Por qué el ordenador solo se conecta por cable y no por Wi-Fi

Por qué el ordenador solo se conecta por cable y no por Wi-Fi

Javier Jiménez

Para poder navegar por Internet tenemos la opción tanto de conectarnos de forma inalámbrica como por cable. Son dos opciones que pueden tener sus puntos positivos y negativos en según qué circunstancias. Ahora bien, en ocasiones una de las dos no funciona. Las causas son diversas, como también las soluciones. En este artículo vamos a hablar de por qué un equipo se conecta solo por cable, pero en cambio el Wi-Fi no funciona. Vamos a ver qué podemos hacer para solucionarlo.

Que el ordenador no te deje conectarte a Internet mediante WiFi puede tener diferentes motivos. Al igual que puede aparecer que estás conectado a la red inalámbrica, pero luego no tienes conexión a Internet, tu PC te puede dar error al intentar conectarte de manera inalámbrica al WiFi y solo te permita disfrutar de Internet por cable Ethernet.

Las soluciones para que tu PC se pueda volver a conectar al WiFi son sencilla. Además, te servirán tanto para tu ordenador de sobremesa como portátil. Por tanto, echa un ojo a cada una de las causas y las opciones que tienes para arreglar la conexión.

 

Por qué solo se conecta el equipo por cable de red

Este problema les ocurre a algunos usuarios cuando intentan conectarse de forma inalámbrica. Saben que su equipo tiene la opción tanto de conectar un cable LAN como hacerlo a través del Wi-Fi, pero este último no funciona. Navegan con total normalidad por cable, con buena velocidad y estabilidad, pero en cambio es imposible hacerlo de forma inalámbrica.

Las causas son variadas, aunque generalmente suelen estar relacionados con la cobertura, fallos con la tarjeta de red o con cualquier dispositivo que utilicemos para amplificar la señal y poder conectarnos desde otros lugares de una vivienda. Ya no solo por el hardware, también puede darse por culpa del controlador.

Si no has actualizado en ningún momento el driver de la tarjeta de red de tu PC, puede que tengas que hacerlo. Pero, para ello, deberás tener conectado tu PC a Internet por cable Ethernet.

Por otro lado, debes tener en cuenta que existen dos posibles fallos: uno en el que directamente no nos aparecen redes y ni siquiera podemos conectarnos y el segundo en el que nos conectamos, pero la señal funciona muy mal y hay continuos cortes.

Son dos problemas bien diferenciados y con posibles causas que nada tienen que ver. En el caso de que no podamos navegar porque funcione muy lento, pero sí podamos llegar a conectarnos, generalmente el error está presente en la cobertura o en los dispositivos intermediarios que usamos. Si ni siquiera podemos conectarnos o las redes no nos aparecen, suele ser más bien un problema de drivers o de la tarjeta inalámbrica. Por lo tanto, tienes que partir de esta base para solucionar el fallo de conexión.

 

Qué hacer para conectarnos por Wi-Fi

Entonces, ¿cómo podemos solucionar estos fallos que impiden que nos conectemos al Wi-Fi? Vamos a dar algunas soluciones que podemos poner en práctica si de repente vemos que nuestro equipo se puede conectar con normalidad por cable, pero en cambio, si intentamos conectarnos de forma inalámbrica no funciona.

 

Comprobar que el Wi-Fi está activado

Lo más básico y lo primero que debemos hacer es que el Wi-Fi está activado correctamente. A veces simplemente ocurre que hemos desactivado por error la red inalámbrica, por ejemplo, en portátiles en los que hay un botón físico para apagarlo o encenderlo y de esta forma ahorrar energía.

Por tanto, lo primero a revisar en el sistema es que todo está correctamente configurado y que podemos usar realmente el Wi-Fi. Si vemos que no aparece el icono, que no podemos ni siquiera buscar redes, puede ocurrir que esté apagado y haya que configurarlo.

 

Actualizar los drivers de la tarjeta de red

También debemos verificar que los controladores de la tarjeta inalámbrica están instalados correctamente. Esto es muy importante y es algo que debemos revisar periódicamente. Por un lado, va a ayudarnos a mejorar el rendimiento, pero además es necesario para evitar problemas de seguridad.

Para actualizar los drivers de la tarjeta Wi-Fi y solucionar posibles errores tenemos que ir a Inicio, entramos en el Administrador de dispositivos, pinchamos en Adaptadores de red, seleccionamos la tarjeta correspondiente y hacemos clic con el segundo botón del ratón para darle a Actualizar controlador.

Actualizar la tarjeta de red

En algunos casos, lo cierto es que no te saldrá disponible una actualización. Entonces, tendrás que pasar a descargar el driver directamente desde la web del desarrollador, como puede ser Intel y volver a instalarlo. En muchos casos se debe a una mala actualización reciente o en otros porque el controlador que tenías ha fallado y solo tienes que volver a instalarlo para funcione bien.

 

Restablecer los valores de red

Si esto que hemos mencionado no ha tenido efecto positivo, otra opción es restablecer los valores de red. En ocasiones se crean conflictos con los drivers o incluso alguna actualización que se haya quedado pillada sin finalizar correctamente.

Vamos a ir a Inicio, entramos en Configuración, Red e Internet y allí a Restablecimiento de red. Lo que hace esta función es desinstalar y volver a instalar los controladores de todos los adaptadores de red.

Restablecer la red

 

Verificar el estado del adaptador de red

En ocasiones, al utilizar un adaptador de red externo pueden surgir problemas. Por ejemplo, que el conector USB esté dañado, que la antena esté suelta o que directamente el aparato no funcione o no sea compatible con nuestro sistema.

Por tanto, otro paso más si nuestro ordenador solo se conecta por cable y no por Wi-Fi es verificar el estado del adaptador de red. Necesitamos verificar que realmente funciona y que no hay ningún problema que esté impidiendo su funcionamiento correcto.

 

Comprobar que el repetidor funciona bien

Otra cuestión a tener en cuenta es que puede haber algún problema con el repetidor o dispositivo a través del cual nos conectamos. Es común que usemos algún aparato para amplificar la señal y que la cobertura sea mayor. Sin embargo, a veces surgen problemas y esto afecta a la conexión.

Por tanto, debemos comprobar que ese repetidor, dispositivo PLC o lo que estemos utilizando, está correctamente configurado, funciona bien y ofrece una buena señal. Si no es así, solo tienes que configurarlo bien para que pueda seguir dando conexión inalámbrica a tu ordenador.

 

¿No puedes conectarte a una Wi-Fi en concreto?

Hemos explicado qué hacer si nuestro equipo solo se conecta por cable y al intentar acceder a una red Wi-Fi no funciona. Hemos dado algunas posibles soluciones cuando este problema es genérico. Sin embargo, ahora vamos a centrarnos en el caso de que no podamos conectarnos únicamente a una red. Es decir, el Wi-Fi funciona bien, pero al intentar acceder a una red en concreto deja de ir.

 

Comprobar que la contraseña y nombre son correctos

Un problema habitual cuando intentamos conectarnos a una red Wi-Fi y vemos que no tenemos Internet es porque estamos poniendo mal la contraseña o estamos conectándonos a un nombre de red que no es el correcto.

Por tanto, debemos verificar que realmente estamos poniendo los datos que corresponden. Es otro paso básico más si nos encontramos con dificultades. Es común que guardemos una red Wi-Fi y posteriormente cambie de clave y eso impida que nos conectemos.

 

Olvidar la red

Un paso sencillo para solucionar muchos errores que aparecen con una red Wi-Fi en concreto es simplemente eliminarla y posteriormente volver a conectarnos. Eso va a reiniciar todo lo que tenemos guardado de esa red y volverá a configurarlo.

Para ello en Windows tenemos que ir al icono del Wi-Fi, seleccionamos la red en concreto y hacemos clic con el segundo botón del ratón y pinchamos en Dejar de recordar. A partir de ese momento nos volverá a solicitar la contraseña para entrar.

 

Mejorar la cobertura

Si se trata concretamente de una red Wi-Fi la que no nos funciona bien, es posible que el problema sea de cobertura. Por tanto, lo que debemos hacer es intentar mejorar la señal y conseguir así que funcione correctamente y podamos navegar con normalidad.

Lo primero es buscar la manera de que la distancia entre el punto de acceso y el ordenador sea la menor posible. Siempre podemos poner el router en una ubicación central, desde donde reparta mejor la señal. Pero también podemos elegir la banda adecuada, ya sea la de 2,4 o 5 GHz, según las circunstancias.

 

Errores de hardware

En el caso de que el equipo no se pueda conectar a ninguna red Wi-Fi, después de revisar todas las posibles soluciones, debemos empezar a pensar en otra cosa. Como puede ser un fallo en el hardware. Detectar un problema con el módulo de la red Wi-Fi puede ser un proceso relativamente sencillo, siempre y cuando sepamos donde mirarlo. Algunos de los síntomas que podemos notar para identificar este problema son:

  • Fuerza de la cobertura débil: Cuando se experimentan señales muy débiles de cobertura, a pesar de estar dentro de la zona adecuada.
  • Problemas de conectividad: Experimentar desconexiones frecuentes o imposibilidad de conexión, puede ser otro indicativo.
  • Ruido en la señal: Tener ruido en la señal de la red Wi-Fi ocasionará pérdidas de paquetes, o tasas de transferencia muy lentas.

Para esto tenemos algunas soluciones. Como siempre, todas estas dependen del tipo de equipo que estamos utilizando. En ordenadores de sobremesa, puede ser más sencillo siempre y cuando está no sea la que está incorporada en la placa base. Al igual que los portátiles, que muchos pueden tener un módulo extraíble, pero poco a poco es algo que se incorpora en la placa base.

  • Verificar el cableado: Revisar que los cables están bien conectados en la antena o que los cabezales no estén dañados.
  • Actualizar controladores: Es algo que siempre se debe descartar antes de sustituir el hardware. Si no aparece una actualización, búscala en la web del fabricante o también puedes probar a eliminarlo y volverlo a instalar en el PC.
  • Remplazar la antena: Es la última de las soluciones. Si detectamos que está finalmente no enciende, lo mejor que podemos hacer es cambiarla si es posible. Actualmente, hay muchas tiendas que se especializan en poder buscar este tipo de componentes por marca y modelo de equipo. Y al no tratarse de material caro, no vamos a tener muchos problemas a la hora de cambiarla por una nueva.

Esto puede ser un proceso algo complejo. Por lo cual, si no nos sentimos cómodos con ello, lo mejor es llevar el equipo a algún servicio técnico. De esta manera, podrás conseguir que reparen el problema y sustituyan el componente en particular que falla para que puedas volver a conectarte vía WiFi.

En definitiva, si vemos que el ordenador solo se conecta por cable y tenemos problemas para navegar por Wi-Fi, estas son las principales causas y soluciones que podemos tener en cuenta para conectarnos correctamente.

¡Sé el primero en comentar!