Qué es el Bluetooth, para qué se usa y qué tipos hay

Podemos decir que el Bluetooth es una tecnología muy utilizada hoy en día en conexiones inalámbricas. Está presente en la mayoría de dispositivos modernos, como pueden ser móviles u ordenadores, y ofrece una serie de opciones interesantes. En este artículo vamos a hablar de qué es exactamente, cómo funciona y para qué se utiliza. También veremos las diferentes versiones que existen, donde nos centraremos en el último estándar y sus especificaciones.

Qué es el Bluetooth

Cuando hablamos de Bluetooth lo hacemos sobre un protocolo de comunicaciones que lleva muchos años con nosotros. De hecho surgió a mediados de la década de 1990 como un sustituto al cable para determinados usos. Desde entonces han ido surgiendo nuevas y mejores versiones hasta llegar a nuestros días, con una capacidad que nada tiene que ver con la de hace casi 30 años.

Es una tecnología que va a necesitar de dos o más dispositivos compatibles entre sí. Está presente en muchos aparatos, como por ejemplo móviles, ordenadores, auriculares, reproductores de música, cámaras, televisiones… El objetivo principal es vincular estos aparatos entre sí y poder comunicarse.

Funciona a través de ondas de radio que funcionan en la banda de los 2,4 GHz. Justo esto hace que pueda haber interferencias con las redes Wi-Fi en esa banda y otros aparatos como un microondas. No obstante, tienen un rango generalmente bastante inferior a las conexiones Wi-Fi, por lo que los aparatos deben estar cerca.

A diferencia de otras tecnologías como infrarrojos, los dispositivos no tienen que estar visibles entre sí. Es decir, puedes conectar unos auriculares al móvil aunque lleves el teléfono guardado en el bolsillo o en una mochila. Ahora bien, sí que va a afectar a la calidad los posibles obstáculos que pueda haber.

En líneas generales podemos decir que el rango de alcance es de unos 10 metros en condiciones óptimas. Sin embargo esto va a depender de la clase, ya que se divide en tres tipos:

  • Clase 3: es la que tiene un rango de alcance más corto, ya que solo llega a un metro.
  • Clase 2: permite una distancia de hasta 10 metros en circunstancias óptimas y tiene una potencia máxima de 2,5 mW. Lo normal es que cualquier dispositivo que tengas sea con esta clase.
  • Clase 1: tiene un alcance máximo de hasta 100 metros y una potencia máxima de 100 mW.

Mejorar la señal del Bluetooth

Para qué se utiliza

El Bluetooth tiene usos muy diversos, como vas a ver. Es una tecnología que está muy presente en nuestro día a día y aunque lleva años con nosotros, sigue siendo muy utilizada. Posiblemente lo uses más de lo que imaginas, ya que forma parte de muchos aparatos diferentes que tenemos en casa.

Enviar y recibir archivos

Un uso clásico del Bluetooth es para enviar y recibir archivos. Hace unos años era muy habitual en teléfonos móviles, antes de que se extendiera el uso de Internet y aparecieran otros métodos para intercambiar información. Básicamente consiste en vincular dos aparatos y enviar cualquier documento, imagen o vídeo de uno a otro.

No obstante, esto en la práctica no es algo que hoy en día se realice mucho. Aunque puede ser interesante para algo puntual, lo cierto es que la velocidad de transferencia es lenta. Eso sí, en las últimas versiones ha mejorado considerablemente y ahora podemos alcanzar hasta 50 mbps, aunque muy lejos de otras tecnologías como el Wi-Fi.

Conectar dispositivos de forma inalámbrica

También permite conectar dispositivos sin necesidad de utilizar cables. Precisamente esta es la función por la que surgió el Bluetooth. Podemos conectar periféricos a un ordenador, móvil o cualquier aparato compatible. Aquí el abanico de opciones es bastante amplio y constantemente surgen nuevos aparatos compatibles.

Si hacemos una lista de qué dispositivos podemos conectar de forma inalámbrica por Bluetooth, los principales son los siguientes:

  • Ratón
  • Teclado
  • Mando
  • Auriculares

Auriculares Bluetooth

Compartir Internet

No es el uso más habitual, pero sí que es una opción. A través de nuestro teléfono móvil podemos hacer Tethering, que es como se conoce a compartir Internet con otros aparatos, mediante Wi-Fi, cable o Bluetooth. Por tanto, a través de esta tecnología también vas a poder compartir Internet de un móvil a un ordenador, por ejemplo.

Ahora bien, la velocidad que vas a lograr va a ser inferior a la que conseguirías en caso de que conectaras los aparatos por Wi-Fi o cable. Por tanto, aunque sea una posibilidad que va a estar presente, no es algo que realmente debamos tener muy en cuenta hoy en día salvo circunstancias concretas en las que no nos quede más remedio.

Controlar dispositivos

El Bluetooth también permite controlar aparatos de forma inalámbrica. Vas a poder usar tu teléfono móvil y vincularlo con otros dispositivos, como puede ser un altavoz, luces, etc. Vas a poder usar una aplicación para gestionar cuándo ese altavoz se enciende o sube el volumen, por ejemplo, así como apagarlo.

Aquí el abanico de posibilidades es bastante amplio, ya que son muchos los dispositivos que en la actualidad tenemos cerca y que son compatibles con la tecnología Bluetooth. Todo esto lo vas a poder hacer de forma inalámbrica, sin tener que estar justo delante del dispositivo correspondiente.

Sincronizar datos

Un uso más que le podemos dar al Bluetooth es la sincronización de datos. Podemos acceder a información almacenada en un dispositivo desde nuestro móvil, por ejemplo. Es el caso de un reloj inteligente, que permite almacenar datos de los pasos que hemos dado, la distancia recorrida o el tiempo en movimiento, y después poder pasar toda esa información a la aplicación del móvil.

Esto permite prescindir de cables y lograr conexiones inalámbricas entre dispositivos para la sincronización de datos. Esa información va a estar disponible en ambos equipos al mismo tiempo y no tendremos que conectarlos de forma física entre sí.

Tipos de estándares

El Bluetooth no es una tecnología actual, como hemos indicado, por lo que ha habido numerosos estándares o versiones. En todas ellas se han ido mejorando aspectos tan importantes como la velocidad de transferencia, el rango de alcance o la estabilidad. Vamos a hacer un repaso por los principales.

Primeras versiones

Aunque fue en 1994 cuando empezó a formarse el Bluetooth que conocemos hoy en día, no fue hasta 1999 cuando surgió la primera versión. Sin embargo en un principio hubo bastantes limitaciones. Un ejemplo claro es que la privacidad no estaba presente, ya que no permitía el anonimato en la transferencia a nivel de protocolo. Realmente en esta primera versión 1.0 hubo dos subversiones: 1.0a y 1.0b.

Poco después surgió la versión 1.1, en el año 2002, que corregía bastantes errores de la primera versión. Pero tampoco duró mucho tiempo, ya que un año después, en 2003, apareció la versión del Bluetooth 1.2. Esta versión ya sí que trajo algunos cambios importantes que le aportaban mayor usabilidad. Por ejemplo era compatible con USB 1.1, velocidad de transferencia de hasta 721 kbit/s o la mejora en la calidad de audio.

Las versiones 2.0 y 2.1 surgieron en 2004 y 2007, respectivamente. Introdujeron mejoras principalmente en velocidad y usabilidad, pero también en seguridad. Esto último es importante si tenemos en cuenta que las primeras versiones no cumplían con unos mínimos que hoy en día serían impensables.

3.0

La versión de Bluetooth 3.0 trajo un cambio importante al soportar una velocidad máxima teórica de hasta 24 Mbit/s. Esto hizo que ya sirviera para poder enviar archivos a través del móvil. En esa época, cuando surgió en 2009, era algo muy habitual para poder pasar una canción, una fotografía, etc.

Sin embargo no fue una versión que durara muchos años. De hecho prácticamente solo estuvo el año en el que salió: 2009. Las mejoras necesarias en la transmisión de audio empujó a que lanzaran en poco tiempo una versión superior, con características mejoradas.

4.0

Esa versión superior fue la 4.0, que apareció en el año 2010. Aquí apareció el término de Bluetooth de baja energía o Low Energy. La velocidad de transferencia no mejoró sustancialmente, ya que pasó de 24 a 32 Mbit/s. Sí mejoró en cuanto a ahorro de energía, algo que benefició a los dispositivos móviles.

Es este el momento en el que se empieza a extender el uso del Bluetooth a otros muchos dispositivos. Ya no es solo cosa del ordenador y móvil, principalmente, sino que lo veremos en otros muchos aparatos como relojes o pulseras.

Aunque esto último que mencionamos ocurrió especialmente con la llegada de la versión 4.1, que tuvo lugar en el año 2013. Introdujo algunas mejoras y corrigió fallos de seguridad. Altavoces, auriculares, ratones… Poco a poco iba extendiéndose el uso de esta tecnología en más dispositivos y con un mayor rendimiento.

5.0 y 5.1

La versión 5.0 tuvo otro salto importante en cuanto a calidad. Apareció en el año 2016. Duplicó la velocidad de su antecesor, pero lo más destacable es que multiplicó por 4 el rango de alcance. A partir de ese momento ya podíamos usar los dispositivos desde una mayor distancia, sin necesidad de estar tan pegados.

La mayoría de dispositivos actuales son compatibles mínimo con la versión 5.0. La 5.1 surgió unos años después, en 2019, y trajo mejoras en rendimiento, pero también poder saber dónde se encuentra un dispositivo en interiores, como si fuera un GPS.

Bluetooth 5.2, la última versión

Después de explicar de forma resumida la historia del Bluetooth y las diferentes versiones que ha habido desde los orígenes, llegamos a la versión 5.2. Es la última, la que usamos actualmente y la que tiene mayor capacidad de todas ellas. Apareció a principios del año 2020 y trajo mejoras importantes.

Si piensas en comprar auriculares Bluetooth, hoy en día te recomendamos que cuenten con la versión Bluetooth 5.2. Hay determinadas ventajas que sin duda van a hacer que puedas aprovechar al máximo estos dispositivos y no tengas problemas de cortes, puedas ahorrar batería y tener en general un mayor rendimiento. Vamos a ver las principales ventajas frente a las versiones anteriores.

Velocidad

Una de las mejoras más notables que hemos ido viendo con cada nueva versión es la velocidad. En el caso del Bluetooth 5.2, ofrece una velocidad de transferencia del doble respecto a la versión 4.0. Puede alcanzar hasta 50 Mbps, por lo que vamos a poder transmitir audio o vídeo de alta calidad sin que aparezcan cortes

No obstante, si lo comparamos con la versión inmediatamente anterior, la 5.1, la velocidad no ha tenido un cambio sustancial. En ese sentido va a ofrecer algo similar y habrá que esperar a una futura versión para ver una mejora. Sí mejora en aspectos como la compresión de audio, lo que va a permitir una mejora.

Mayor alcance

La distancia a la que vas a poder conectar dispositivos es otro factor importante. Si lo comparamos con la versión 4.0, que utilizan muchos auriculares aún hoy en día, la diferencia es bastante importante. La distancia teórica que permite las versiones anteriores es de hasta 60 metros, mientras que la 5.2, en condiciones óptimas, puede alcanzar hasta 200 metros.

Ahora bien, lógicamente conforme nos vayamos alejando tendremos peor conexión. No es lo mismo conectar unos auriculares a 1 metro del móvil que hacerlo a 10 o 20 metros. Aunque llegue la señal de forma teórica, siempre habrá limitaciones y aparecerán cortes. No obstante, si quieres el máximo alcance y que esos cortes sean mínimos, lo ideal es usar Bluetooth 5.2.

Conectar más aparatos

La versión 5.2 del Bluetooth permite conectar varios dispositivos al mismo tiempo sin que aparezcan cortes. Es una limitación que tienen otras versiones anteriores, como la 4.0. Por tanto, si crees que vas a conectar más de un dispositivo es conveniente que optes por la última versión.

Además, un cambio importante respecto a la versión 5.1 es que permite la sincronización de audio entre dispositivos. Es una ventaja muy interesante de cara a utilizar auriculares Bluetooth que sean compatibles con este estándar.

Bluetooth 5.2

Más aplicaciones de forma simultánea

Una limitación que tenían las versiones más antiguas del Bluetooth es que no podíamos usar varias aplicaciones al mismo tiempo. Por ejemplo usar unos auriculares Bluetooth y que el sonido llegue desde dos programas diferentes que estamos ejecutando en el ordenador o en el teléfono móvil.

En cambio, la versión 5.2 sí que permite tener dos aplicaciones al mismo tiempo. Por ello es otra ventaja interesante que hay que tener en cuenta para decidir optar por dispositivos que cuenten con esta tecnología.

Ahorro de energía

El consumo de energía ha mejorado con cada versión y el Bluetooth 5.2 va a consumir menos aún que la 5.1. Cuenta con BLE ++, mientras que la versión anterior era BLE +. Eso va a permitir conectar aparatos a través de esta tecnología durante más tiempo sin que se agote la batería y alargar más el tiempo de uso.

Es muy interesante de cara a usar auriculares Bluetooth. Si quieres escuchar música durante horas y evitar que aparezcan problemas al consumirse la batería, la versión 5.2 va a permitir que ese tiempo sea mayor.

Mayor calidad

Por supuesto, la calidad a la hora de reproducir audio también mejora con la versión 5.2. Permite la sincronización de audio entre dispositivos, además de una mejor compresión de audio. Aunque respecto a la versión 5.1 la calidad no mejore tanto, sí que se nota si lo comparamos con las anteriores.

Esto hoy en día es muy importante si vas a querer reproducir vídeos o audio en tu teléfono móvil o en el ordenador y vas a usar auriculares Bluetooth. Vas a poder evitar cortes y pérdida de calidad.

Seguridad

Una mejora más es la seguridad. Es lógico pensar que con cada nueva versión se corrigen vulnerabilidades y pequeños fallos que pueden hacer que los dispositivos estén en peligro y que un atacante pueda llegar a acceder a la información personal.

Con la versión 5.2 del Bluetooth vamos a lograr una mayor seguridad. Vamos a poder conectar los dispositivos con menor probabilidad de que aparezca algún problema y que un ciberdelincuente pueda llegar a explotar nuestro equipo, acceder a información privada, controlar los auriculares, etc.

En definitiva, como has podido ver el Bluetooth es una tecnología que está muy presente. Si estás pensando en comprar unos auriculares de este tipo, es buena idea optar por la versión 5.2 y tener todas las ventajas que hemos explicado para que no aparezcan problemas y optimizar el rendimiento.

¡Sé el primero en comentar!