Copias de seguridad en la nube: Guía para hacerlas rápido y con seguridad

Cada vez tenemos más servicios que dependen de la nube. Uno de los usos que podemos darle es la posibilidad de crear copias de seguridad. Vamos a explicar en qué consisten, por qué son útiles y también explicaremos qué hay que hacer para realizar una. El objetivo es lograr que nuestros archivos y documentos estén siempre protegidos y no tengan ningún riesgo en Internet, además de estar siempre disponibles.

Por qué hacer una copia de seguridad en la nube

Puede que te preguntes por qué es interesante hacer una copia de seguridad y tenerla en la nube. El primer motivo es porque la vas a tener disponible en cualquier lugar. Puedes acceder a este tipo de servicios desde un móvil, ordenador, una tablet… Y además vas a poder hacerlo desde cualquier sitio, ya que solo vas a necesitar un equipo compatible y tener conexión de Internet.

Por tanto, si en algún momento necesitas acceder a esa copia de seguridad, no vas a necesitar tener acceso físico a un disco duro. Lo único que tendrás que hacer es iniciar sesión en la cuenta del servicio en la nube y rescatar esa copia que has almacenado. Puedes hacerlo en su totalidad o simplemente determinados archivos que necesites.

Otro motivo por el cual es interesante es poder tener los archivos y documentos almacenados en varios lugares. Podrás tenerlos en discos duros, en otro ordenador o cualquier equipo físico, pero también en la nube. En caso de que surja un problema en alguna de estas opciones, siempre vas a tener otra que pueda evitar que pierdas información importante.

Un punto positivo más es que vas a poder realizar fácilmente las copias de seguridad. Es decir, puedes estar en cualquier lugar con tu móvil y poder guardar todas las fotos o vídeos que has hecho por si pierdes el dispositivo. No vas a necesitar tener una memoria física, sino simplemente acceso a la red.

Cómo hacerla

Para poder hacer una copia de seguridad en la nube vas a necesitar usar alguna plataforma. Existen muchas y algunas de las más populares son Google Drive o Dropbox. En nuestro caso vamos a usar la plataforma de Google. Es necesario tener una cuenta y a partir de ahí descargar la aplicación e instalarla en Windows.

Descargar Google Drive

Una vez has descargado la aplicación, lo siguiente es instalarla. El proceso de descarga es muy rápido y el de instalación también es bastante sencillo e intuitivo. Solo tendrás que ejecutar el archivo y seguir los pasos que van apareciendo.

Instalar Google Drive

A partir de ahí, el siguiente mensaje es para iniciar sesión. Tendrás que vincular tu cuenta de Google Drive. Si lo tienes iniciado ya en el navegador, simplemente le tienes que dar a iniciar desde el navegador y vinculará la cuenta que elijas. Es rápido y sencillo. Ya tendrás listo tu equipo para empezar a crear copias de seguridad en la nube. Verás un mensaje como el que aparece abajo.

Google Drive instalado

Para iniciarlo tienes que ir a la barra de tareas o abres directamente el acceso directo que te haya creado. Allí verás el icono de opciones, la actividad o notificaciones.

El siguiente paso es crear una carpeta en cualquier lugar de tu ordenador. Por ejemplo puedes llamarla Copia de seguridad para Drive. No obstante, también puedes utilizar cualquier otra carpeta que ya tuvieras creada, ya que daría igual. Esa carpeta o carpetas son las que vas a sincronizar con Google Drive y será donde almacenes la copia de seguridad.

Solo tienes que hacer clic encima de esa carpeta y verás la opción de Crear copia de seguridad de esta carpeta o sincronizarla.

Sincronizar carpeta con Drive

Cuando pinchas ahí te llevará a una nueva ventana donde tienes que seleccionar la opción de Sincronizar con Google Drive. Tienes que marcarla y darle a Aceptar para que esa carpeta sirva para crear copias de seguridad en la nube.

Sincronizar Google Drive

A partir de ese momento, esa carpeta estará sincronizada con la nube a través de Google Drive. Cualquier cambio que hagas en un archivo, si metes alguna carpeta más, borras algo o lo que sea, se sincronizará automáticamente. Siempre tendrás esa copia de seguridad disponible en tu cuenta de Google y podrás acceder a ella desde cualquier lugar.

Consejos para crear copias seguras

Como has podido ver, crear una copia de seguridad y almacenarla en la nube es muy sencillo. Solo necesitas utilizar alguna plataforma, como es el caso de Google Drive, crear una cuenta y vincular archivos. Pero claro, debes tener en cuenta algunas recomendaciones para que esas copias de seguridad realmente estén protegidas y no sean un problema.

Lo primero y más importante es elegir muy bien qué plataforma vas a utilizar. Nuestro consejo es que utilices servicios fiables, reconocidos y que cuentan con muchos usuarios y, por tanto, garantías. Algunos ejemplos pueden ser Google Drive, que es el que hemos usado en este tutorial, OneDrive o Dropbox. No obstante, hay muchas más opciones que también son fiables. Solo debes informarte muy bien antes, leer comentarios de otros usuarios, comprobar que los archivos están cifrados, etc.

También es esencial que mantengas siempre todo actualizado. Esto hay que aplicarlo tanto al propio programa de esa plataforma, como también al sistema operativo. Instala siempre cualquier parche de seguridad que aparezca y asegúrate de que tienes las últimas versiones. De esta forma evitarás problemas, ya que los piratas informáticos podrían explotar vulnerabilidades sin corregir.

Una recomendación más es crear copias de seguridad de forma periódica. Asegúrate de que se sincronizan los archivos de vez en cuando y siempre la tienes actualizada. En caso de que surja algún problema, como puede ser un ataque ransomware, que un disco duro deje de funcionar o cualquier cosa, el daño va a ser el menor posible al tener una copia reciente.

Además, conviene utilizar más de una copia de seguridad. Ya sea en la nube o a través de algún dispositivo físico, nuestra recomendación es que no te fíes solo de una copia en concreto. Pueden surgir muchos problemas, que el servicio se caiga, que aparezca algún error, borrado de datos accidental… Si tienes más de una copia, estarás más protegido.

En definitiva, como has podido ver puedes crear copias de seguridad en la nube de forma rápida y fiable. Solo tienes que seguir los pasos que hemos explicado. Eso sí, ten en cuenta también las recomendaciones que hemos explicado para no tener ningún tipo de problema que afecte a tu seguridad y puedas aprovechar más estas copias.

¡Sé el primero en comentar!