Problemas con los dispositivos PLC: qué ocurre y cómo evitarlo

Problemas con los dispositivos PLC: qué ocurre y cómo evitarlo

Javier Jiménez

Para mejorar la velocidad de Internet, para tener una mejor cobertura, podemos hacer uso de diferentes dispositivos que pueden ayudarnos. De esta forma logramos mejorar el Wi-Fi, una tecnología que está cada vez más presente en nuestro día a día. Tenemos más y más dispositivos que se conectan sin necesidad de utilizar cableado. Sin embargo a veces surgen problemas que pueden influir en el rendimiento. En este artículo vamos a hablar de problemas que pueden surgir con los dispositivos PLC y cómo corregirlos.

Problemas con los dispositivos PLC

Los dispositivos PLC son una de las opciones que tenemos a nuestra disposición para mejorar la cobertura de Internet en nuestros hogares. Normalmente son un pack de dos dispositivos y uno de ellos se conecta al router y a la electricidad, mientras que el otro se conecta a la electricidad en otra zona del hogar.

De esta forma podemos llevar la conexión de un punto a otro a través de la red eléctrica. Esto nos permite salvar la distancia y evitar tener problemas que afecten al rendimiento o a la velocidad de Internet. Podemos conectarnos tanto de forma inalámbrica como también a través de cable de red.

Ahora bien, en ocasiones pueden surgir fallos. Intentamos conectarnos a un dispositivo PLC y vemos que no funciona Internet o que la conexión es muy lenta. Es algo que puede ocurrir aunque aparentemente tengamos todo bien configurado.

Por suerte, como suele ocurrir en este tipo de complicaciones, podemos tener en cuenta algunos consejos para mejorarlo. De esta forma podremos conectarnos con más garantías y no tener problemas que puedan afectar al rendimiento.

Por qué funciona lento el PLC

Uno de los problemas principales al utilizar dispositivos PLC es que funcione lento Internet. Esto lógicamente podría afectar al uso adecuado que damos a la conexión. Hay diferentes motivos, como vamos a ver. También algunas recomendaciones a tener en cuenta.

Estamos usando una regleta

Este es uno de los errores que cometen los usuarios más frecuentemente y que sin duda afecta mucho al rendimiento de los dispositivos PLC. Al utilizar una regleta y conectar allí los aparatos podemos ver una merma importante en el rendimiento. A fin de cuentas no estamos conectados directamente a la electricidad, sino a través de otro aparato.

Por tanto, nuestro consejo para evitar problemas con los dispositivos PLC es conectar directamente el aparato a la red eléctrica. Hay que evitar regletas y similares que podrían afectar notablemente al buen funcionamiento.

Problemas con el cableado eléctrico

Más allá de poder tener problemas con las regletas, también podría deberse a un mal estado del cableado eléctrico. Este hecho podría afectar a la velocidad de Internet y a la estabilidad de la conexión. Si estamos conectando el PLC a un cableado antiguo o defectuoso podríamos tener este tipo de problemas.

En este caso la solución sería más compleja, ya que dependeríamos de toda la conexión eléctrica del hogar. Si vemos que el problema es importante y persiste, tendríamos que optar por otros dispositivos para poder mejorar la conexión inalámbrica.

También debemos tener en cuenta la conexión a tierra, pues esta es muy importante para todos los dispositivos que tenemos enchufados.

Interferencias con otros dispositivos

Otro punto a tener en cuenta es la posibilidad de que haya interferencias con otros dispositivos. Podría ocurrir que tengamos conectado cerca otro aparato eléctrico, como podría ser una televisión, ordenador o cualquier otro. Esto podría provocar interferencias y dañar así la estabilidad de la conexión, tener pérdida de velocidad y, en definitiva, que haya problemas.

Por tanto, nuestro consejo es colocar los dispositivos PLC lo más alejados posible de otros aparatos eléctricos. Hemos mencionado que es importante que no estén conectados a una regleta, sino directamente a la electricidad. También lo es que estén lejos de otros aparatos que puedan interferir.

Si pensamos en un entorno industrial, debemos prestar atención a las interferencias electromagnéticas EMI, y a la radiofrecuencia RFI, que son las más comunes, y que pueden afectar a muchos dispositivos, más allá de los PLC.

Demasiada distancia con el router

También puede ocurrir que simplemente nos encontremos demasiado lejos del router. Aunque los dispositivos PLC pueden cubrir una amplia superficie, lo cierto es que mientras más lejos nos encontremos del punto de acceso, más problemas podremos tener.

Lo que podríamos hacer en este caso es intentar poner los dispositivos PLC más cerca del router. Así reducimos el riesgo de que haya algún tipo de problema y siempre podríamos conectarnos a través de un cable LAN que podamos colocar.

Mala configuración con los PLC

Muchos dispositivos PLC permiten llevar a cabo algunos cambios en la configuración. Esto podemos hacerlo incluso desde la aplicación para el móvil. Una de estas opciones es la mejora en cuanto a ahorro energético. Sin embargo podría estar causando problemas y ocasionar que la velocidad que llega sea muy limitada.

Por tanto, una cuestión a tener en cuenta es entrar en la configuración de los dispositivos PLC, en caso de tener esta opción, y ver si tenemos algo mal configurado. Especialmente hay que observar si tenemos activado el modo ahorro de energía.

Estamos utilizando la banda incorrecta

Como sabemos, las redes inalámbricas hoy en día permiten conectarnos a través de la banda de los 2,4 GHz y de los 5 GHz. Cada una tiene sus puntos positivos y negativos. Por ejemplo la primera es la más indicada cuando vamos a conectarnos desde una distancia considerable, aunque ofrece menor velocidad. En cambio la banda de los 5 GHz es la más rápida, aunque más sensible a obstáculos y distancia.

Es posible que estemos conectados a una banda incorrecta o que no es la más óptima en determinadas circunstancias. Podemos simplemente probar a cambiar a otra banda y ver si así mejora la velocidad de la señal. Los dispositivos PLC es muy común que sean doble banda.

El cable LAN está en mal estado

Muchos dispositivos PLC permiten conectarnos tanto por cable LAN como por Wi-Fi. En el primer caso es fundamental que estemos usando un cable compatible, que permita Gigabit Ethernet. De lo contrario tendríamos la velocidad limitada y podríamos tener problemas para navegar.

Es por ello que debemos observar muy bien el tipo de cable Ethernet que estamos usando. Debe estar en buen estado y por supuesto tener la categoría correcta para ser compatible con la máxima velocidad. Así podremos conectar nuestros equipos por cable de red y no tener problemas de rendimiento.

Cómo minimizar los riesgos

Si en la gestión de nuestras redes nos acostumbramos a seguir algunas prácticas de mantenimiento, tanto a nivel doméstico como empresarial, siempre podremos minimizar las posibilidades de que algún sistema como un PLC falle. Con ellas buscaremos conseguir un entorno seguro y sólido para navegar por internet, y podemos hacerlo de diferentes formas, como puede ser el realizar inspecciones regulares que nos ayudan a identificar todo tipo de problemas, desde relacionados con la red a los relacionados con el hardware, como pueden ser sobrecalentamientos u otros daños.

También debemos tener en cuenta que estos dispositivos pueden quedarse obsoletos debido a la aparición de nuevos estándares o porque simplemente el fabricante finaliza el ciclo de vida del producto. Esto no significa que nos quedemos sin él, pero no tendremos soporte para asesorarnos en caso de problemas. Por lo cual, si estamos pensando en un nivel empresarial, siempre será bueno tener recambios disponibles por lo que pueda pasar.

Por otro lado, si tenemos una red de estos dispositivos, tendremos que prestar atención a ver cuales son las zonas donde más pueden fallar, y así poder establecer planes de contingencia en caso de que sea necesario. Esto nos ayudará a minimizar el riesgo. Al fin y al cabo, el PLC a pesar de tener muchos años en el mercado, no es un sistema del todo fiable, pero con un mantenimiento proactivo sumado a un control del entorno y planes de procedimientos, este dispositivo nos puede ser de gran ayuda durante mucho tiempo.

En definitiva, estos son algunos consejos que podemos dar para intentar solucionar problemas con los dispositivos PLC. Debemos evitar fallos que puedan dañar la velocidad y estabilidad de la conexión. De esta forma podremos navegar con total normalidad, sin que aparezcan cortes.

¡Sé el primero en comentar!