Error 403 Forbidden al navegar: así puedes solucionarlo

Error 403 Forbidden al navegar: así puedes solucionarlo

Javier Jiménez

A la hora de navegar por Internet en ocasiones surgen problemas que nos impiden acceder a páginas o tener un funcionamiento normal. Esto es algo que ocurre en cualquier navegador y las causas son muy diferentes. A veces el problema está en el software que utilizamos, otras en la conexión de Internet que no funciona bien, tal vez sea el sistema operativo que tenga algún tipo de malware… Uno de los claros de esto es el error 403 Forbidden.

Son muchos los problemas que pueden hacer que no se pueda entrar en una página web. Para que puedas hacer una idea de qué trata este fallo en concreto, en este artículo puedes conocer al detalle qué es el error 403 Forbidden y qué podemos hacer para evitarlo.

 

Qué es el error 403 Forbidden

El error 403 Forbidden puede aparecer al navegar. Se trata de un código de estado HTTP que nos indica que no tenemos la aprobación necesaria para poder acceder a una determinada página web por algún motivo. Básicamente significa que el servidor recibe la solicitud que hacemos para acceder, pero no la acepta. Además, es uno de los fallos más comunes que te pueden aparecer en cualquier momento al navegar por Internet.

Este error puede aparecer en determinadas circunstancias. También podemos encontrarlo no solo como error 403 Forbidden, sino en un mensaje donde nos aparece Acceso denegado, Acceso prohibido, Error 403 prohibido… Pero no necesariamente tiene que ponerte en alerta. Está claro que al ser un fallo te puede parecer que algo no funciona bien en un sitio web o en tu web, pero puede significar sencillamente que hay un problema con la autorización de solicitud para acceder a la página y no va más allá.

Si simplificamos las cosas podemos decir que este error ocurre cuando intentamos entrar en un sitio para el cual no tenemos permiso. Ahora bien, ¿esto debería de ser así o realmente tenemos permisos, pero por algún problema no nos deja? Puede ocurrir por algún ajuste incorrecto en el archivo .htaccess o por cambios que haya habido por parte del proveedor o hosting.

Hay que tener en cuenta que este error, así como otros similares, pueden ocurrir en un momento concreto o permanecer. Es decir, puede que se trate de un fallo momentáneo y si entramos unos minutos después ya no aparece o puede que se haga permanente y siga mostrándonos el mismo error.

 

¿Cómo funciona el error 403 Forbidden?

Cuando un usuario trata de acceder a una página web, este envía la solicitud mediante el protocolo HTTP. Una vez llega al servidor, este se encargará de generar una respuesta. Para ello, primero debe examinar la solicitud, y si todo está correcto, responde al usuario con un código de acceso para poder cargar la página.

Esto sucede muy rápido, de forma que es prácticamente imperceptible para los usuarios. En cambio, cuando el servidor encuentra algún problema en la solicitud, los cuales pueden ser por diferentes motivos, nos mostrará un error como el 403 del que hablamos. Estos códigos, se generan de forma automática según las razones que lo originen. Incluso debemos tener en cuenta que puede deberse a algún cambio en el alojamiento del sitio web. Por lo cual también podemos ver algunas variantes del mismo.

Entre ellas podremos encontrarnos las siguientes que, si bien cada una tiene sus características, por lo general todas significan que el acceso está denegado:

  • Error 403
  • HTTP 403
  • Prohibido
  • 403 Prohibido
  • 403 Error Prohibido
  • Error 403 – Prohibido
  • Error HTTP 403 – Prohibido
  • Error HTTP 403.14 – Prohibido
  • Nginx 403 Prohibido
  • 403 Nginx Prohibido
  • Prohibido: No tienes permiso para acceder a [Directorio] en este servidor.

Su principal cometido es ayudarnos a identificar un problema, siendo los más comunes los errores 403 y 404. En este caso el 403 nos indica que la URL es válida, pero la solicitud no se pudo resolver. Pero estas pueden variar de unos casos a otros.  Es posible que para algunos sitios web, la búsqueda de ciertos contenidos esté directamente prohibida por el estado 403, y no tiene que ser en el sitio web completo, si no que puede ocurrir en una sola sección del mismo o varias de estas, de modo que el error solo se muestra si accedemos de forma concreta.

 

¿Cómo afecta este error al SEO?

Hemos visto en otras ocasiones que este tipo de errores pueden afectar al SEO de las páginas web. Lo cual afecta al posicionamiento de nuestra página. Las consecuencias que esto puede tener son muy diversas, y la principal es que vamos a perder visitas, y si está monetizada, dinero. Esto hace que sea algo crítico, el solucionar los errores que puedan afectar al SEO de las páginas.

Pero en el caso de los errores 403, podemos estar tranquilos. Cuando una página se ha protegido con contraseñas, o se ha configurado solo para miembros, puede ocurrir esto. Y Google, por ejemplo, recibirá estas respuestas 403 Forbidden. Serán registradas como Crawl Errors, que son errores de rastreo. Por lo cual no debemos preocuparnos por estos mensajes de error, ya que solo son alertas de que se han podido restringir accesos. No tendrá impactos negativos en el SEO del sitio. El único cambio, es que esta no será indexada, directamente. Si nos encontramos con alguno de esos errores, lo mejor es revisar lo antes posible el listado de páginas para verificar que ninguna más se vea afectada.

Esto es algo que muchas veces ocurre por propia voluntad de los administradores de las páginas. Por lo cual debemos saber que no siempre será algo que se pueda solucionar. Pero no es algo que se haga de forma deliberada, salvo que cierre. Por lo general se debe a algún motivo mayor, como por ejemplo algún cambio importante que es necesario realizar. Y para lo cual es necesario que no tenga usuarios activos en ese momento. Las posibilidades de situaciones pueden ser muchas. Por lo cual, solo podremos esperar en muchos casos.

 

Identificación del error

Los navegadores identifican el error 403 Forbidden como un código de estado HTTP, que es una respuesta del servidor web para indicar el resultado de una solicitud de un cliente. Este código de estado se encuentra en el encabezado de la respuesta del servidor y es interpretado por el navegador para mostrar el mensaje correspondiente. El error 403 Forbidden se produce cuando el servidor web no permite al cliente acceder al recurso solicitado. Esto puede deberse a diversas razones, como una configuración incorrecta de permisos de archivo, una restricción de acceso basada en dirección IP, un límite de ancho de banda o una política de seguridad específica del servidor.

Cuando un navegador recibe una respuesta del servidor con un código de estado 403, el navegador interpreta el mensaje y muestra un mensaje al usuario indicando que no se puede acceder al contenido. El mensaje puede variar dependiendo del navegador utilizado, pero generalmente incluirá una descripción del error y sugerencias para resolver el problema, como intentar acceder al sitio web en otro momento o contactar al administrador del sitio web. Además del mensaje de error, algunos navegadores también proporcionan información adicional sobre el error 403 Forbidden, como la dirección IP del servidor web y la hora de la solicitud. Esto puede ser útil para los administradores del servidor web al solucionar problemas de acceso a recursos.

En todo caso, existen estándares establecidos para los errores que pueden mostrar los navegadores web. El más común es el estándar HTTP (Protocolo de Transferencia de Hipertexto) que define los códigos de estado HTTP. Estos códigos se utilizan para comunicar información sobre el resultado de una solicitud HTTP entre un cliente (como un navegador) y un servidor web. Pero es importante destacar que los mensajes de error personalizados pueden variar entre diferentes navegadores y servidores web

Todo esto puede ser diferente si vemos otros tipos de errores, como los que vamos a ver más adelante en la entrada.

 

Causas del problema

Hay diferentes motivos por el que puede aparecer este error en concreto en el momento de visitar cualquier página web. Y por esto mismo, antes de conocer como se puede solucionar, además de evitar este tipo de problema en particular, es importante conocer las distintas causas que lo provocan:

  • Error al cambiar una URL: uno de los causantes puede dar por un error humano. Y es que, al poner mal una URl, te puedes encontrar con este error en concreto. Por otra parte, es posible que se hayan movido esos contenidos a otra URL y no se haya redireccionado, por lo que te aparecerá este problema.
  • Sitio web con virus: cuando las URL tienen cualquier tipo de problema con malware, lo cierto es que se terminan rompiendo. Por lo tanto, en estos casos también te encontrarás con este problema a la hora de navegar por Internet.
  • Sin archivo index: si no está el archivo index en el directorio raíz del sitio web o dentro de una carpeta en particular, entonces se mostrará este error.
  • IP bloqueada: ya sean por motivos de seguridad o similar, si el proveedor de donde se aloja la web decide bloquear la IP, entonces recibirás este error 403 al intentar acceder a dicha página.
  • Problema con un plugin de WordPress: otro de los culpables habituales de este problema es el hecho de tener un plugin en WordPress que esté mal configurado, no sea compatible o esté directamente roto. En estos casos, lo cierto es que es sencillo arreglarlo, ya que solamente habrá que dar con el plugin en cuestión y quitarlo o corregirlo, en caso de que sea culpa de una mala configuración.
 

Evitar el fallo 403 Forbidden por parte del usuario

Vamos a explicar algunos aspectos que podemos tener en cuenta para intentar evitar este problema. Como hemos indicado puede que se trate de algo momentáneo o puede que permanezca en el tiempo. Eso sí, siempre y cuando realmente no estemos intentando acceder a un sitio que realmente esté restringido. Veremos algunos puntos que deberíamos realizar e intentar solucionarlo. Una serie de recomendaciones que podemos poner en práctica fácilmente.

 

Actualizar la página

Lo primero y más básico es actualizar la página o volver a entrar unos minutos después. Tal vez haya sido un fallo momentáneo y pronto vuelva a estar disponible con normalidad. Por tanto, lo primero, aunque es lo más básico, sería actualizar la página y en caso de que no funcione volver a entrar unos minutos después.

A veces puede ocurrir que haya algún problema momentáneo con el servidor de ese sitio y se puede corregir simplemente con volver a entrar pasado un momento. Es lo primero que haremos si nos encontramos con este error o alguno similar. Simplemente con «un F5» en muchos casos salimos de problemas similares.

 

Desconéctate de tu VPN

Como hemos visto en otras ocasiones, todos conocemos el poder y los beneficios que nos reportan las VPN a nivel de privacidad y de seguridad al momento de navegar por Internet, y más hoy en día con la amenaza constante que existe en nuestras conexiones. Pero en algunos casos, puede darse que ciertos sitios web detecten el uso de nuestra VPN y tengan como política no permitir el acceso a conexiones de este tipo.

Esto sucede porque en muchas ocasiones hay determinados sitios web que prohíben el acceso a visitantes que se conectan mediante cualquier servidor VPN, muchas veces estos bloqueos se producen a nivel de ubicación. Es por esto, que en la mayoría de los casos simplemente tendremos que cambiar de ubicación en nuestra propia VPN, pero donde esto no solucione el problema, deberemos desconectarnos de ella y entonces lo más seguro es que ahora nos deje de aparecer este error y podamos acceder sin problemas.

 

Probar otro navegador

También podemos probar con otro navegador. A veces estos fallos surgen por algún problema con el software que estamos utilizando. Sin embargo, al probar con otro navegador diferente ese error se elimina y podemos navegar con normalidad. Esto nos indicaría que el fallo no es de la web, ni tampoco que realmente tengamos prohibido el acceso, sino que por algún motivo nuestro navegador no actúa correctamente.

Son muchos los navegadores que podemos utilizar. Algunos de los más comunes son Chrome o Firefox, pero podemos tener instalado cualquier otro y así usarlo en caso de que queramos revisar algún tipo de error que pueda surgir, como este que mencionamos en este artículo. Con esto podremos descartar o no que el fallo resida en este tipo de programa.

 

Revisar la URL correctamente

Otro punto básico sería revisar correctamente la URL. ¿Hemos introducido la dirección exacta o nos hemos equivocado en algún parámetro? Tal vez estemos intentando acceder a alguna sección restringida, por ejemplo. De esta forma podremos descartar que no se trata de un simple fallo a nivel de usuario, que no hemos puesto mal la dirección a la que intentamos entrar.

Es común que nos confundamos al poner una dirección. Puede que hayamos copiado la URL de otra página, pero nos hayamos «olvidado» parte de la misma. Esto podría provocar este fallo típico en el navegador e impedir que la web cargue con normalidad. Por tanto, es otro de los puntos a tener en cuenta para evitar este tipo de error.

 

Borrar la caché y cookies

Por otra parte, algo muy interesante que podemos hacer para evitar este tipo de problemas es borrar la caché y cookies del navegador. Esto es algo que podemos hacer fácilmente en navegadores como Google Chrome o Mozilla Firefox, por nombrar algunos de los más utilizados. En muchas ocasiones se pueden solucionar problemas similares simplemente con borrar la caché y cookies.

Los navegadores bloquean las cookies de terceros

A veces el navegador puede no estar enviando correctamente las credenciales necesarias. Esto podríamos solucionarlo al borrar la caché y las cookies, como hemos indicado. Un proceso sencillo y rápido.

En función del navegador web que utilices, podrás eliminar toda la caché y las cookies por completo. Lo ideal, para que no te vuelva a pasar, es que elimines esta información de manera frecuente en tu navegador. Ya sea cada semana o de forma mensual. Por ejemplo, la caché se encarga de que, al visitar la próxima vez una página, se cargue más rápidamente. Es por esto mismo por lo que si el sitio web se ha actualizado y el enlace es diferente, el error viene de la caché.

Por lo que, con solo borrar la caché y las cookies te pueden servir para solucionar este inconveniente que muy común entre los usuarios. Y al borrar las cookies también se consigue cerrar la sesión de todos los sitios web en los que hayas iniciado sesión. Un factor que también juega un papel importante en este aspecto.

 

Utilizar un proxy

También podríamos probar a conectarnos mediante un proxy. Actúa de forma similar a una VPN y lo que hace es ocultar nuestra dirección IP real, algo que podría evitar problemas en caso de que esa dirección haya sido bloqueada por algún motivo. Nuevamente podemos optar por una versión gratuita, dentro del amplio abanico de posibilidades que encontraremos en Internet.

Nuestro consejo es elegir un proxy que tenga una buena velocidad y estabilidad. Hay muchas alternativas en la red, como hemos indicado, pero lógicamente no todas funcionan de la misma manera. Es también vital que sean seguros y que no comprometan en ningún momento nuestra privacidad al navegar por Internet.

 

Solucionar el error 403 Forbidden si no es nuestro problema

Una vez que hemos mostrado una serie de métodos o pasos para intentar solucionar el problema 403 Forbidden en caso de que sea de parte del usuario. Sin embargo, no siempre es así, ya que podría ocurrir que se trate de un error de la propia página o incluso de nuestra operadora.

En estos casos, por suerte, también se tienen una serie de soluciones si todo lo que hemos explicado anteriormente no ha tenido ningún efecto positivo. Por lo tanto, si no es algo que puedas solucionar por tu cuenta, debes seguir estos consejos:

 

Contactar con el sitio web

Sin embargo, lo normal es que el problema no esté en nuestro equipo. Es decir, el error 403 Forbidden suele aparecer por algún problema con la página que visitamos. Por tanto, algo más que podemos hacer es directamente contactar con ese sitio. Informarles de que tenemos el acceso denegado por algún motivo y que podría tratarse de algún plugin mal configurado que tengan, por ejemplo.

Es posible que incluso hayan sufrido algún ataque cibernético o algún problema al cambiar algo del sitio. Lo normal es que este error le pueda pasar a muchos usuarios que intenten acceder al sitio, por lo que podemos contactar con los responsables y que puedan llevar a cabo alguna acción y solventarlo lo antes posible.

Entre las diferentes acciones que pueden llevar a cabo los administradores de un sitio web, nos podemos encontrar:

  • Revisar el archivo htaccess: Se trata de un archivo que permanece oculto en el directorio de los sitios web. Este contiene parámetros de la configuración del servidor, y lo podemos encontrar en prácticamente todos los sitios web. Es una de las causas más comunes por las que aparece este error, ya que si se ha realizado algún tipo de configuración incorrecta o que ha quedado corrupta en este archivo puede arrojarnos este error, este tipo de problemas con el archivo .htaccess, suelen surgir casi siempre luego de haber realizado alguna actualización o algún cambio en el mismo.

En todo caso, si nuestro sitio no dispone de uno, podemos crearlo de forma manual. Lo que se puede llevar a cabo para tratar de solventar el error, es crear uno nuevo por parte de los administradores.

  • Reiniciar permisos de archivos y directorios: El error 403 puede venir porque los permisos de son incorrectos en los archivos o carpetas del sitio web, y lo más probable es que se origine en nuevos ficheros, los cuales estarán de inicio con unos permisos predeterminados. Se encargan de controlar lo que podemos leer, escribir y ejecutar.
  • Deshabilitar plugins: Esto puede ser otra de las causas, un plugin en conflicto o en desuso. Lo mejor es desactivar todos los que tenemos instalados en lugar de ir uno por uno. De tal forma que nos llevará menos tiempo conocer si el problema radica en este paso. También puede funcionar darle un nuevo nombre a la unidad donde se almacenan.

Si por ejemplo en WordPress hay algún complemento que no está configurado correctamente o por alguna actualización resulta que es incompatible, puede ser el causante de este problema, y deberá o bien deshabilitarse o desinstalarse hasta que se encuentre una versión que sea compatible.

  • Utilizar una página Index: Debemos revisar el nombre del archivo de nuestra página principal, ya que debería tener un nombre específico. Si esto no es así, podemos tomar dos caminos, la más sencilla que es renombrar la página de inicio, o subir una nueva página al directorio y crear una nueva dirección a la misma.
  • Propiedad de archivos: Una incorrecta propiedad de los archivos también puede generar este error. Por lo general, los archivos y carpetas se asignan a un propietario, un grupo a ambos.
  • Buscar Malware: Si nuestro sitio web se infecta con algún tipo de software malicioso, puede dar lugar a muchos errores. Por lo cual realizar un análisis en busca de estos intrusos, puede ayudarnos a arreglar muchos fallos, ya prevenirlos. Si encontramos alguno guardado en la página, podemos dar uso de los plugins que nos permiten eliminarlos, o hacer una restauración del sitio web desde una copia de seguridad completa.
  • Dirección IP incorrecta: Muchas veces también sucede que el sitio web ahora está dirigido hacia una dirección diferente a la anterior y que el nuevo sitio web que se encuentra alojado en esa dirección anterior esté bloqueando el acceso a dicha página, por lo que debe actualizarse o eliminar la caché para que ahora sea dirigido a la dirección correcta. Por esto mismo, en estos en conveniente revisar el A record del dominio para saber si está bien o no. Así que, en este caso, deberás revisar que el nombre de dominio apunta a la dirección de IP que debería y no a otra.
 

Contactar con la operadora

Una última opción sería contactar con nuestra operadora. Puede que por algún motivo nuestra IP pública o la operadora por completo estén en la lista negra de un sitio web y prohíben el acceso. Aquí, además, podríamos mencionar la posibilidad de utilizar una VPN para intentar conectarnos a ese sitio y evitar posibles problemas.

Si nuestra IP ha sido bloqueada podríamos conectarnos a través de otra diferente gracias a este tipo de herramientas que tenemos disponibles para todo tipo de sistemas operativos. Hay opciones tanto gratuitas como de pago. Algo similar podríamos mencionar en el caso de utilizar un proxy, que también podría saltarse este tipo de fallos.

 

Otros errores o avisos

Como has podido ver, el error 400 se refiere a problemas con el cliente. Pero con los navegadores actuales podemos encontrar diferentes otros muchos errores, o simplemente algún aviso que nos da la herramienta. La variedad es bastante alta, debido a que en muchas ocasiones es necesario tener estos avisos para detectar un problema de una forma rápida y eficaz. Así como para poder ver que todo funciona correctamente. Todos los avisos que nos podemos encontrar son los siguientes.

 

Códigos de estado 100

En este caso estamos ante el primero que no es un error. Se trata de un aviso que nos da información. Nunca se llegan a ver por parte de los usuarios, si no que se quedan en un segundo plano. Entre otras cosas, nos dicen que el navegador continúa haciendo las peticiones o que acepta algún cambio de protocolo. Estos son:

  • 100 Continue
  • 101 Switching Protocols
  • 102 Processing
  • 103 Checkpoint
 

Códigos de estado 200

De nuevo nos encontramos ante unos avisos que simplemente indican que todo ha funcionado de la forma correcta. Las peticiones se han procesado adecuadamente, por lo tanto, es algo que nunca vamos a ver reflejado en el navegador como usuarios. Estos son:

  • 200 OK
  • 201 Created
  • 202 Accepted
  • 202 Non-Authoritative Information
  • 204 No Content
  • 205 Reset Content
  • 206 Partial Content
  • 207 Multi-Status
  • 208 Already Reported
 

Códigos de estado 300

Están dirigidos a las redirecciones. Son utilizados por los servidores para indicar que los recursos se han movido. Algunos de ellos son:

  • 303 Multiple Choices
  • 301 Moved Permanently
  • 302 Found
  • 303 See Other
  • 304 Not Modified
  • 305 Use Proxy
  • 306 Switch Proxy
  • 307 Temporary Redirect
  • 308 Permanent Redirect
 

Códigos de estado 500

Ahora ya sí que nos encontramos ante errores propiamente dichos. Tienen relación con problemas que aparecen en los servidores. Si un servidor tiene problemas temporales o algo similar, aparecen estos. Algunos de ellos son:

  • 500 Internal Server Error
  • 501 Not Implemented
  • 502 Gateway
  • 503 Service Unavailable
  • 504 Gateway Timeout
  • 505 HTTP Version Not Supported
  • 506 Variant Also Negotiates
  • 507 Insufficient Storage
  • 508 Loop Detected
  • 510 Not Extended
  • 511 Network Authentication Required

En definitiva, estos son algunos pasos que podemos llevar a cabo para intentar corregir el Error 403 Forbidden al acceder a una página web. Hemos visto algunas opciones sencillas que podemos realizar en nuestro sistema y así ver si se trata de algo que podamos solucionar de nuestra mano. Pero recordemos que, en algunas ocasiones, es posible que el error no tenga una solución que esté en nuestra mano.

¡Sé el primero en comentar!
Logo redeszone.net
Navega gratis con cookies…

Navegar por redeszone.net con publicidad personalizada, seguimiento y cookies de forma gratuita. i

Para ello, nosotros y nuestros socios i necesitamos tu consentimiento i para el tratamiento de datos personales i para los siguientes fines:

Las cookies, los identificadores de dispositivos o los identificadores online de similares características (p. ej., los identificadores basados en inicio de sesión, los identificadores asignados aleatoriamente, los identificadores basados en la red), junto con otra información (p. ej., la información y el tipo del navegador, el idioma, el tamaño de la pantalla, las tecnologías compatibles, etc.), pueden almacenarse o leerse en tu dispositivo a fin de reconocerlo siempre que se conecte a una aplicación o a una página web para una o varias de los finalidades que se recogen en el presente texto.

La mayoría de las finalidades que se explican en este texto dependen del almacenamiento o del acceso a la información de tu dispositivo cuando utilizas una aplicación o visitas una página web. Por ejemplo, es posible que un proveedor o un editor/medio de comunicación necesiten almacenar una cookie en tu dispositivo la primera vez que visite una página web a fin de poder reconocer tu dispositivo las próximas veces que vuelva a visitarla (accediendo a esta cookie cada vez que lo haga).

La publicidad y el contenido pueden personalizarse basándose en tu perfil. Tu actividad en este servicio puede utilizarse para crear o mejorar un perfil sobre tu persona para recibir publicidad o contenido personalizados. El rendimiento de la publicidad y del contenido puede medirse. Los informes pueden generarse en función de tu actividad y la de otros usuarios. Tu actividad en este servicio puede ayudar a desarrollar y mejorar productos y servicios.

La publicidad que se presenta en este servicio puede basarse en datos limitados, tales como la página web o la aplicación que esté utilizando, tu ubicación no precisa, el tipo de dispositivo o el contenido con el que está interactuando (o con el que ha interactuado) (por ejemplo, para limitar el número de veces que se presenta un anuncio concreto).

  • Un fabricante de automóviles quiere promocionar sus vehículos eléctricos a los usuarios respetuosos con el medioambiente que viven en la ciudad fuera del horario laboral. La publicidad se presenta en una página con contenido relacionado (como un artículo sobre medidas contra el cambio climático) después de las 18:30 h a los usuarios cuya ubicación no precisa sugiera que se encuentran en una zona urbana.
  • Un importante fabricante de acuarelas quiere realizar una campaña publicitaria en Internet para dar a conocer su última gama de acuarelas con la finalidad de llegar tanto a artistas aficionados como a profesionales y, a su vez, se evite mostrar el anuncio junto a otro contenido no relacionado (por ejemplo, artículos sobre cómo pintar una casa). Se detectará y limitará el número de veces que se ha presentado el anuncio a fin de no mostrarlo demasiadas veces.

La información sobre tu actividad en este servicio (por ejemplo, los formularios que rellenes, el contenido que estás consumiendo) puede almacenarse y combinarse con otra información que se tenga sobre tu persona o sobre usuarios similares(por ejemplo, información sobre tu actividad previa en este servicio y en otras páginas web o aplicaciones). Posteriormente, esto se utilizará para crear o mejorar un perfil sobre tu persona (que podría incluir posibles intereses y aspectos personales). Tu perfil puede utilizarse (también en un momento posterior) para mostrarte publicidad que pueda parecerte más relevante en función de tus posibles intereses, ya sea por parte nuestra o de terceros.

  • En una plataforma de redes sociales has leído varios artículos sobre cómo construir una casa en un árbol Esta información podría añadirse a un perfil determinado para indicar tuinterés en el contenido relacionado con la naturaleza, así como en los tutoriales de bricolaje (con el objetivo de permitir la personalización del contenido, de modo que en el futuro, por ejemplo, se te muestren más publicaciones de blogs y artículos sobre casas en árboles y cabañas de madera).
  • Has visualizado tres vídeos sobre la exploración espacial en diferentes aplicaciones de televisión. Una plataforma de noticias sin relación con las anteriores y con la que no has tenido contacto en el pasado crea un perfil basado en esa conducta de visualización marcando la exploración del espacio como un tema de tu posible interés para para otros vídeos.

El contenido que se te presenta en este servicio puede basarse en un perfilde personalización de contenido que se haya realizado previamente sobre tu persona, lo que puede reflejar tu actividad en este u otros servicios (por ejemplo, los formularios con los que interactúas o el contenido que visualizas), tus posibles intereses y aspectos personales. Un ejemplo de lo anterior sería la adaptación del orden en el que se te presenta el contenido, para que así te resulte más sencillo encontrar el contenido (no publicitario) que coincida con tus intereses.

  • Has leído unos artículos sobre comida vegetariana en una plataforma de redes sociales. Posteriormente has usado una aplicación de cocina de una empresa sin relación con la anterior plataforma. El perfil que se ha creado sobre tu persona en la plataforma de redes sociales se utilizará para mostrarte recetas vegetarianas en la pantalla de bienvenida de la aplicación de cocina.
  • Has visualizado tres vídeos sobre remo en páginas web diferentes. Una plataforma de video, no relacionada con la página web en la que has visualizado los vídeos sobre remo, pero basandose en el perfil creado cuando visistaste dicha web, podrá recomendarte otros 5 vídeos sobre remo cuando utilices la plataforma de video a través de tu televisor .

La información sobre qué publicidad se te presenta y sobre la forma en que interactúas con ella puede utilizarse para determinar lo bien que ha funcionado un anuncio en tu caso o en el de otros usuarios y si se han alcanzado los objetivos publicitarios. Por ejemplo, si has visualizado un anuncio, si has hecho clic sobre el mismo, si eso te ha llevado posteriormente a comprar un producto o a visitar una página web, etc. Esto resulta muy útil para comprender la relevancia de las campañas publicitarias./p>

  • Has hecho clic en un anuncio en una página web/medio de comunicación sobre descuentos realizados por una tienda online con motivo del “Black Friday” online y posteriormente has comprado un producto. Ese clic que has hecho estará vinculado a esa compra. Tu interacción y la de otros usuarios se medirán para saber el número de clics en el anuncio que han terminado en compra.
  • Usted es una de las pocas personas que ha hecho clic en un anuncio que promociona un descuento por el “Día de la madre”de una tienda de regalos en Internet dentro de la aplicación de una web/medio de comunicación. El medio de comunicación quiere contar con informes para comprender con qué frecuencia usted y otros usuarios han visualizado o han hecho clic en un anuncio determinado dentro de la aplicación y, en particular, en el anuncio del “Día de la madre” para así ayudar al medio de comunicación y a sus socios (por ejemplo, las agencias de publicidad) a optimizar la ubicación de los anuncios.

La información sobre qué contenido se te presenta y sobre la forma en que interactúas con él puede utilizarse para determinar, por ejemplo, si el contenido (no publicitario) ha llegado a su público previsto y ha coincidido con sus intereses. Por ejemplo, si hasleído un artículo, si has visualizado un vídeo, si has escuchado un “pódcast” o si has consultado la descripción de un producto, cuánto tiempo has pasado en esos servicios y en las páginas web que has visitado, etc. Esto resulta muy útil para comprender la relevancia del contenido (no publicitario) que se te muestra.

  • Has leído una publicación en un blog sobre senderismo desde la aplicación móvil de un editor/medio de comunicación y has seguido un enlace a una publicación recomendada y relacionada con esa publicación. Tus interacciones se registrarán para indicar que la publicación inicial sobre senderismo te ha resultado útil y que la misma ha tenido éxito a la hora de ganarse tu interés en la publicación relacionada. Esto se medirá para saber si deben publicarse más contenidos sobre senderismo en el futuro y para saber dónde emplazarlos en la pantalla de inicio de la aplicación móvil.
  • Se te ha presentado un vídeo sobre tendencias de moda, pero tu y otros usuarios habéis dejado de visualizarlo transcurridos unos 30 segundos. Esta información se utilizará para valorar la duración óptima de los futuros vídeos sobre tendencias de moda.

Se pueden generar informes basados en la combinación de conjuntos de datos (como perfiles de usuario, estadísticas, estudios de mercado, datos analíticos) respecto a tus interacciones y las de otros usuarios con el contenido publicitario (o no publicitario) para identificar las características comunes (por ejemplo, para determinar qué público objetivo es más receptivo a una campaña publicitaria o a ciertos contenidos).

  • El propietario de una librería que opera en Internet quiere contar con informes comerciales que muestren la proporción de visitantes que han visitado su página y se han ido sin comprar nada o que han consultado y comprado la última autobiografía publicada, así como la edad media y la distribución de género para cada uno de los dos grupos de visitantes. Posteriormente, los datos relacionados con la navegación que realizas en su página y sobre tus características personales se utilizan y combinan con otros datos para crear estas estadísticas.
  • Un anunciante quiere tener una mayor comprensión del tipo de público que interactúa con sus anuncios. Por ello, acude a un instituto de investigación con el fin de comparar las características de los usuarios que han interactuado con el anuncio con los atributos típicos de usuarios de plataformas similares en diferentes dispositivos. Esta comparación revela al anunciante que su público publicitario está accediendo principalmente a los anuncios a través de dispositivos móviles y que es probable que su rango de edad se encuentre entre los 45 y los 60 años.

La información sobre tu actividad en este servicio, como tu interacción con los anuncios o con el contenido, puede resultar muy útil para mejorar productos y servicios, así como para crear otros nuevos en base a las interacciones de los usuarios, el tipo de audiencia, etc. Esta finalidad específica no incluye el desarrollo ni la mejora de los perfiles de usuario y de identificadores.

  • Una plataforma tecnológica que opera con un proveedor de redes sociales observa un crecimiento en los usuarios de aplicaciones móviles y se da cuenta de que, en funciónde sus perfiles, muchos de ellos se conectan a través de conexiones móviles. La plataforma utiliza una tecnología nueva para mostrar anuncios con un formato óptimo para los dispositivos móviles y con un ancho de banda bajo a fin de mejorar su rendimiento.
  • Un anunciante está buscando una forma de mostrar anuncios en un nuevo tipo de dispositivo. El anunciante recopila información sobre la forma en que los usuarios interactúan con este nuevo tipo de dispositivo con el fin de determinar si puede crear un nuevo mecanismo para mostrar la publicidad en ese tipo de dispositivo.

El contenido que se presenta en este servicio puede basarse en datos limitados, como por ejemplo la página web o la aplicación que esté utilizando, tu ubicación no precisa, el tipo de dispositivo o el contenido con el que estás interactuando (o con el que has interactuado) (por ejemplo, para limitar el número de veces que se te presenta un vídeo o un artículo en concreto).

  • Una revista de viajes, para mejorar las experiencias de viaje en el extranjero, ha publicado en su página web un artículo sobre nuevos cursos que ofrece una escuela de idiomas por Internet. Las publicaciones del blog de la escuela se insertan directamente en la parte inferior de la página y se seleccionan en función de la ubicación no precisa del usuario (por ejemplo, publicaciones del blog que explican el plan de estudios del curso para idiomas diferentes al del país en el que este te encuentras).
  • Una aplicación móvil de noticias deportivas ha iniciado una nueva sección de artículos sobre los últimos partidos de fútbol. Cada artículo incluye vídeos alojados por una plataforma de streaming independiente que muestra los aspectos destacados de cada partido. Si adelantas un vídeo, esta información puede utilizarse para determinar que el siguiente vídeo a reproducir sea de menor duración.

Se puede utilizar la localización geográfica precisa y la información sobre las características del dispositivo

Al contar con tu aprobación, tu ubicación exacta (dentro de un radio inferior a 500 metros) podrá utilizarse para apoyar las finalidades que se explican en este documento.

Con tu aceptación, se pueden solicitar y utilizar ciertas características específicas de tu dispositivo para distinguirlo de otros (por ejemplo, las fuentes o complementos instalados y la resolución de su pantalla) en apoyo de las finalidades que se explican en este documento.

O sin cookies desde 1,67€ al mes

Por solo 1,67€ al mes, disfruta de una navegación sin interrupciones por toda la red del Grupo ADSLZone: adslzone.net, movilzona.es, testdevelocidad.es, lamanzanamordida.net, hardzone.es, softzone.es, redeszone.net, topesdegama.com y más. Al unirte a nuestra comunidad, no solo estarás apoyando nuestro trabajo, sino que también te beneficiarás de una experiencia online sin cookies.