Red pública o privada en Windows: qué significa y cuál elegir

A la hora de conectarnos a Internet podemos hacer uso de múltiples dispositivos y también poder conectarnos a la red a través de diferentes métodos. Nuestros sistemas operativos tienen la capacidad de ofrecer conexión gracias al hardware del que disponen, pero también por el software disponible y cómo esté configurado. En este artículo vamos a hablar de las diferencias entre red pública o privada de Windows 10. Así sabremos cuándo conviene utilizar una opción y otra, con el objetivo siempre de mantener la seguridad y no tener problemas.

Cómo diferenciar una red pública y privada

Cuando nos conectamos a una red por primera vez, ya sea a través del Wi-Fi o por cable, el sistema operativo nos solicitará que identifiquemos la red. Debemos marcar si se trata de una red pública o privada. Es algo que se realiza por seguridad. Una manera de evitar problemas si estamos en una red insegura, algo que podría poner en riesgo nuestros datos personales y servir de entrada a los atacantes.

Lo que hace Windows cuando elegimos una u otra opción es configurar esa red. De esta forma la privacidad y seguridad pueden mejorar y estar más protegidos ante posibles intrusos que pudiera haber en esa red a la que estamos conectándonos por primera vez. No obstante, es algo que podemos cambiar en cualquier momento. Por ejemplo podemos asignar una red como pública y posteriormente cambiarla a privada.

Red privada

En primer lugar vamos a mencionar qué es una red privada en Windows. Cuando seleccionamos esta opción al conectarnos significa que estamos entrando en una red en la que confiamos. Normalmente se trata de una red doméstica privada, en la que únicamente van a estar conectados usuarios que conozcamos, generalmente nuestra familia y otros dispositivos nuestros. Es por tanto un entorno seguro, de confianza, donde no esperamos encontrar ningún problema ni riesgo de seguridad.

Podemos decir que debemos marcar esta opción cuando tenemos el control sobre esa red. Sabemos quién puede conectarse y por tanto no hay problemas en que nuestro equipo sea visible para otros. Ojo, esto no significa que cualquiera pueda acceder al mismo. Una red, incluso la de nuestra casa, podría ser insegura si no la tenemos protegida o hemos configurado algo erróneamente.

Con seleccionar red privada no estamos mejorando la seguridad en sí misma. Es decir, esto no significa que al navegar por Internet corramos menos riesgos de descargar malware o que nuestro equipo sea atacado por un troyano. Para ello será necesario mejorar la seguridad mediante antivirus y otras herramientas.

Siempre debemos proteger nuestra red. Hay que configurarla correctamente, utilizar programas de seguridad como hemos mencionado, pero también crear contraseñas que sean fuertes y complejas. Es la principal barrera de seguridad para evitar que cualquier intruso llegue a acceder a nuestros equipos.

Red pública

La alternativa que encontramos es la de red pública. En este caso debemos seleccionar esta opción cuando estamos conectándonos a una red en la que no confiamos ni tenemos el control total. Por ejemplo un Wi-Fi público en un centro comercial, hotel, etc. Estas redes, como sabemos, pueden ser un problema para nuestra seguridad. De ahí que asignemos esta opción en el sistema operativo y evitar que nuestro equipo se muestre.

Hay que tener en cuenta que al conectarnos a una red pública no tenemos el control de los dispositivos que hay conectados. No sabemos si puede haber algún intruso con el objetivo de robar información y comprometer la red. Por tanto, la mejor opción cuando Windows nos pregunte es indicar que se trata de una red pública.

De esta forma nuestro equipo no va a ser visible para otros. Vamos a mantener la privacidad. Eso sí, igual que mencionábamos anteriormente, nuestra seguridad no va a estar a salvo de posibles ataques o descarga de malware simplemente por marcar esta opción. Necesitaríamos tomar medidas adicionales para protegernos.

Igualmente, al conectarnos a este tipo de redes debemos extremar las precauciones. Es importante no cometer errores de seguridad. Por ejemplo es aconsejable no iniciar sesión o realizar pagos. En cualquier caso, siempre podemos hacer uso de una VPN para cifrar la información que enviamos y así preservar nuestra privacidad.

Cómo cambiar de red pública a privada en Windows

Hemos explicado qué es una red pública o privada y por qué debemos elegir una u otra opción cuando Windows 10 nos los solicita. Ahora vamos a ver qué podemos hacer para cambiar de red pública a privada, o viceversa. Es un proceso sencillo y simplemente hay que seguir una serie de pasos.

Lo primero que tenemos que hacer es ir a Inicio, entramos en Configuración, vamos a Red e Internet, seleccionamos Wi-Fi o Etherent y seleccionamos la que corresponde. De esta forma se abrirá una nueva ventana con algunos parámetros que podemos configurar, entre los cuales se encuentra pasar de red pública a privada o al contrario.

Cómo cambiar de red pública a privada

Concretamente veremos la sección de Perfil de red. Allí estará marcada la opción que corresponde con la red a la que nos hemos conectado. Veremos las opciones Público y Privada. Simplemente tenemos que marcar la que nos interese.

En cada una de las opciones nos muestra una breve descripción. Veremos que en la opción de red pública el equipo permanecerá oculto para otros dispositivos de la red, mientras que en la opción de privada el equipo es reconocible y sería para entornos de confianza. Siguiendo los pasos que hemos explicado podremos cambiar fácilmente de una a otra cuando nos interese.

En definitiva, como vemos hay diferencias entre una red pública y privada en Windows 10. Podemos cambiar fácilmente de una a otra en caso de que hayamos configurado de forma errónea esa red y no tener así problemas de privacidad al conectarnos. Incluso puede que en un momento dado confiemos en una red, pero posteriormente nos parezca insegura y prefiramos que nuestro sistema no comparta información y no muestre nuestro equipo a otros que puedan estar conectados. En todo momento debemos mantener la privacidad y que la información personal no se filtre y no tener así problemas.