Por qué a veces el navegador descarga lento

Por qué a veces el navegador descarga lento

Javier Jiménez

Siempre que navegamos por Internet es importante que la velocidad sea la adecuada. Sin embargo en muchas ocasiones puede haber fallos. Podemos encontrarnos con errores que impiden que nos conectemos a la red, que la conexión se corte o que incluso no podamos ni siquiera acceder a un Wi-Fi o Ethernet. Un problema común es que las descargas no funcionen bien en el navegador. Vamos a ver cuáles son los principales problemas y qué hacer para solucionarlo.

Las descargas van muy lentas en el navegador

En ocasiones el problema con la velocidad de Internet no es solo a nivel general, a la hora de navegar, de instalar complementos, usar la nube o hacer un test de velocidad. Puede ocurrir que afecte solo a la hora de utilizar un determinado programa o, como el caso que vamos a tratar, al descargar desde el navegador.

Muchos usuarios experimentan problemas al entrar en un servicio en la nube como es Google Drive y descargar archivos o también al acceder a cualquier página web y bajar un programa o cualquier documento. Ven que el navegador va lento y que esa descarga tarda mucho más de lo esperado.

Esto puede ocurrir por diferentes motivos, como vamos a ver. Podría deberse a un fallo de la conexión, del equipo que estamos usando o también del propio navegador. Para cada error que pueda aparecer podemos tener en cuenta ciertos consejos para corregirlo.

Vamos a desglosar las causas principales según se deban a problemas con el navegador o a fallos en la conexión y dispositivo. Cualquiera de estos errores podrían afectar a la hora de descargar archivos con el navegador y debemos corregirlos.

Errores típicos en el navegador

En primer lugar vamos a centrarnos en los problemas generales que puede haber en el propio navegador. Es sin duda una herramienta fundamental para nuestro día a día y en ocasiones podemos tener fallos que afecten al rendimiento y a la manera en la que navegamos o descargamos archivos.

No está actualizado

Una de esas cuestiones a tener en cuenta es que no esté actualizado correctamente. Si tenemos una versión obsoleta podríamos sufrir problemas importantes para que funcione todo correctamente. Podríamos ver que las descargas van muy lentas o que incluso no podamos acceder a determinados servicios.

Además, un factor importante es la seguridad. Si tenemos un programa desactualizado podríamos tener problemas importantes. Un posible pirata informático podría acceder a nuestros sistemas y comprometer la seguridad al explotar estas vulnerabilidades.

Podemos actualizar Google Chrome, que es el navegador más utilizado, de una manera muy sencilla. Simplemente hay que ir al menú (los tres puntos de arriba a la derecha), entramos en Ayuda y en Información de Google Chrome. Automáticamente comenzará a buscar la nueva versión, si es que hay.

Actualizar Google Chrome

Exceso de extensiones

También podría ocurrir que tengamos algún complemento que esté generando conflictos con el equipo y provoque un mal funcionamiento. Las extensiones para el navegador son muy útiles y tenemos un amplio abanico de posibilidades a nuestra disposición, pero a veces generan también problemas.

Si tenemos muchas extensiones instaladas y vemos que las descargas van lentas, podría deberse a esto. Especialmente hay que controlar las más recientes que hemos instalado y que podrían estar afectando al navegador.

Adware

El navegador puede verse afectado también por software malicioso. Especialmente suele ocurrir que instalemos algún complemento que sea inseguro y nos cuelen adware. Esto inevitablemente va a afectar al rendimiento y va a provocar que las descargas vayan muy lentas.

Debemos contar siempre con un buen antivirus que permita analizar el sistema y detectar riesgos de seguridad. Si realizamos un análisis completo podremos detectar este tipo de software malicioso que nos afecte.

Mala configuración

Debemos mantener el navegador siempre en buen estado y eso también significa que la configuración sea la adecuada. Si hemos tocado algún parámetro, si hemos configurado algo de forma indebida, podría estar dañando también la velocidad y el buen funcionamiento.

Por tanto, si vemos que las descargas no funcionan bien y no sabemos qué puede ocurrir, una buena idea es resetear el navegador a los valores predeterminados. De esta forma podremos solucionar ciertos problemas en la configuración.

Fallos con el equipo o conexión

Pero más allá de que haya algún error en el navegador que provoque que las descargas vayan lentas, también podría ocurrir que haya algún problema con el propio dispositivo o con la conexión. Es algo que debemos tener en cuenta, como vamos a ver.

Malware en el sistema

Una de las razones más comunes para que algo no funcione bien en un dispositivo es que haya malware en el sistema. Son muchas las amenazas que de una u otra forma pueden afectarnos en nuestro día a día. Muchos tipos de virus, troyanos, keyloggers… Todo puede dañarnos.

Si el equipo tiene algún tipo de software malicioso podría afectar directamente a la velocidad de descargas. Deberíamos contar siempre con herramientas que nos protejan. Un buen antivirus, un firewall e incluso extensiones de seguridad pueden ser muy útiles para evitar estos problemas.

Usan Windows Update para colar malware

Problema con la conexión

Por supuesto también debemos tener en mente la posibilidad de que haya algún fallo con la conexión de Internet. Esto puede ocurrir especialmente si estamos conectados a través del Wi-Fi, algo que es cada vez más común.

Si la conectividad inalámbrica no es buena, si no tenemos buena señal, podría verse reflejado también en la velocidad de descarga en el navegador. Podríamos mejorar la conexión sin cables al utilizar repetidores Wi-Fi, sistemas Mesh o dispositivos PLC. Esto ayudará a reducir este tipo de fallos.

Servidor muy lento

¿Tenemos problemas al descargar con el navegador en todas las páginas o solo en alguna concreta? Tal vez el fallo se deba a un problema con el servidor. Es posible que vaya lento, que no ofrezca un buen rendimiento, y esto hace que a veces las descargas no vayan bien.

En ocasiones las páginas web tienen varios enlaces para descargar un archivo desde diferentes servidores. Podemos probar a cambiar a otro y ver si de esta forma se soluciona el problema y podemos bajar archivos con mayor velocidad.

Estamos usando una VPN

Utilizar una VPN es algo muy común hoy en día. Es un tipo de servicio muy útil para poder mejorar la privacidad y evitar filtraciones de datos cuando nos conectamos a redes Wi-Fi públicas, como podría ser en un centro comercial.

Sin embargo este tipo de programas también podrían estar interfiriendo y afectando a la velocidad de descarga de archivos en el navegador. Por tanto, podríamos necesitar conectarnos a otro servidor en la VPN o ver si tenemos algo mal configurado.

Estos puntos que hemos visto son las principales causas por las cuales podemos tener una velocidad lenta al descargar con el navegador. Hemos ido viendo qué podemos hacer para solventarlos y lograr que todo vuelva a la normalidad.

¡Sé el primero en comentar!