Lista de rangos IP utilizados por España y otros países

Las direcciones IP son una pieza clave para las conexiones de Internet. Son imprescindibles para poder conectarnos a servidores, páginas web y establecer comunicaciones. Es algo necesario para que se conecten entre sí los dispositivos. Pero hay que tener en cuenta que existen muchísimas direcciones según el país y también la operadora. En ocasiones conviene saber cuál es la nación de procedencia para evitar bloqueos o no tener problemas. Vamos a mostrar cómo averiguar las direcciones IP por países.

Por qué saber la ubicación de una IP

Vivimos en un mundo globalizado y eso hace que haya servidores repartidos por todo el planeta a los cuales podemos conectarnos en nuestro día a día. Por ejemplo, al entrar en una página web, usar las redes sociales, programas de descarga P2P… Cada país cuenta con una serie de direcciones IP. Más concretamente, las operadoras pueden reservarse una serie de rangos.

En un momento dado puede que accedamos a una página web o a algún servicio y nos topemos con una dirección IP que no sabemos a qué país pertenece. Podemos tener simple curiosidad o también para que, por algún motivo, bloqueemos el acceso a nuestro servidor. Un ejemplo sería utilizar un bloqueador de IP y que solo nos compartan archivos a través de Torrent desde direcciones IP españolas o de otro país que elijamos.

También podría ocurrir que simplemente queramos evitar el acceso desde un determinado rango de direcciones que pertenecen a un país, a nuestro servidor. Por ello puede ser interesante saber cuáles son las direcciones que corresponden a cada país, entre ellos España.

Rango de direcciones IP

Rangos de direcciones IP de España

Las operadoras de telefonía se aseguran unos rangos de direcciones para que utilicen sus clientes. Operadoras como Orange, Vodafone o Telefónica tienen decenas e incluso cientos de miles de IPs reservadas.

En la web de IPDeny podemos ver un listado con todas las direcciones IP ordenadas por países. Simplemente hay que ir a la nación que nos interesa, pinchamos y podemos descargar toda la lista con la numeración correspondiente. Nos indican los rangos. Lógicamente, en función del tamaño de población de cada país tendremos más o menos. Si queremos ver los bloques de las direcciones IP de España tenemos que pinchar en el nombre del país. Podemos bajar un archivo con todas las direcciones globales y posteriormente buscarlo en nuestro equipo, pero también directamente online ver esa información. Si pinchamos en España a través del link correspondiente nos mostrará todo el listado.

Hemos visto una versión del Protocolo de Internet o IP. Se trata de las direcciones IPv4. Es la versión original que fue lanzada en la década de 1980. Pero lógicamente desde entonces ha cambiado mucho Internet, tenemos muchos más dispositivos conectados, más operadoras y más necesidades de ofrecer servicio a la población mundial. Utiliza un formato de 32 bits y permite que haya algo más de 4.000 millones de direcciones únicas.

Para solventar este problema apareció IPv6, que cuenta con un formato de 128 bits más de 1.000 veces más direcciones únicas disponibles. Esto evita que se agoten, algo que podría ocurrir en los próximos años con el protocolo anterior. Por tanto, también debemos tener en cuenta la lista de direcciones IPv6 por países.

Una vez más, IPDeny nos ofrece el listado completo por países. Allí solo tenemos que encontrar la nación que nos interese y descargar la lista completa. Por ejemplo, en este link podríamos ver las de España.

Vamos a poner una lista con las direcciones de las principales operadoras de España:

Orange

62.32.128.0/17
62.37.0.0/16
62.36.0.0/16
80.102.0.0/15
81.92.128.0/20
83.231.0.0/17
85.48.0.0/12
88.87.192.0/19
90.160.0.0/12
94.229.192.0/20
212.31.32.0/19
212.169.128.0/17
213.143.32.0/19
213.151.96.0/19
217.71.192.0/20

Movistar

2.136.0.0/13
79.144.0.0/12
80.24.0.0/13
80.32.0.0/13
80.58.0.0/15
81.32.0.0/12
83.32.0.0/12
83.48.0.0/12
84.16.0.0/19
88.0.0.0/11
94.142.96.0/19
95.120.0.0/13
193.152.0.0/15
194.69.224.0/19
194.179.0.0/17
194.224.0.0/16
195.53.0.0/16
195.55.0.0/16
195.57.0.0/16
195.76.0.0/16
195.77.0.0/16
195.235.0.0/16
212.170.0.0/16
213.0.0.0/16
213.4.0.0/16
213.96.0.0/15
213.98.0.0/16
213.99.0.0/16
213.140.32.0/19
217.124.0.0/14

Vodafone

46.24.0.0/14
62.87.0.0/17
77.208.0.0/14
77.224.0.0/13
87.235.0.0/16
89.6.0.0/15
95.60.0.0/14
178.139.0.0/16
188.84.0.0/14
212.73.32.0/19
212.145.0.0/16
212.166.128.0/18
212.166.192.0/18
217.130.0.0/16
2.152.0.0/14
62.100.96.0/19
62.42.0.0/16
62.43.0.0/16
62.57.0.0/16
62.81.0.0/16
62.82.0.0/16
62.83.0.0/16
62.100.96.0/19
62.101.160.0/19
62.117.128.0/19
62.117.160.0/19
62.117.192.0/18
62.174.0.0/15
79.108.0.0/15
80.173.0.0/16
80.174.0.0/16
80.224.0.0/16
81.60.0.0/15
81.172.0.0/17
81.184.0.0/16
81.202.0.0/15
82.158.0.0/15
82.198.32.0/19
82.213.128.0/18
83.138.192.0/18
83.173.128.0/18
84.120.0.0/13
85.136.0.0/15
85.155.0.0/16
85.219.0.0/17
85.251.0.0/16
89.140.0.0/15
95.39.0.0/16
188.95.216.0/21
194.106.0.0/19
194.140.128.0/19
194.140.160.0/19
194.149.192.0/19
195.60.81.64/26
212.21.224.0/19
212.22.32.0/19
212.40.224.0/19
212.78.128.0/19
212.79.128.0/19
212.95.192.0/19
212.97.160.0/19
212.122.96.0/19
212.183.192.0/18
213.37.0.0/16
213.201.0.0/17
213.227.0.0/18
213.231.64.0/18
213.254.64.0/18
217.216.0.0/15

Jazztel

62.14.0.0/16
62.15.0.0/16
87.216.0.0/13
95.16.0.0/13
188.76.0.0/14
212.9.64.0/19
212.106.192.0/19
212.106.224.0/19
213.179.96.0/19

R Cable

77.26.0.0/15
83.165.0.0/16
91.116.0.0/15
178.60.0.0/16
212.51.32.0/19
213.60.0.0/16

TeleCable

81.9.128.0/17
83.97.128.0/17
85.152.0.0/16
93.156.0.0/16
188.171.0.0/16
212.89.0.0/19
213.141.32.0/19

Euskaltel

62.99.0.0/17
82.130.128.0/17
83.213.0.0/16
85.84.0.0/14
212.8.64.0/18
212.55.0.0/19
212.142.128.0/17

Por tanto, estas son los principales bloques de direcciones IP de España. Hay que tener en cuenta que en cada uno de ellos hay miles de direcciones únicas. Podemos ver el listado completo en el link que os mostramos anteriormente. Así podremos bloquear alguna que nos interese o simplemente saber si pertenece o no a España o a cualquier otro país. La información sobre las direcciones IP en Europa y a qué operador o empresa pertenece, la podéis ver directamente en la web oficial de RIPE.

Qué se puede saber con una dirección IP

Hemos visto cómo podemos ver un listado completo de las direcciones IP y ver qué bloques corresponden a un país en concreto, además, también hemos visto a qué operador pertenecen los diferentes rangos de direcciones IP que tenemos disponibles. Es algo que puede ser útil en un momento dado y es una información pública que podemos encontrar en la red.

Al fin y al cabo, la dirección IP funciona a modo de identificador único online, de forma que cada equipo dispone de una, así los ordenadores se pueden conectar unos con otros. Cuando visitamos una página web o enviamos un correo, la dirección IP se comparte, y como tal nos pueden controlar en ciertos aspectos. Realmente no se da la IP del ordenador en sí, pero sí que gracias a esta se envía gran cantidad de información personal. Por lo cual esto puede ser captado por el receptor, los lugares a los que accedemos o algún intruso intermedio entre nosotros y el destino. Aquí ya estamos hablando de escenarios más avanzados, como puede ser un hackeo donde nos pueden robar nuestra información.

Pero existen métodos que sí pueden ser legales, y que hacen exactamente el mismo efecto, como puede ser una investigación policial. En este caso, con las autorizaciones pertinentes, llevadas a cabo por un juez y presentadas al proveedor de internet (ISP), pueden conocer gran cantidad de datos. Ahora bien, ¿qué podemos saber de una IP? ¿Qué podría saber alguien si obtiene la nuestra? Vamos a verlo en detalle.

En qué país estamos

Algo evidente por todo lo que hemos comentado en este artículo es que podrían saber en qué país nos encontramos, o al menos de qué nación estamos usando esa dirección IP. Es una de las informaciones más básicas que podrían obtener. De ahí que en ocasiones sea interesante ocultarla y utilizar una VPN para poder conectarnos a contenido bloqueado en un país, por ejemplo. Una VPN va a contar con muchos servidores, por lo que podremos conectarnos en cualquiera que esté en otra nación. De esta forma estaremos navegando como si realmente estuviéramos físicamente en otro lugar.

Una dirección IP está localizada siempre geográficamente en un país en concreto, pero esto parte de grandes bases de datos de direcciones IP y su ubicación. Debido al problema del agotamiento de direcciones IP públicas, muchos operadores como Grupo masmóvil en España han estado comprando direccionamiento IP a países del este. El problema de comprar este tipo de direccionamiento y que las bases de datos de direcciones IP no estén actualizadas, es que a un cliente de Masmóvil se le puede situar en Ucrania o en el país que sea, y esto es un problema porque las webs nos aparecerán en Ucraniano o en Ruso debido a la geolocalización de las direcciones IP. Algo similar también le ha ocurrido a Orange en España, y es que ha tenido que coger direccionamiento IP de France Telecom, por lo que al abrir PayPal o Google, nos saldrá la versión francesa de ambos servicios.

En muchas ocasiones no hay problema debido a las cookies, las cuales nos identifican que estamos en España aunque la IP diga otra cosa. Sin embargo, si utilizamos servicios de vídeo como Atresplayer y nos sitúa en Francia, automáticamente nos saldrá un mensaje indicándonos que en ese país no podemos acceder al servicio, por lo que no podremos visualizarlo aunque tengamos comprada la suscripción premium, simplemente no es posible a no ser que utilicemos una VPN o un proxy que esté alojado en España o que salga a Internet con la IP de España.

La ubicación aproximada

Pero no solo podrían saber en qué país se encuentra esa IP. Hay que tener en cuenta que incluso podrían ver nuestra ubicación geográfica aproximada. Podrían saber el código postal, y por tanto la localidad donde estamos, pero también más allá y tener una ubicación aproximada de nuestra calle o barrio. Esto es debido a las propias bases de datos que tienen de direcciones IP a nivel mundial, por ejemplo, si buscamos en Google sobre nuestra dirección IP, es muy probable que nos ubique en Madrid en una localización estándar, o que nos ubique directamente en nuestra ciudad, aunque nunca nos ubicarán en la calle exacta donde vivimos, lógicamente.

Existen servicios online donde simplemente con poner la IP nos muestra esta información relacionada con la ubicación geográfica. Podemos probarlo con nuestra dirección o usar cualquier otra que veamos en Internet, en ambos casos nos informarán sobre dónde estamos físicamente, o al menos, lógicamente ya que podríamos usar un servidor VPN.

Operadora

Otra cuestión más que podrían conocer si obtienen nuestra dirección IP es qué operadora de telefonía estamos utilizando. Hemos visto que cada una se reserva un rango de bloques, por lo que es algo público y cualquiera podría saberlo. De ahí que haya buscadores donde simplemente con poner una dirección nos muestre este dato.

En este caso podemos comprometer la privacidad si averiguan qué compañía de telefonía tenemos. Es un dato que en ocasiones podrían utilizar para incluirnos en campañas de Spam, por ejemplo.

¿Hay forma de protegerse?

Ante todo esto que acabamos de ver, sería normal que nos preguntemos si hay forma de protegerse totalmente. Y la respuesta es que no. No es posible estar 100% seguro, pero sí podemos estar cerca de este porcentaje. En muchas ocasiones no se trata de conseguir negar el acceso, si no de hacerlo lo más complicado posible, de forma que no salga rentable a no ser que inviertan cantidades ingentes de tiempo.

Existen algunos métodos como pueden ser los servidores proxy, el cual hace de intermediario entre Internet y nuestro router. Pero todo tiene sus contras, y es que esto puede hacer que no podamos acceder a algunos contenidos en internet los cuales no funcionan con navegación anónima, por la contra si podremos acceder a muchos sitios que pueden tener restricciones geográficas, por ejemplo.

Por tanto, a través de la IP podemos (y podrían) obtener información como el país al que pertenece, la ubicación geográfica aproximada o la operadora. Existen métodos para ocultar todo esto y evitar navegar con nuestra dirección real.

¡Sé el primero en comentar!