Cómo saber la ubicación física de una dirección IP

A la hora de navegar por Internet son muchos los datos que podemos exponer. Nuestra información tiene un gran valor en la red y también hay muchos métodos que pueden utilizar terceros para recopilarla. Podrían incluirnos en campañas de Spam, por ejemplo. Dentro de toda la información que puede filtrarse al navegar, una de ellas es la dirección IP. En este artículo vamos a mostrar cómo podríamos saber cuál es la ubicación física real a través de la IP.

Qué es la dirección IP

En primer lugar vamos a recordar qué es exactamente la dirección IP. Podemos decir que es un conjunto de números que sirven para identificar en la red un dispositivo, ya sea un ordenador, móvil o cualquier otro con conexión. Puede ser tanto privada como pública. La primera sirve para identificarnos en el router, para que puedan conectarse equipos a él. La segunda es el identificador con el que salimos a la red.

Cuando entramos en una página web, ese sitio va a saber cuál es nuestra IP pública. De esta forma podría ofrecernos un servicio más personalizado. Por ejemplo si entramos en una página para consultar el tiempo, nos aparecerá de nuestra zona. También para entrar en determinadas plataformas que pudieran estar disponibles solo para un país en concreto.

Por tanto, con la dirección IP podrían saber, al menos de forma aproximada, dónde nos encontramos. Eso sí, existen herramientas que permiten ocultar esa dirección. Un ejemplo es si navegamos a través de un proxy o si utilizamos una VPN. De esta forma la dirección real se oculta y navegamos con otra diferente. Incluso podríamos mostrarnos como si estuviéramos en otro país.

Hay que tener en cuenta que nuestra privacidad debe estar siempre a salvo. Hoy en día nuestros datos personales tienen un gran valor en la red y pueden ser utilizados para malos fines por parte de piratas informáticos. Esto hace que sea una buena idea preservar la información y no cometer errores que puedan afectarnos y poner en riesgo también nuestros equipos.

Cómo saber la ubicación física de una dirección IP

Existen métodos para saber cuál es la ubicación física de una dirección IP pública. Podemos ver a qué país pertenece, a qué ciudad e incluso las coordenadas aproximadas. Lo primero que tenemos que hacer es conocer la IP que nos interesa. Podemos probar con la nuestra propia. Para ello simplemente hay que usar algún tipo de servicios donde indican cuál es mi IP.

Una vez tengamos la dirección IP pública que nos interesa es donde entra en juego la herramienta MaxMind. Allí podemos poner hasta 25 direcciones IP que queramos saber a qué lugar pertenecen. Su uso es muy sencillo, ya que simplemente tenemos que ponerlas en el cuadro que aparece arriba y posteriormente darle a Submit.

Cómo saber la dirección física con la IP

Posteriormente nos mostrará, en el cuadro de abajo, la ubicación física real que corresponde a cada dirección IP que hemos puesto. También nos indicará las coordenadas aproximadas, el operador, etc. En nuestro caso hemos probado con la VPN integrada en el navegador Opera.

Saber la dirección IP por ubicación

Podemos probar tantas como queramos. Es una herramienta online totalmente gratuita. Como vemos es muy sencillo de averiguar la ubicación real de una dirección IP pública que queramos. Nos muestra incluso las coordenadas aproximadas. La exactitud puede variar. Veremos también un margen en kilómetros.

Cómo ocultar la dirección IP real

Hemos explicado qué es la dirección IP y cómo podrían saber dónde nos encontramos físicamente a través de esta información. Ahora vamos a explicar algunas opciones sencillas para poder navegar por Internet sin mostrar cuál es la dirección real.

Servicios VPN

Una de las herramientas más utilizadas para ocultar la dirección IP real son las VPN. Están disponibles tanto para equipos de escritorio como también dispositivos móviles. Las hay gratuitas y de pago, aunque recomendamos estas últimas para lograr un mejor servicio y que además mantenga nuestra privacidad.

Este tipo de programas lo que permite es ocultar la dirección IP real y además conectarnos a un servidor que se encuentre en cualquier lugar del mundo. Así, de forma virtual, es como si estuviéramos en otro lugar y poder acceder incluso a servicios que estén restringidos geográficamente.

Proxy

Otra opción similar son los servidores proxy. Los hay también gratuitos y de pago y la misión básicamente es la misma. Permite ocultar nuestra IP real y navegar a través de un intermediario. Es un tipo de herramientas muy utilizadas para navegar de forma anónima y modificar la ubicación.

Podemos decir que se trata de un servicio, un sistema o dispositivo, que se encuentra entre nuestro equipo y el destino al que intentamos acceder. De esta forma, si por ejemplo queremos entrar en una página web, este sitio no recibe nuestra dirección IP real, sino que recibirá la dirección que corresponde a ese proxy que estamos usando. Es por ello que es muy importante elegir correctamente qué servicio vamos a utilizar y no tener problemas que puedan afectar a la privacidad y que deriven en el filtrado de información.

Tor

Una última opción es usar el navegador Tor. En este caso es un servicio totalmente gratuito. Nuestra conexión pasa por múltiples nodos y oculta la dirección IP real. Es una forma más para navegar de forma anónima y evitar que pudiera saber nuestra ubicación física.

Hay que tener en cuenta que el navegador Tor funciona a través de múltiples capas, como si fuera una cebolla. Esto va a hacer también que la navegación se ralentice. A fin de cuentas no estamos conectándonos a Internet de forma directa, sino a través de múltiples nodos. Por tanto, podemos tener problemas de velocidad que podrían lastrarnos si queremos descargar algún archivo grande o reproducir un vídeo en Streaming. No obstante, es otra alternativa más para mejorar la privacidad en Internet.

En definitiva, simplemente con tener la dirección IP pública podrían saber, al menos de forma aproximada, dónde nos encontramos. Hemos visto algunos métodos para ocultar esa IP real y no dar esa información al navegar por Internet. Hemos explicado de forma resumida cómo funciona una VPN, un servidor proxy y la opción del navegador Tor. Todo esto podría ayudarnos a mantener privada la ubicación física de nuestro equipo.