Aprende qué es un armario rack y qué modelos puedes comprar

Muchos de vosotros habéis visto en los Centros de Procesamiento de Datos (CPD), pequeñas y medianas empresas, e incluso oficinas, unos armarios metálicos que tienen los principales sistemas informáticos y redes de comunicaciones. A estos armarios se les denomina armarios informáticos o rack, y son la forma de almacenar de forma segura todos los equipos en las empresas, y ordenar correctamente todo el cableado por si hay que realizar una intervención en el mismo. Hoy en RedesZone os vamos a explicar qué es un armario rack, para qué sirven, cuánto miden y qué modelos existen.

¿Qué es un armario rack o bastidor?

Un rack es un armario con base y estructura metálica, cuyo principal objetivo es alojar todos los sistemas informáticos y de telecomunicaciones que necesiten las empresas o las organizaciones donde estén instalados. En estos armarios rack es donde se almacenarán los servidores, switches, routers profesionales, servidores NAS, DAS, sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI) y, por supuesto, todo el cableado de red para proporcionar los diferentes servicios a la red local.

Actualmente, cualquier empresa que tenga un mínimo de equipos conectados vía cable tendrán un switch de 24 o más puertos, un switch profesional enrackable que debe ir en uno de estos armarios. Lo mismo ocurre si tenemos un servidor, si tenemos un servidor o NAS de tipo torre, también podrás meterlo en el rack con las bandejas fijas o móviles, si tenemos un servidor de tipo rack (que son algo más caros generalmente), ahorraremos mucho espacio dentro del rack porque tan solo ocuparán 1U o 2U.

En los armarios rack, todas las dimensiones siempre se encuentran estandarizadas, con el objetivo de que cualquier equipamiento que vayamos a instalar (switches, routers, servidores NAS, SAI) sean compatibles y no tengamos ningún problema. Estos armarios tienen los laterales desmontables, para acceder fácilmente a los laterales de los equipos que nosotros instalemos, además, podremos comprarlos con puertas de cristal (en su frontal) para ver muy bien lo que hay en su interior sin necesidad de abrir la puerta, o también tendremos puertas metálicas perforadas para facilitar el flujo de aire y refrigerar adecuadamente los equipos de su interior. Por último, también tenemos la posibilidad de tener armarios con dos puertas, esto es ideal para que ocupen la mitad de espacio al abrirse y ubicarlos en lugares donde no haya demasiado espacio, como en salas pequeñas, pasillos etc.

Dimensiones de un bastidor o rack

Altura

En cuanto a las dimensiones de los racks, lo primero que debemos tener en cuenta es la altura, que se miden en una unidad llamada U. Esta «U» equivale a 1.75 pulgadas, o 44,45mm. Todos los equipos como routers o switches suelen siempre deben tener una altura de 4,4cm de alto, para ser exactamente igual a una U y poder enrackar el equipo sin ningún problema. En el caso de los servidores, suelen ocupar 2U e incluso más, pero siempre se medirá en múltiplos de una U para hallar su altura. De esta forma, podemos encontrar racks que tienen una altura de 22U, 42U o más, dependiendo del modelo que estemos mirando.

La altura en U no se corresponde nunca con la altura real del propio armario, porque las U solamente indican la altura efectiva para la instalación de los equipos, sin contar con que los armarios suelen tener ruedas, y en la parte superior un sistema de ventiladores para extraer el aire caliente del interior. Por ejemplo, lo más normal es que un armario de unas 42U mida un poco más de 2 metros (en lugar de 1,86 metros que debería medir en función de las U).

Anchura

Respecto a la anchura, normalmente los racks siempre son de 19 pulgadas (48,26cm de ancho) que realmente luego son de 600mm de ancho en la parte exterior, porque siempre tendremos espacio para el cableado lateral y las «paredes» del propio armario. También existen racks de 800mm de ancho, pero estos siguen siendo racks de 19 pulgadas, esto nos permite añadir 10cm a cada lado para facilitar enormemente la gestión del cableado de red que se vaya a utilizar, lo tendremos mucho más fácil para pasar todo el cableado de red o fibra para interconectar los diferentes equipos.

Fondo

Por último, en cuanto al fondo de los armarios, suelen ir desde los 600mm de fondo hasta los 1.200mm de fondo. Dependiendo de qué servidores o equipos vayamos a instalar, necesitaremos un mayor fondo o un menor fondo. Por este motivo, antes de comprar un rack es recomendable ver el tamaño de los servidores que nosotros ya tenemos comprados, porque es posible que no nos quepan si tenemos un armario con poco fondo. Como recomendación general, el equipo con más fondo debería ser unos 15cm menor que el rack que vayamos a comprar, para facilitar la gestión de los cables (alimentación, datos etc), es decir, siempre tiene que «sobrar» espacio dentro del rack para no tener problemas a la hora de gestionar el cableado.

¿Para qué sirven?

Un armario rack sirve para tener todos los equipos de redes y sistemas informáticos principales (servidores principalmente) en el mismo lugar y muy bien ordenados. Si tenemos en un armario rack todos los sistemas informáticos, podremos realizar intervenciones de forma más fácil, interconectar redes e incluso ampliar la infraestructura que ya tenemos. Otro punto fuerte de los racks es que nos permitirá ventilar adecuadamente todos los equipos, la mayoría de armarios disponen de ventiladores en la parte superior para expulsar el aire caliente que se genera en el interior, además, también suelen llevar en su parte frontal y trasera puertas perforadas para facilitar el paso del aire frío al rack y la salida del aire caliente.

Para tener una buena gestión de las temperaturas, en cualquier buen CPD que se precie, siempre tendremos un pasillo de aire frío donde habrá aire acondicionado para refrigerar los equipos dentro del rack, y un pasillo de aire caliente donde el rack y los servidores expulsarán el aire caliente.

Tipos de armarios rack

Tenemos principalmente dos tipos de armarios rack, los modelos de suelo y los modelos de mural. Dependiendo de nuestras necesidades y presupuesto, podremos optar por un tipo de armario u otro. También es muy importante saber dónde vamos a situar el armario, porque los armarios de tipo mural son mucho más pequeños que los de suelo. Además, debemos tener en cuenta los accesorios que disponemos para los racks, con el objetivo de facilitar la instalación y la gestión de todo el cableado.

Rack mural

Este tipo de armarios nos permite ubicarlos encima de una mesa o directamente en la pared, a modo de estantería. Si necesitamos un armario para instalar un switch y un router únicamente, es una muy buena opción porque tiene un precio muy bajo, y es idóneo para centros de formación, colegios donde no necesiten demasiada conectividad, hogar doméstico etc. Este tipo de armarios son una versión «mini» de los racks de suelo, pero siguen siendo perfectamente válidos porque cumplen con todas las dimensiones estándar. Por supuesto, este tipo de armarios también se pueden colocar en el suelo, pero no disponen de ruedas como los armarios de suelo, por lo que lo más normal es tenerlo en pared o encima de una mesa.

Este tipo de armarios suelen tener pocas U, unas 6U aproximadamente, porque suelen tener un límite de carga de unos 50-70Kg aproximadamente. Este tipo de armarios también tienen los laterales desmontables, refrigeración en la parte superior del rack, una puerta con cristal y llave, e incluso podremos gestionar adecuadamente el cableado dentro de él. Debemos tener en cuenta las limitaciones de este tipo de armarios: tenemos pocas U disponibles para instalar equipos, y si alguno no es enrackable (es de tipo torre) tendrás aún menos espacio, por lo que debes valorarlo cuidadosamente.

Racks de suelo

Este tipo de armarios están específicamente diseñados para tenerlos directamente en el suelo, tienen ruedas bloqueables para moverlo de forma fácil y rápida, no necesitaremos anclarlo a la pared, se pone directamente en el suelo y se bloquean las ruedas para evitar su movimiento. Si necesitamos un armario para instalar un router, varios switches y servidores, esta es la opción que necesitas porque te dará el mayor espacio de altura. Este tipo de armarios están orientados a pequeñas y medianas empresas donde tengamos más equipos informáticos que almacenar.

Los racks de suelo se pueden desmontar en todos sus lados (incluyendo la puerta), la puerta frontal la podemos elegir de cristal o perforada, y es el que mayor espacio nos proporcionará, porque el límite de altura y anchura la pone la ubicación donde vayamos a colocarlo. Normalmente las dimensiones de fondo de estos armarios van desde los 600mm hasta los 1.200mm, además, de ancho también tenemos la posibilidad de comprar de 600mm o 800mm, este último es ideal para realizar una muy buena gestión de todo el cableado de red y fibra que van a los diferentes equipos.

Accesorios que puede tener un rack

Cuando compramos un armario rack, normalmente vienen con unos accesorios mínimos para la instalación correcta de los diferentes sistemas informáticos, sin embargo, es posible que necesites comprar de manera adicional otros accesorios bastante interesantes que os detallamos a continuación.

Bandejas fijas o deslizantes

Normalmente la mayoría de equipos que instalamos en un armario rack son «enrackables», sin embargo, es posible que tengamos un SAI o un servidor NAS en formato torre, y por tanto, no lo podamos instalar adecuadamente. Para poder instalar este tipo de equipos, e incluso para poner un monitor y teclado dentro del propio rack para realizar intervenciones de forma local, se hace necesario el uso de bandejas. Estas bandejas son estructuras metálicas que van instaladas en los laterales del bastidor, y que soportan un servidor, un monitor o cualquier otro dispositivo informático.

Hay un total de tres tipos de bandejas:

  • Bandejas fijas: tienen un fondo fijo, la anchura es la de por defecto de 19» de los armarios. Una vez que las instalas no se pueden mover, ni hacia delante, hacia atrás ni a un lado ni a otro, están completamente fijas y encima podrás colocar los equipos.
  • Bandejas fijas ajustable en profundidad: tienen un fondo variable, dependiendo de nuestro rack (600mm o 800mm) podremos ponerlas con más fondo o con menos fondo. Son una alternativa a las bandejas fija para adaptarse a diferentes fondos de los armarios.
  • Bandejas deslizantes: este tipo de bandejas se instalan de forma fija, pero posteriormente se pueden mover hacia la puerta del rack para facilitar la instalación o gestión de los sistemas informáticos que hayas colocado.

Panel ciego

Este panel nos permitirá «tapar» una o varias U del rack, de tal forma que internamente tengamos un «hueco». Esto lo que hace es cubrir los espacios no utilizados, y el motivo de no utilizar estas U que tenemos disponibles en el armario, es para tapar el cableado que haya entre medias del armario, y también para mejorar la refrigeración de los componentes, dejando «espacios» vacíos internamente.

Tal y como podéis ver, es un panel completamente negro que tapa todo lo que hay por detrás del rack, de esta forma, si vemos el rack frontalmente podremos ver un cierto orden.

Guías para cables – Anillas de distribución de cableado

Este accesorio es imprescindible si quieres tener ordenados los cables dentro del rack, nos permitirá pasar fácilmente los diferentes cables de red y de fibra para tener el mejor orden posible. Debemos tener en cuenta que dentro de un rack tendremos una gran cantidad de cableado, tanto cables de red como de fibra, que van a los diferentes switches, routers, patch panel etc.

Hay varios tipos de guías para cables, si vamos a pasar muchos cables el anterior es ideal, pero también podremos comprar pasacables con cepillo si no vamos a tener demasiado cableado y queremos ocultarlo.

Pasacables con cepillo

Los pasacables con cepillo son como un panel ciego, pero en la parte central lo tenemos abierto con un cepillo para pasar por ahí los cables y que no se muevan. Los pasacables con cepillo nos permitirán pasar los cables desde la parte delantera del armario hacia la parte trasera, y todo ello ocultando todos los cables detrás de este cepillo.

Patch panel

Un patch panel es uno de los accesorios más necesarios en un armario rack, el cableado de red viene desde el exterior y directamente se pone en el patch panel, para posteriormente sacar cables de red cortos (latiguillos) hacia el switch o los diferentes equipos, de esta forma, podremos documentar muy bien toda la instalación con el cableado. Debemos tener en cuenta que hoy en día existen patch panels Cat5e y también Cat 6, siendo este último el más recomendable.

Los patch panel suelen ocupar 1U, y nos permitirá ordenar el cableado que viene desde el exterior.

Regletas de alimentación eléctrica

Las regletas eléctricas son otro accesorio fundamental en un armario rack, de hecho, normalmente cuando compras uno, viene ya con una o varias regletas incorporadas para alimentar todos los equipos. Las reglas para los armarios son unas regletas normales pero adaptadas específicamente para su colocación en el rack con la tornillería típica de los armarios, a continuación, podéis verlo:

Lo más normal es tener una o dos regletas en el armario, pero dependerá de cuantos equipos vayas a conectar simultáneamente, claro.

Unidades de ventilación

La ventilación en un armario rack es fundamental, debemos tener en cuenta que el calor siempre sube, por tanto, tenemos una unidad de ventilación para coger el aire caliente del interior y expulsarlo fuera es algo importantísimo. También se pueden colocar unidades de ventilación adicionales dentro del armario, ya sea con 2 o con 4 ventiladores. También debemos tener en cuenta que existen unidades de ventilación con un termostato incorporado, que nos marcará la temperatura de dentro del armario.

Patchbox

La empresa Patchbox ha diseñado un sistema de cableado de última generación para armarios racks, que reemplazan los cables de conexión y la gestión de cables convencionales. Este sistema nos permite tener el cable con la longitud exacta para la conexión de los diferentes equipos, lo que permite tener un armario mucho más limpio de cableado, y sin necesidad de comprar diferentes cables de diferentes tamaños, o directamente tener que crimparlos nosotros. Gracias a Patchbox ahorraremos dinero en resolución de problemas y en la reestructuración de los armarios.

Tal y como habéis visto, tenemos diferentes tipos de armarios rack para diferentes necesidades, y también diferentes accesorios para completar nuestro armario y tenerlo todo perfectamente ordenado.