Cómo saber si el router funciona bien

Cómo saber si el router funciona bien

Javier Jiménez

Tener problemas con Internet es algo que puede ocurrir muy frecuentemente. Intentamos navegar por la red, conectar nuestros dispositivos, y vemos que ocurre algún problema y no nos deja. Esto puede ser debido a causas muy diferentes. Puede que nuestros dispositivos estén mal configurados, que haya algún problema con la operadora, que la señal sea débil… Pero también puede tratarse de problemas con el router. De ello vamos a hablar en este artículo.

¿Tengo problemas en el router?

Esta es la pregunta que se hacen muchos usuarios cuando ven que no tienen conexión a Internet o que ésta funciona mal. ¿Hay algún problema con el router o la causa es otra? Vamos a mostrar algunos puntos básicos que debemos comprobar para ver dónde está el error. Está claro que es el principal dispositivo que permite que naveguemos por la red y siempre que surja alguna complicación debemos solventarla lo antes posible.

Comprobar otros dispositivos

Sin duda el primer paso que podemos hacer para ver si el problema está en nuestro router o en el dispositivo que usamos es probar con otro. Por ejemplo si estamos teniendo problemas para navegar por Internet con el ordenador, podemos probar con un móvil o cualquier otro dispositivo.

En caso de que el problema persista, entonces estaríamos ante un fallo genérico y no de ese dispositivo. Puede que nuestro router tenga algún problema y por ello no esté funcionando correctamente. Siempre tendremos a mano algún otro aparato con el que poder conectarnos a la red y determinar si todo funciona bien.

Ver las luces del router

Otra señal que siempre podemos tener en cuenta es la de las luces. Normalmente los routers tienen una serie de LEDs informativos para ver si la red Wi-Fi está activada, si hay equipos conectados a los puertos Ethernet o si hay acceso a la red directamente. En caso de que veamos algún LED rojo, por ejemplo, podría indicarnos que hay algún fallo.

Esto variará según nuestro router, pero podemos observar las luces indicativas para ver si realmente está conectado y funcionando correctamente. Sin duda es una prueba más para comprobar que todo va bien o debemos llevar a cabo alguna acción para corregir el problema.

Comprobar las luces del router

Probar Wi-Fi y cable

También podemos probar con otra conexión. Si estamos conectados por cable y tenemos problemas, podemos optar por probar con el Wi-Fi. Tal vez el router no funcione correctamente por algún problema con los puertos Ethernet que impide que nuestros dispositivos se conecten.

Podría darse el caso contrario y que tenga algún fallo con la red Wi-Fi, que no pueda ofrecernos conexión inalámbrica correctamente. Esto suele ocurrir especialmente cuando estamos lejos del aparato y la cobertura no es la mejor. También si tenemos algún problema con el adaptador de red de nuestro dispositivo.

Acceder al router

No hay mejor manera de comprobar que el router está conectado y funcionando correctamente que entrar en él. Esto variará según el dispositivo, pero generalmente suele ser mediante 192.168.1.1 en la barra de direcciones. Allí tendremos que poner las credenciales y claves. Si no sabemos cuál es la puerta de enlace predeterminada, en Windows podemos ir al Símbolo del sistema y ejecutar el comando ipconfig para obtener esa información.

Saber puerta de enlace predeterminada

En caso de que no podamos conectarnos al router podría significar que no está funcionando bien. Puede que no esté conectado, que el cable esté mal, etc.

Conectarnos a otra red

Es otra manera de descartar que el problema no está en nuestros dispositivos, sino en el router. Si nos conectamos a otra red Wi-Fi y vemos que funciona correctamente, entonces no es fallo de ese ordenador o móvil; si por el contrario nos conectamos a otra red y seguimos sin tener acceso, significa que el fallo está en ese equipo.

Por tanto es otra opción que podemos tener presente para verificar en cierto modo que nuestro router funciona o no. Eso sí, vamos a tener que contar con otra red que haya a nuestro alrededor. Siempre podremos compartir conexión con el móvil, por ejemplo, en caso de necesidad.

Observar la velocidad

Pero no siempre tener problemas con el router significa que no tengamos nada de acceso a Internet. En ocasiones estos problemas se ven reflejados en una pérdida de velocidad, una disminución de la calidad o estabilidad. También podemos observar si el ping o latencia es el adecuado y no es excesivamente elevado.

Siempre podemos ver la velocidad que nos llega al router y la que ofrece a nuestros dispositivos. Si es muy baja podríamos tener problemas con el aparato.

Buscar información en Internet

Una última posibilidad es la de buscar información en Internet. A veces el problema es de la operadora. Simplemente con realizar una búsqueda en la red podemos informarnos de si hay algún problema genérico y no es solo cosa nuestra. Las redes sociales como Twitter suelen llevarse de mensajes de otros usuarios alertando de un problema.

Como alternativa, siempre podremos acceder a los canales de comunicación oficial de nuestra operadora o llamar por teléfono. Es posible que hayan lanzado un aviso alertando de algún fallo que han detectado y que podría estar afectando a nuestra conexión, así como a otros muchos usuarios.

Cómo solucionar problemas con el router

Como hemos visto hay diferentes métodos para saber si un router funciona bien. Ahora bien, también pueden ser muchos los problemas y las soluciones. Vamos a mostrar algunas opciones que tenemos para intentar que el router funcione lo mejor posible. Recomendaciones genéricas que pueden ayudar a solventar los principales errores que puedan aparecer.

Reiniciar el router

El primer paso, el más básico, es reiniciar el router. Esto es algo que en muchas ocasiones soluciona los errores más comunes. A veces simplemente con apagar el dispositivo podemos solucionar fallos y lograr que todo vuelva a funcionar correctamente. Al tener el aparato encendido durante mucho tiempo en ocasiones puede hacer que aparezcan ciertos errores.

Ahora bien, hay que reiniciarlo correctamente. No basta con apagar y encender rápidamente el equipo. Para que se haga correctamente hay que mantenerlo al menos 30 segundos apagado antes de encenderlo.

Solución a los problemas del router

Mantener el equipo actualizado

Por supuesto también puede ayudar a solucionar problemas el hecho de tener el router correctamente actualizado. Es muy importante que los controladores estén con la última versión disponible. Por un lado vamos a mejorar el rendimiento. Vamos a conseguir que la velocidad de la conexión sea mejor, un menor ping y menos problemas en general. Pero también vamos a resolver posibles problemas de seguridad.

Es una realidad que los routers pueden tener fallos a nivel de firmware. Puede haber vulnerabilidades que incluso sean aprovechadas por los piratas informáticos para recopilar datos y acceder a la red. Por ello necesitamos tener todo actualizado siempre.

Tener siempre la seguridad presente

Otro tema muy importante es la seguridad. Si tenemos nuestro router con una contraseña de acceso débil, si no impedimos que haya intrusos, podríamos tener problemas en el funcionamiento.

Por ello nuestro consejo es siempre utilizar cifrados adecuados, tener contraseñas que contengan letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. De esta forma estaremos usando claves realmente fuertes. Esto lo debemos aplicar tanto a la hora de acceder al aparato como también a la propia red Wi-Fi.

Restablecer la configuración

Restablecer la configuración que viene de fábrica con el router podría solucionar muchos problemas. Puede que hayamos intentado realizar un cambio que se ha hecho mal o que hemos tocado alguna característica que ahora impide que funcione como debería. Por ejemplo si hemos creado una red de invitados y sin darnos cuenta hemos cambiado algún parámetro importante.

Esto siempre nos ayudará a solucionar problemas de muchos tipos a nivel de software y de configuración. A fin de cuentas vamos a dejar el dispositivo tal y como venía cuando lo compramos o nos lo suministró la operadora.

Buscar en Internet errores concretos

Una cuestión también básica es la de buscar en Internet errores concretos. Es posible que tengamos algún fallo puntual en el router que se deba a algún error. Podemos buscar en la red información y ver si a algún otro usuario le ha pasado lo mismo y podemos resolverlo sin muchas dificultades.

Aconsejamos buscar en foros especializados y páginas oficiales del modelo exacto que estamos utilizando. De esta forma podremos saber más datos acerca de esos errores y sus posibles soluciones para que funcione adecuadamente.

Consultar al soporte técnico

Por último, algo similar a lo anterior pero consultar al soporte técnico. Allí nos guiarán para ver qué podemos hacer para que nuestro router vuelva a funcionar correctamente. Una llamada a la operadora también puede ayudar para que nos resetee la línea y, de forma remota, intentar solventar ciertos problemas que puedan aparecer.

No todos los problemas del router van a ser de parte del cliente, por lo que contactar con el soporte técnico puede ser muy útil para ver si de su lado pueden encontrar una solución.

En definitiva, estos son algunos de los métodos que podemos tener en cuenta para ver si nuestro router funciona correctamente. En caso de problemas hemos visto algunas soluciones básicas para intentar corregirlos.

Qué errores habituales puede haber en un router

Vamos a ver también qué errores habituales puede haber en un router. Una serie de problemas que podríamos tener presentes a la hora de utilizarlo y conectarnos a Internet. Así sabremos cuáles son las complicaciones típicas que podemos resolver con los consejos que hemos dado previamente.

Mala velocidad

Sin duda uno de los errores más habituales en un router es tener mala velocidad. Puede ser que ofrezca una velocidad de red limitada por cable o también por Wi-Fi. Esto podría deberse a problemas de hardware, cableado, tener el firmware desactualizado… Las causas son diversas, como vimos anteriormente. No obstante, la velocidad es sin duda una de las señales más evidentes de que hay algún tipo de error con el router.

Pero no hay que quedarse solo con la velocidad. Otro punto muy a tener en cuenta es la latencia, algo esencial para llevar a cabo algunas acciones como jugar por Internet, hacer una videollamada o emitir en directo. Si tenemos un ping excesivamente alto podría deberse a un problema con el router.

La cobertura es mala

Otro error también muy común es que la cobertura sea mala. Esto lo podemos comprobar si intentamos conectarnos desde otros dispositivos de forma inalámbrica y recibimos una mala señal, velocidad limitada o inestabilidad. Los routers pueden tener tanto antenas internas como externas. A veces podría ocurrir que haya un problema con el hardware de esas antenas y de ahí los fallos de cobertura que lastren la buena calidad de la señal.

Cada vez tenemos más aparatos conectados de forma inalámbrica, por lo que siempre conviene tener un router en buen estado que ofrezca conexión sin que haya problemas de este tipo en ningún momento.

Cortes de red

Los cortes de red, la inestabilidad, también están detrás de los errores del router. Puede ocurrir que estemos navegando por la red y de repente veamos que se corta, que dejamos de tener acceso a Internet o a cualquier servicio que estemos utilizando. Suelen ser cortes momentáneos, que apenas duran unos segundos, pero sin duda muy molestos.

Una causa común para que ocurra esto es que el dispositivo esté saturado y no pueda responder a las solicitudes de los diferentes equipos que tenemos conectados.