Cómo cambiar la dirección IP en Windows

Cómo cambiar la dirección IP en Windows

Javier Jiménez

La dirección IP es una serie de número que sirve para identificar dispositivos conectados a la red. Hay que diferenciar entre pública (con la que salimos a Internet) y privada (la que sirve para identificarnos en el router). Podemos tener una dirección dinámica, ofrecida por el router, pero también una fija. A veces esto último es necesario para llevar a cabo ciertas configuraciones y evitar conflictos con otros dispositivos. Vamos a explicar cómo cambiar la IP en Windows. Simplemente hay que seguir una serie de pasos que vamos a mostrar.

Por qué puede ser necesario cambiar la IP

En ocasiones puede resultar imprescindible tener una dirección IP fija en un equipo. Por ejemplo si se trata de un servidor al cual queremos acceder desde cualquier lugar. También para que determinados programas puedan funcionar correctamente en Windows.

Esto hace que pueda ser necesario cambiar de una IP dinámica a una estática en nuestro equipo. Para ello únicamente hay que llevar a cabo una serie de pasos. En el caso de Windows 10 el procedimiento es muy sencillo. No vamos a tener que instalar nada, ni tampoco acceder al router para ello.

No obstante hay que tener en cuenta que utilizar una IP estática puede tener también su parte negativa. Es menos segura de cara a posibles ataques cibernéticos que puedan apuntar a nuestro equipo. Además, debemos ser conscientes de la posibilidad de que haya conflicto con otro equipo que pueda estar usando esa misma dirección en nuestra red.

Ventajas de cambiar la IP en un dispositivo

Si tenemos una IP fija, estamos facilitando mucho la vida a posibles atacantes, pues si acceden a nuestro router pueden diferenciar un dispositivo concreto solo con la conexión y desconexión. De forma que si la IP es dinámica, será más complicado que nos puedan atacar un dispositivo concreto.

Una IP dinámica también nos ofrece una capa más de anonimato y seguridad cuando navegamos, incluso puede hacer que ciertos contenidos estén o no disponibles para visualizar debido a bloqueos geográficos. Por otro lado, las direcciones IP pueden caer en listas de bloqueo, de forma que si tenemos una estática, no podremos acceder a algunos contenidos, en cambio si la configuramos como dinámica podemos librarnos de esto, excepto si se nos asigna la IP bloqueada de nuevo. En todo caso, para acceder a estos, lo más recomendable es dar uso de una conexión VPN,

Actualmente las IP dinámicas es lo que asignan los ISP, de forma que es más sencillo gestionar la escasez de direcciones.

Cómo saber si tengo IP dinámica o estática

Si tratamos de averiguar qué tipo de configuración de dirección IP tenemos, lo más recomendable es ponerse en contacto con el ISP que te suministra el servicio, y trasladar la consulta directamente. Actualmente estas compañías cuentan con diferentes métodos de contacto, de forma que no es necesario que estemos pendientes de una llamada para hacerlo. Algunas atienden directamente por WhatsApp.

Por otro lado, podemos saber el tipo de IP con algún servicio online, como pueden ser Ver mi IP o CualEsMiIP. Son servicios muy sencillos de utilizar, que nos ofrecen más información más allá de la indicada. Estas nos apuntarán a la IP pública, la cual aparece directamente en la página principal. Si apagamos el router y reiniciamos los navegadores, podremos ver si esta cambia o se mantiene fija.

Pasos para cambiar la dirección IP en Windows

Windows 10 es hoy en día el sistema operativo más usado en equipos de escritorio. Esto hace que en muchas ocasiones los usuarios necesiten llevar a cabo cambios y configuraciones para que la red funcione bien, para que no haya conflictos con aplicaciones, etc.

Ofrece por tanto una serie de posibilidades relacionadas con la red y una de ellas es utilizar una dirección IP dinámica o estática. Lo normal es que esté configurado en modo automático. Esto significa que el propio router, una vez nos conectemos, va a asignarnos tanto una IP como una máscara de subred. También los DNS pueden ser configurados automáticamente o de forma manual.

Sin embargo todo esto lo podemos cambiar en cualquier momento. Podemos poner una IP diferente en nuestro ordenador y de esta forma conectarnos al router. Podría ser interesante si queremos configurar algunos parámetros o si no queremos conflictos con otros dispositivos que pudieran tener la misma dirección.

Configurar otra IP en Windows

Lo primero que tenemos que hacer es ir a Inicio, accedemos a Configuración, vamos a Red e Internet y pinchamos en la tarjeta de red (ya sea Ethernet o Wi-Fi) y vamos a Cambiar opciones del adaptador. Allí tenemos que elegir la tarjeta que estamos usando, la que queremos modificar y poner otra IP diferente.

Hay que hacer doble clic en ella y vamos a Propiedades. Allí nos aparecerá una nueva ventana con diferentes opciones. La que nos interesa marcar es Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4) y le damos nuevamente a Propiedades.

Cambiar la dirección IP en Windows

Aquí se abrirá una ventana más donde nos aparecerá un apartado relacionado con la dirección IP y otro con los DNS. En ambos casos lo podemos configurar de forma automática o poner los valores manualmente. De forma predeterminada estará marcada la primera opción, por lo que lo único que tenemos que hacer es seleccionar Usar la siguiente dirección IP.

Usar otra dirección IP

Al marcar esta opción veremos que automáticamente nos selecciona también la de Usar las siguientes direcciones de servidor DNS. De esta forma podremos rellenar las diferentes secciones y poder cambiar la dirección IP en Windows. Le damos a Validar configuración y aceptamos. En cualquier momento podemos volver a usar una IP automática, así como los DNS.

Conocer la puerta de enlace predeterminada

Hay que tener en cuenta varios factores a la hora de configurar una dirección IP en Windows. Vamos a tener que poner la IP, la máscara de subred y la puerta de enlace predeterminada. No todos los routers van a tener los mismos valores en estos dos últimos casos. Generalmente son 192.168.1.1 y 255.255.255.0, respectivamente. No obstante, puede variar.

Para saber cuál es la puerta de enlace predeterminada del router y la máscara de subred podemos ejecutar el comando ipconfig en Windows. Para ello vamos a Inicio, abrimos el Símbolo del sistema y ponemos ese comando.

Saber puerta de enlace predeterminada

Nos mostrará una serie de datos relacionados con nuestra red. Entre ellos podemos ver la puerta de enlace predeterminada y la máscara de subred. Simplemente debemos poner esos valores a la hora de configurar otra IP en Windows.

Evitar conflicto de IP

Cuando pongamos una dirección IP, que será un valor entre 192.168.1.2 y 192.168.1.254 en la mayoría de casos (la puerta de enlace predeterminada está reservada al router y suele ser, como hemos indicado, 192.168.1.1), debemos tener en cuenta que no haya conflicto con otros equipos.

Si por ejemplo asignamos la dirección IP 192.168.1.10 y esa misma la estamos usando en otro ordenador, no podrían estar conectados al mismo tiempo. El router rechazaría una de las dos conexiones. Nos veríamos en la obligación de cambiar a otra dirección diferente.

Cambiar los DNS puede ayudar a la velocidad

Nos hemos centrado principalmente en el cambio de IP en Windows. Sin embargo, como hemos visto, también podemos cambiar los servidores DNS. De forma predeterminada estaremos usando los de la operadora. A veces podríamos tener problemas y ciertas limitaciones.

Existe una gran cantidad de servidores DNS disponibles en Internet que podemos utilizar de forma pública. Por ejemplo podemos mencionar los de Google, que son muy populares, así como los de Cloudflare. Podrían incluso ayudarnos a mejorar la velocidad y mantener la seguridad, ya que algunos están pensados para evitar que accedamos a sitios que puedan ser fraudulentos. Por tanto, es una alternativa que también tenemos disponible y que podemos aplicar.

En definitiva, siguiendo estos pasos podemos cambiar la IP en Windows 10. Hemos visto que es un proceso rápido y sencillo. Además, en cualquier momento vamos a poder volver al estado anterior. Vamos a poder configurarlo nuevamente para que asigne una dirección de forma automática. Lo mismo podemos hacer con los DNS.

¡Sé el primero en comentar!