red Wi-Fi en mal estado

Por otra parte, otra pieza importante en nuestras conexiones es la tarjeta de red que utilicemos. Si tenemos problemas al usar el Wi-Fi en un ordenador, puede que se deba a que usamos una tarjeta inalámbrica interna. Muchos portátiles tienen limitaciones en este sentido. No cuentan con una tarjeta de red que ofrezca una buena cobertura y velocidad.

¿Qué podemos hacer para evitarlo? Una solución práctica es la de utilizar una tarjeta de red Wi-Fi externa. Esto sin duda nos ayudará a reducir al máximo los problemas y podremos lograr que la velocidad sea mejor y tener en general una conexión más estable.

Por tanto, estos errores pueden lastrar la conexión Wi-Fi. Es importante que los evitemos y consigamos que la velocidad de Internet sea la adecuada, con una buena estabilidad para todos los equipos que conectemos.