Conoce qué canal y banda del Wi-Fi estás usando

Conoce qué canal y banda del Wi-Fi estás usando

Javier Jiménez

Conseguir un buen funcionamiento en nuestras redes inalámbricas es algo muy importante. Son muchos los factores que influyen y que podemos tener en cuenta para lograr una mayor velocidad, estabilidad y calidad de la señal. En este artículo vamos a explicar la importancia de elegir bien qué canal y banda del Wi-Fi utilizar. También explicamos cómo ver cuál estamos usando en cada caso.

 

Qué es un canal Wi-Fi

Cuando apareció el estándar IEEE 802.11, que regula las redes locales inalámbricas, se especificaron tres rangos de frecuencias que serían los que los fabricantes tendrían disponibles para sus dispositivos. Estos son 2.4GHz, 3.6GHz y 5GHz, y a su vez están subdivididos en multitud de canales.

Los 2.4GHz, fueron divididos en 14 canales, los cuales están separados por 5 MHz. Pero esto es lo que se establece sobre el papel, pues cada canal necesita unos 22 MHz de ancho de banda, de forma que puede operar sin problema alguno. Esto hace que se produzca un solapamiento de varios canales adyacentes, lo cual puede generar interferencias. Pero esto puede solucionarse en parte gracias a los 5GHz, pues en esta banda no se realiza ningún tipo de superposición, a no ser que utilices anchos de canal muy grandes, como los 80MHz o 160MHz.

Esquema canales Wi-Fi

Como se puede ver en el esquema, si nos fijamos en el canal 1, este alcanza hasta el número 5. Aquí es cuando se produce el solapamiento, lo cual ocurre de forma sucesiva hasta el final. Pero tenemos tres opciones, las cuales no se solapan entre ellos, se tratan de los canales 1, 6 y el 11, lo que hace que tengan menos interferencias a la hora de usarlos, pero tampoco nos vamos a librar de ellas. Por lo cual, si es posible, te recomendamos dar uso del canal de 5GHz, donde serán muchos los beneficios, pero con el conocimiento de que tiene un alcance menor.

Cada país o zona geográfica, aplica sus propias leyes y normas al número de canales disponibles, como, por ejemplo, Estados Unidos, donde utilizan los 11 primeros canales, y si nos fijamos en Europa, dispone de 13 de estos.

La gran mayoría de los dispositivos funcionan en la frecuencia de los 2.4GHz, pero cada vez son más los fabricantes que incorporan los 5GHz ya que al mismo tiempo, los dispositivos móviles, tabletas u ordenadores se van haciendo compatibles con esta frecuencia. Si disponemos de un router antiguo, estos suelen usar los mismos canales.

 

Por qué es importante el canal y banda del Wi-Fi

Hoy en día las redes inalámbricas han ganado peso frente al cable. Tenemos más y más dispositivos compatibles con el Wi-Fi y esto nos permite poder conectarnos casi en cualquier lugar. Pero no siempre tenemos una buena velocidad y además los cortes son frecuentes. Esto ocurre si nos conectamos muy lejos del punto de acceso o tenemos una mala configuración.

Hay dos factores que pueden hacer que la conexión funcione más rápida, más estable y no sufrir problemas con nuestros dispositivos: el canal al que estamos conectados y la banda del Wi-Fi que estamos usando. Elegir entre las diferentes opciones puede ayudarnos a tener una conectividad mejor. Si nos preguntamos por qué elegir un canal u otro puede mejorar el Wi-Fi hay que pensar en la cantidad de dispositivos que pueden conectarse a un router, pero también cuántos routers hay a nuestro alrededor. Si estamos conectados a un canal que utilizan otros routers en nuestro edificio, esto podría causar interferencias y hacer que la conexión no sea óptima.

Respecto a la banda del Wi-Fi, hoy en día los dispositivos modernos permiten conectar tanto a la banda de 2,4 GHz como a la de 5 GHz. En líneas generales podemos decir que la primera es la mejor para conectarnos lejos del dispositivo, ya que es menos sensible a la distancia y posibles paredes. En cambio, la segunda es más rápida, pero es más sensible a la distancia.

Por tanto, podemos decir que es muy importante elegir el canal adecuado del Wi-Fi, así como la banda a la que nos conectamos. Ahora bien, ¿Cómo podemos saber cuál estamos utilizando en cada caso? Vamos a explicarlo.

 

Cómo ver el canal que estás usando

Tenemos varias formas de saber a qué canal Wi-Fi estamos conectados en un momento dado en Windows 10. Vamos a mostrar tres métodos diferentes y rápidos. Esto también nos ayudará a buscar mejoras en caso de que notemos que la velocidad inalámbrica no es la mejor y pueda ser interesante cambiar el canal en el que emite nuestro router para que esté más liberado.

 

Ver el canal del Wi-Fi desde la Configuración

En este caso tenemos que ir a Inicio, abrimos Configuración y vamos a Red e Internet. Posteriormente, una vez lleguemos hasta aquí, hay que entrar en el apartado Wi-Fi. Allí encontraremos todo lo relacionado con la red inalámbrica y podremos analizar algunos aspectos de la conexión.

Para a ver qué canal Wi-Fi estamos conectados hay que pinchar en Propiedades de hardware. Automáticamente nos abrirá una nueva ventana donde veremos diferentes datos relacionados con la red. Uno de ellos, como vemos en la imagen de abajo, es el canal de red que estamos usando. En nuestro caso es el 100.

Ver el canal del Wi-Fi en la configuración de Windows

Puedes ver también diferentes apartados como la IP, el protocolo Wi-Fi, la velocidad de transmisión, etc. Allí es donde muestra a qué canal estamos conectados. Según la banda en la que estés, vas a tener más o menos opciones de canales a los que podrás conectarte.

 

Conocer el canal del Wi-Fi desde el Símbolo del sistema

También tenemos otra opción muy sencilla desde Windows 11 para conocer a qué canal del Wi-Fi estamos conectados. Ahora tenemos que ir nuevamente a Inicio, pero esta vez entramos en el Símbolo del sistema o Terminal. Allí tenemos que ejecutar el comando netsh wlan show networks mode=BsSid.

Esta vez nos vamos a encontrar con información referente a todas las redes Wi-Fi que hay disponibles. Podemos ver el tipo de cifrado de cada Wi-Fi, el nombre, la potencia de la señal y, también, el canal de red. Simplemente tenemos que ver a cuál estamos conectados y mirar el canal que corresponde.

Ver el canal Wi-Fi desde el Símbolo del sistema

 

Qué canal del Wi-Fi usa un router

Una tercera opción que tenemos a nuestra disposición para ver qué canal del Wi-Fi está utilizando un router, ya sea en una banda u otra, es directamente acceder al aparato. Es muy sencillo entrar en el router y allí nos encontraremos con todas las opciones que hay para cambiar, ver información del dispositivo, analizar el uso, etc.

Para acceder al router tendremos que entrar mediante la puerta de enlace predeterminada. No todos los dispositivos tienen la misma, aunque normalmente suele ser 192.168.1.1. Si no conocemos cuál es en nuestro caso, tenemos que ir a Inicio, accedemos al Símbolo del sistema y ejecutamos el comando ipconfig. Allí nos mostrará la puerta de enlace predeterminada, que tendremos que poner en el navegador y acceder.

Una vez estemos dentro del router, tenemos que ir a la sección Wi-Fi o Wireless. Una vez más dependerá del dispositivo que estemos usando, pero en general vendrá como algo así. Tal vez tengamos que acceder a la configuración avanzada. Tendremos que marcar la banda del Wi-Fi que corresponde para que nos muestre la información.

En nuestro caso, como vemos en la imagen de abajo, el aparato está confirmado para que utilice un canal de forma automática y es el 1. Allí mismo, en la configuración del router, podemos cambiarlo y que se conecte a otro de forma manual.

Ver canal Wi-Fi en el router

En definitiva, estas son tres opciones sencillas que podemos tener en cuenta para ver en Windows 10 a qué canal del Wi-Fi estamos conectados. Es importante siempre tener esta información para lograr mejorar la calidad de la señal.

 

Proceso de selección del canal

Uno de los aspectos más importantes a la hora de garantizar una buena conexión es elegir el canal adecuado para la transmisión de datos. Los routers modernos son capaces de seleccionar automáticamente el canal más adecuado, lo que asegura que se aproveche al máximo la capacidad de la red. El proceso de selección del canal se basa en un algoritmo que analiza los canales disponibles y escoge el que tenga el menor número de interferencias y el mayor nivel de señal. Para ello, el router escanea los canales cercanos y mide la intensidad de la señal que reciben. En función de esta información, el router decide qué canal es el más adecuado para garantizar una buena conexión.

Hay varios factores que pueden afectar la calidad de la señal Wi-Fi y la capacidad de transmisión de datos. Uno de los principales es la interferencia electromagnética, que puede ser causada por otros dispositivos electrónicos cercanos, como teléfonos inalámbricos, microondas y dispositivos Bluetooth. Además, la presencia de obstáculos, como paredes, muebles y objetos metálicos, también puede afectar la calidad de la señal Wi-Fi.

El router también debe tener en cuenta la capacidad de los dispositivos conectados a la red Wi-Fi. Por ejemplo, si el router selecciona un canal que solo admite velocidades de transmisión lentas, los dispositivos modernos con capacidad para velocidades más altas se verán limitados y no podrán aprovechar al máximo su potencial. Por lo tanto, el router debe elegir un canal que permita una transmisión de datos rápida y que sea compatible con los dispositivos conectados.

Los routers modernos utilizan algoritmos sofisticados para analizar el entorno y seleccionar el canal más adecuado en función de la intensidad de la señal, la interferencia electromagnética y la capacidad de los dispositivos conectados. De esta manera, se asegura que la conexión sea rápida, estable y eficiente, lo que permite aprovechar al máximo la capacidad de la red y garantizar una experiencia de usuario satisfactoria.

 

Cómo ver la banda de la red inalámbrica

Más allá del canal Wi-Fi al que nos conectemos, otro factor fundamental es la banda. Los routers actuales permiten que nos conectemos tanto a la de 5 GHz como a la de 2,4 GHz. Es interesante saber a cuál estamos conectados para lograr la mejor velocidad. Cada una de ellas tiene sus puntos positivos y negativos.

De forma resumida podemos decir que la banda de los 5 GHz es la que va a ofrecer más velocidad, pero no vamos a poder alejarnos mucho del router. En cambio, la de 2,4 GHz es menos sensible a la distancia, paredes o posibles obstáculos, pero no tiene tanta velocidad como la otra opción.

 

Cuáles son las bandas Wi-Fi

Actualmente es probable que cuando tratar de conectarte a la red Wi-Fi de tu casa, te encuentres con que hay dos o tres redes diferentes. Esto es porque cada una trabaja en una banda diferente. Por lo tanto, tienen sus respectivas diferencias a la hora de utilizarlas. Así como sus limitaciones. Lo más probable ahora mismo, es que tengamos hasta tres redes. Estas corresponden a la de 2,4 GHz, 5 GHz y 6 GHz.

  • 2,4 GHz

Esta red la podíamos definir como la que más cobertura nos da, pero a la vez menos velocidad. Sin lugar a dudas es la más utilizada actualmente, ya que todos los dispositivos que nos podemos encontrar tienen acceso a ella. Además de esto, uno de los grandes inconvenientes de esta es que es una red muy saturada. Todo por ser la red que más dispositivos usan, desde PCs hasta móviles, monitores, etc.

No como con las dos siguientes bandas, donde a pesar de la creciente compatibilidad, les queda camino. Esta es la red a la que se ciñen pro normal general, todos los dispositivos. Desde los más caros, a los más baratos. Esto es porque los precios de fabricación no se disparan. Sus mayores ventajas son la cobertura y el poder de penetración.

  • 5 GHz

En este caso estamos ante el siguiente paso en cuanto a velocidad, la cual es más alta. Esta proporciona un ancho de banda mucho mayor, por lo cual es más improbable que llegue a solaparse. Una de las pegas que podemos encontrar actualmente, es que no todos los dispositivos son compatibles con ella. Pero la tendencia es al alza en cuanto a esta compatibilidad. Pero el gran problema que nos encontramos, es la cobertura. Esta es bastante corta, muy afectada también por el poco poder de penetración.

En resumen, los equipos más modernos ya disfrutan de esta tecnología, ya que, sobre todo, permite a los usuarios tener una mayor velocidad de conexión en sus dispositivos, mucho más alta que en la red de 2,4 GHz. Además de que está más liberada que la otra red, por lo que es un papel que juega un factor clave en este aspecto, ya que no está saturada. Pero, como decíamos, tiene una serie de limitaciones, siendo la primera cobertura. Al igual que es más sensible a los obstáculos, por lo que se notarán más interferencias provocadas por otros dispositivos y no llegará a tantos lugares de una casa.

  • 6 GHz

Aquí nos encontramos ante una red que aprovecha las ventajas de las dos citadas previamente. Por un lado, puede aprovechar la cobertura de los 2,4 GHz, y la velocidad que nos ofrece la de 5 GHz. El mayor de los problemas actualmente, es que apenas estamos empezando a ver dispositivos que sean compatibles con esta frecuencia.

Hay que tener en cuenta que esta red se espera que pueda mejorar tanto el rendimiento como la calidad de las conexiones inalámbricas. Primero porque ofrece más canales disponibles para los dispositivos WiFi, lo que lleva a que se pueda reducir la congestión de la red y sea más estable y rápida. Además de esto, también hay que valorar el ancho de banda disponible, ya que será mayor, por lo que permitirá a los usuarios disfrutar de una mayor velocidad en la transmisión de datos y una menor latencia.

El gran inconveniente es la compatibilidad con los dispositivos Wi-Fi. Al igual que la capacidad para atravesar obstáculos es inferior, y todo porque cuenta con una frecuencia más alta. Otro punto que supone un importante desafío para esta red inalámbrica. Ya que el alcance es uno de los puntos que también se pretende mejorar en las conexiones WiFi.

 

Ver la banda del Wi-Fi desde Configuración

La mejor forma de saber a qué banda del Wi-Fi estamos conectados en Windows 11 es a través de la configuración. Para ello vamos a Inicio, entramos en Configuración, vamos a Red e Internet, seleccionamos Wi-Fi y entramos en Propiedades de hardware. Allí verás una gran cantidad de información, pero la que te interesa es Banda de red.

Ver banda del Wi-Fi conectados

Allí, una vez más, encontraremos una serie de datos relacionados con nuestra conexión Wi-Fi. Por ejemplo, la velocidad de transmisión o el nombre de la red. También veremos la banda de red que estamos utilizando. En este caso estamos conectados a la de 5 GHz. Si utilizas la de los 2,4 GHz, será esta la que te aparecerá.

 

Ver el nombre de la red Wi-Fi

Otra forma de saber a qué banda del Wi-Fi estamos conectados es ver el nombre de la red. No siempre vamos a poder obtener esta información de esta manera, pero sí es común que el nombre del Wi-Fi nos proporcione ese dato. Dependerá del modelo de router que tengas y también de la operadora.

En muchas ocasiones podemos encontrarnos con dos redes, con nombres similares, pero con una pequeña diferencia. Por ejemplo: RedWifi5G y RedWifi2.4G. En caso de que estemos conectados a una red que tenga en su nombre “5G” o “5GHz” significa que estaríamos conectados a la banda de los 5 GHz. En caso contrario o que aparezca “2.4 GHz”, sería que estamos conectados a la banda de los 2,4 GHz.

No obstante, como decimos esto no es algo que vas a poder usar siempre y además puede modificarse fácilmente. Es decir, puedes crear otro nombre de forma manual y confundir para hacer creer que se trata de la banda de los 5 GHz o de la de los 2,4 GHz, pero en realidad no. Por ello, lo ideal es utilizar alguna de las otras opciones.

Por tanto, tenemos también estas dos opciones de saber a qué banda del Wi-Fi estamos conectados en Windows 11. Como vemos, en ambos casos se trata de unos sencillos pasos que podemos llevar a cabo para obtener esta información. No vamos a tener que instalar ningún programa, ya que el propio sistema operativo cuenta con la configuración y herramientas necesarias para saber a qué canal estamos conectados y qué banda del Wi-Fi estamos usando. Esto también nos ayudará a saber si podemos optar por una alternativa y así lograr que la conexión de Internet funcione lo mejor posible, con mayor velocidad y evitar posibles cortes.

 

WiFi inteligente

Algunos modelos de router utilizan esta tecnología para conectar los dispositivos de manera inalámbrica. Al utilizar más de una banda WiFi, algunos modelos implementan esta tecnología para que los equipos se conecten a las diferentes bandas WiFi de manera automática.

Antes de nada, debes saber que las bandas WiFi tienen un funcionamiento diferente según la que uses. En primer lugar, la banda de 2,4 GHz, tiene un rango de trabajo más reducido y conseguirás velocidades menores, llegando a unos 100 Mbps, pero también tendrás una señal más potente que llegará algo más lejos que la banda de 5 GHz. Por otro lado, la banda de 5 GHz, trabaja al contrario que la banda que acabamos de mencionar. Conseguirás velocidades muy superiores siempre y cuando estés cerca del punto de acceso. Las pérdidas serán mucho mayores cuando te alejes del router o del repetidor al que estés conectado.

Teniendo esto en cuenta, entender el funcionamiento del WiFi inteligente será mucho más sencillo. Los routers que trabajan con esta tecnología, utilizan la misma SSID o el mismo nombre de la señal WiFi para ambas bandas, lo que hace que los dispositivos solo se conecten a una banda WiFi. Una vez que los equipos están conectados a la red inalámbrica, el router decidirá a qué banda conectará los dispositivos en función de las necesidades de cada momento.

Este proceso es automático, lo que significa que no tendrás que cambiar manualmente la conexión WiFi de tus dispositivos si necesitas más potencia o más velocidad. Aunque es un sistema que facilita mucho la experiencia de conexión inalámbrica, podrás desactivarla accediendo a la interfaz de tu router y separando ambas bandas para conectarte de manera manual a cualquiera de ellas.

 

A qué canal y banda Wi-Fi conectarnos

Después de explicar métodos para saber a qué canal y banda Wi-Fi estamos conectados, puede que te preguntes a cuál deberías conectarte. Lo cierto es que vas a tener diferentes opciones, especialmente en cuanto al canal, para poder navegar por la red. Y sí, elegir la correcta va a hacer que tu conexión funcione mejor, con mayor velocidad y evitar los molestos cortes.

 

Elegir el canal

Ahora bien, hay que mencionar que no existe un mejor canal, ni tampoco una mejor banda. No obstante, hay que mencionar que todo dependerá de las circunstancias. Habrá casos donde sea mejor usar la banda de los 5 GHz, mientras que otros la de los 2,4 GHz. Lo mismo usar un canal Wi-Fi u otro, ya que dependerá de qué estén utilizando otros usuarios cerca de ti.

Por tanto, debes analizar en primer lugar qué canales Wi-Fi están ocupados donde te encuentras. Si, por ejemplo, hay varios vecinos que están utilizando el canal 3 en la banda de los 2,4 GHz, evita utilizar ese y también los que estén alrededor (por ejemplo, el 2 y el 4). Intenta conectarte a un canal que esté libre y que no tenga nada alrededor y será ese el que más te convenga en tu caso.

En líneas generales, lo más común es que la banda de los 2,4 GHz sea la que está más saturada. Es la que tiene menos canales disponibles y además están superpuestos. Esto hace que haya más probabilidad de que tus vecinos estén utilizando ese mismo canal o uno cercano y eso provoque interferencias. En cambio, la banda de los 5 GHz tiene más canales disponibles y no están superpuestos, por lo que habrá más opciones de encontrar uno libre y evitar interferencias.

 

Elegir la banda

Respecto a la mejor banda Wi-Fi, normalmente la de los 5 GHz va a ser la más indicada cuando conectas un ordenador y tienes el router cerca. De esta forma podrás aprovechar al máximo la velocidad y podrás conectarte a Internet de forma inalámbrica y lograr un rendimiento óptimo. Lo mismo si te conectas con un móvil o tablet compatibles y ves que la cobertura es óptima.

En cambio, la banda de los 2,4 GHz será mejor cuando te conectes desde una habitación lejos del router. Por ejemplo, si vas a navegar desde un lugar donde la cobertura no llega bien, ya sea por distancia o por posibles obstáculos, y quieres que la conexión de tu ordenador no se corte. En ese caso, aunque no logres la máxima velocidad lo ideal es usar esta banda para mantener la estabilidad y que no aparezcan problemas de ningún tipo.

No obstante, debes tener en cuenta que elegir una u otra banda va a depender de las circunstancias. A veces será mejor que utilices una, mientras que en otras ocasiones convendrá usar la otra. El hecho de tener dispositivos doble banda va a darte esta flexibilidad y podrás usar una u otra según necesites.

 

Por qué cambiar el canal de la red inalámbrica

Si estamos pensando en cambiar el canal de la red Wi-Fi en nuestro router, es porque creemos que esto puede mejorar el rendimiento del mismo, lo cual nos puede beneficiar en muchos aspectos a la hora de utilizar la red, bien sea consumiendo contenido, trabajando o para mejorar la cobertura que este propaga por toda la casa. Lo más común es pasar a la banda de los 5 GHz o los 6 en caso de disponer de un router con Wi-Fi 6, pero puede que con esto no sea suficiente.

Lo principal que nos va a beneficiar es la reducción de interferencias. Esto es con respecto a otras conexiones Wi-Fi que se pueden encontrar cerca o en los canales adyacentes a la nuestra. Para estas redes, cuantas menos interferencias se encuentren, mucho mejor.

Cuando un canal se encuentra demasiado saturado, podemos notar que las prestaciones se reducen hasta el punto que es posible que se produzca algún corte. Lo cual, si estamos trabajando con conexiones VPN, por ejemplo, la conexión se interrumpirá. Esto suele ocurrir en las horas puntas del día, donde se están utilizando más dispositivos de forma simultánea.

Para esto es recomendable utilizar aplicaciones para ver cómo de saturada se encuentra la red, y de paso buscar una que se encuentre más liberada. Para ello se puede utilizar WiFi Analyzer, donde veremos con gráficos el estado de las redes Wi-Fi.

Conforme vamos conectando más aparatos a nuestra red inalámbrica, se hace más importante tener una buena conexión. Por ello, elegir un buen canal es clave para que no haya interferencias y podamos aprovechar siempre la conexión. Dispositivos de domótica, televisiones, móviles, ordenadores… Lo cierto es que cada vez tenemos más y esto nos obliga a tomar medidas.

 

Cómo cambiar el canal del Wi-Fi

Actualmente para cambiar el canal del Wi-Fi podríamos optar por alguno de estos métodos:

  • Entrando por web a la configuración del router desde nuestro navegador de Internet. Generalmente se hace desde un PC o portátil, aunque también se podría hacer desde un smartphone, pero es mucho menos cómodo. La ventaja que tiene es que ofrece más posibilidades de configuración tanto del Wi-Fi como de otros aspectos como por ejemplo para abrir puertos.
  • Accediendo a un portal creado por el proveedor de Internet.
  • Utilizando una app del fabricante del router.
  • Usando una app del proveedor de Internet.

A continuación, vamos a explicar cómo obtener los dos parámetros necesarios para tener acceso a la configuración del router:

  • La IP del router que también es conocida como puerta de enlace.
  • La contraseña del router.

Una de las formas por las que podemos optar para averiguarlas es consultando en la pegatina que viene debajo de nuestro router. Aquí en el recuadro rojo tenéis la de un proveedor de Internet en la que señalo los dos apartados anteriormente citados.

En ocasiones sobre todo en routers de fabricantes generalmente con más opciones y más completos no tenemos esta información. También puede ser que con el paso del tiempo esa pegatina no se vea bien. Vamos hacerlo usando un PC con Windows para ello vamos a:

  • Menú de inicio.
  • Ejecutar.
  • CMD + Enter.

Entonces nos saldrá una ventana de Símbolo de sistema donde introduciremos este comando:

ipconfig /all

A continuación, nos mostrará unos resultados como los siguientes donde la IP del router será nuestra puerta de enlace:

 

Entrando en la configuración web del router

El siguiente paso es abrir nuestro navegador de Internet habitual, escribir la IP del router en la barra de direcciones y pulsar enter. A continuación, nos pedirá la contraseña y se la introducimos.

Una vez dentro de la configuración del router tendremos que buscar el apartado donde se configuran las redes inalámbricas. Habitualmente recibe nombre Wi-Fi, Wireless LAN o Wireless, aunque puede variar en función del fabricante. Luego dentro de ese apartado tenemos que buscar la sección donde se cambia el canal Wi-Fi.

Lo mejor suele ser dejarlo en automático y que sea el propio router el que lo gestione. No obstante, si el router no es de calidad puede que no establezca el mejor canal por eso en algunas ocasiones es mejor establecerlo manualmente. También hay que recordar que cada banda tiene su canal. Actualmente, mayoritariamente tenemos en nuestros routers la banda de 2.4 GHz y 5 GHz, aunque con la llegada del Wifi 6E cada vez será mas habitual tener la banda de 6 GHz.

 

Por un portal creado por nuestro ISP

Otra posibilidad de cambiar el canal del Wi-Fi es utilizando un portal que crea nuestro proveedor de Internet o ISP. Si duda el más conocido y que seguramente habréis oído hablar en alguna ocasión es el Portal Alejandra de Movistar. Aquí tenéis un vídeo explicativo de cómo se hace el cambio de canal:

Si queremos utilizarlo podremos hacerlo a través del siguiente enlace. Actualmente no lo tienen muchos ISP y en su lugar se está optando por el uso de apps. Un dato relevante es que se requiere obligatoriamente que usemos exclusivamente el router proporcionado por nuestro operador.

 

Utilizando la app del fabricante del router

Los principales fabricantes de equipamiento de redes suelen tener una app para configurar y administrar sus routers. En el caso de los routers Fritz!Box es app se llama MyFRITZ. Esta es la versión para Android:

Aquí tenemos la versión para IOS:

MyFRITZ App
Developer: AVM GmbH

Ahora voy a poner un ejemplo de cómo cambiar el canal del Wi-Fi con esta app. Una vez hecha la configuración inicial usando nuestra red Wi-Fi en la que se detecta nuestro router vamos a seguir estos pasos. Pulsamos sobre opciones que son las tres líneas horizontales

  • Pulsamos en FritzBox! e introducimos la password del router.

  • Una vez dentro de la configuración pulsamos de nuevo en opciones.

  • Entonces nos dirigimos al apartado donde se va a cambiar el canal del Wi-Fi.

Luego realizamos los ajustes necesarios. Como podéis ver, es muy parecido a entrar por web a la configuración del router, pero adaptado a móviles mediante el uso de una app.

Otras apps de otros fabricantes:

 

Usando una app del proveedor de Internet

Algunos proveedores de Internet tienen sus aplicaciones para que sus clientes puedan gestionar y hacer cambios en sus routers. En el caso de Movistar tenemos la app Smart Wi-Fi. Aquí tenéis un vídeo en el que se explica cómo cambiar el canal del Wi-Fi

Las podéis descargar para Android e IOS desde aquí:

También otros ISP tienen las suyas como Jazztel:

Jazztel
 

Conclusiones

Para navegar por Internet vas a poder elegir y cambiar diferentes factores como son el canal Wi-Fi y la banda a la que te conectas. Elegir un canal u otro puede evitarte interferencias y problemas con las conexiones de tus vecinos. lo mismo va a ocurrir si eliges la banda de los 5 GHz o de los 2,4 GHz, ya que podrás obtener mejoras importantes en tu conexión inalámbrica.

Por tanto, saber a qué canal estás conectado y qué banda Wi-Fi estás usando va a ser fundamental para lograr que la conexión funcione lo mejor posible. Siempre que puedas utiliza algún programa para analizar las conexiones y así determinar qué te conviene más en cada caso y lorar la máxima velocidad y estabilidad. Opciones como WiFi Analyzer son muy interesantes para tener todo tipo de datos de la conexión. Estas aplicaciones las podrás usar tanto para sistemas operativos de ordenador como también para dispositivos móviles y el funcionamiento va a ser similar.

1 Comentario
Logo redeszone.net
Navega gratis con cookies…

Navegar por testdevelocidad.es con publicidad personalizada, seguimiento y cookies de forma gratuita. i

Para ello, nosotros y nuestros socios i necesitamos tu consentimiento i para el tratamiento de datos personales i para los siguientes fines:

Las cookies, los identificadores de dispositivos o los identificadores online de similares características (p. ej., los identificadores basados en inicio de sesión, los identificadores asignados aleatoriamente, los identificadores basados en la red), junto con otra información (p. ej., la información y el tipo del navegador, el idioma, el tamaño de la pantalla, las tecnologías compatibles, etc.), pueden almacenarse o leerse en tu dispositivo a fin de reconocerlo siempre que se conecte a una aplicación o a una página web para una o varias de los finalidades que se recogen en el presente texto.

La mayoría de las finalidades que se explican en este texto dependen del almacenamiento o del acceso a la información de tu dispositivo cuando utilizas una aplicación o visitas una página web. Por ejemplo, es posible que un proveedor o un editor/medio de comunicación necesiten almacenar una cookie en tu dispositivo la primera vez que visite una página web a fin de poder reconocer tu dispositivo las próximas veces que vuelva a visitarla (accediendo a esta cookie cada vez que lo haga).

La publicidad y el contenido pueden personalizarse basándose en tu perfil. Tu actividad en este servicio puede utilizarse para crear o mejorar un perfil sobre tu persona para recibir publicidad o contenido personalizados. El rendimiento de la publicidad y del contenido puede medirse. Los informes pueden generarse en función de tu actividad y la de otros usuarios. Tu actividad en este servicio puede ayudar a desarrollar y mejorar productos y servicios.

La publicidad que se presenta en este servicio puede basarse en datos limitados, tales como la página web o la aplicación que esté utilizando, tu ubicación no precisa, el tipo de dispositivo o el contenido con el que está interactuando (o con el que ha interactuado) (por ejemplo, para limitar el número de veces que se presenta un anuncio concreto).

  • Un fabricante de automóviles quiere promocionar sus vehículos eléctricos a los usuarios respetuosos con el medioambiente que viven en la ciudad fuera del horario laboral. La publicidad se presenta en una página con contenido relacionado (como un artículo sobre medidas contra el cambio climático) después de las 18:30 h a los usuarios cuya ubicación no precisa sugiera que se encuentran en una zona urbana.
  • Un importante fabricante de acuarelas quiere realizar una campaña publicitaria en Internet para dar a conocer su última gama de acuarelas con la finalidad de llegar tanto a artistas aficionados como a profesionales y, a su vez, se evite mostrar el anuncio junto a otro contenido no relacionado (por ejemplo, artículos sobre cómo pintar una casa). Se detectará y limitará el número de veces que se ha presentado el anuncio a fin de no mostrarlo demasiadas veces.

La información sobre tu actividad en este servicio (por ejemplo, los formularios que rellenes, el contenido que estás consumiendo) puede almacenarse y combinarse con otra información que se tenga sobre tu persona o sobre usuarios similares(por ejemplo, información sobre tu actividad previa en este servicio y en otras páginas web o aplicaciones). Posteriormente, esto se utilizará para crear o mejorar un perfil sobre tu persona (que podría incluir posibles intereses y aspectos personales). Tu perfil puede utilizarse (también en un momento posterior) para mostrarte publicidad que pueda parecerte más relevante en función de tus posibles intereses, ya sea por parte nuestra o de terceros.

  • En una plataforma de redes sociales has leído varios artículos sobre cómo construir una casa en un árbol Esta información podría añadirse a un perfil determinado para indicar tuinterés en el contenido relacionado con la naturaleza, así como en los tutoriales de bricolaje (con el objetivo de permitir la personalización del contenido, de modo que en el futuro, por ejemplo, se te muestren más publicaciones de blogs y artículos sobre casas en árboles y cabañas de madera).
  • Has visualizado tres vídeos sobre la exploración espacial en diferentes aplicaciones de televisión. Una plataforma de noticias sin relación con las anteriores y con la que no has tenido contacto en el pasado crea un perfil basado en esa conducta de visualización marcando la exploración del espacio como un tema de tu posible interés para para otros vídeos.

El contenido que se te presenta en este servicio puede basarse en un perfilde personalización de contenido que se haya realizado previamente sobre tu persona, lo que puede reflejar tu actividad en este u otros servicios (por ejemplo, los formularios con los que interactúas o el contenido que visualizas), tus posibles intereses y aspectos personales. Un ejemplo de lo anterior sería la adaptación del orden en el que se te presenta el contenido, para que así te resulte más sencillo encontrar el contenido (no publicitario) que coincida con tus intereses.

  • Has leído unos artículos sobre comida vegetariana en una plataforma de redes sociales. Posteriormente has usado una aplicación de cocina de una empresa sin relación con la anterior plataforma. El perfil que se ha creado sobre tu persona en la plataforma de redes sociales se utilizará para mostrarte recetas vegetarianas en la pantalla de bienvenida de la aplicación de cocina.
  • Has visualizado tres vídeos sobre remo en páginas web diferentes. Una plataforma de video, no relacionada con la página web en la que has visualizado los vídeos sobre remo, pero basandose en el perfil creado cuando visistaste dicha web, podrá recomendarte otros 5 vídeos sobre remo cuando utilices la plataforma de video a través de tu televisor .

La información sobre qué publicidad se te presenta y sobre la forma en que interactúas con ella puede utilizarse para determinar lo bien que ha funcionado un anuncio en tu caso o en el de otros usuarios y si se han alcanzado los objetivos publicitarios. Por ejemplo, si has visualizado un anuncio, si has hecho clic sobre el mismo, si eso te ha llevado posteriormente a comprar un producto o a visitar una página web, etc. Esto resulta muy útil para comprender la relevancia de las campañas publicitarias./p>

  • Has hecho clic en un anuncio en una página web/medio de comunicación sobre descuentos realizados por una tienda online con motivo del “Black Friday” online y posteriormente has comprado un producto. Ese clic que has hecho estará vinculado a esa compra. Tu interacción y la de otros usuarios se medirán para saber el número de clics en el anuncio que han terminado en compra.
  • Usted es una de las pocas personas que ha hecho clic en un anuncio que promociona un descuento por el “Día de la madre”de una tienda de regalos en Internet dentro de la aplicación de una web/medio de comunicación. El medio de comunicación quiere contar con informes para comprender con qué frecuencia usted y otros usuarios han visualizado o han hecho clic en un anuncio determinado dentro de la aplicación y, en particular, en el anuncio del “Día de la madre” para así ayudar al medio de comunicación y a sus socios (por ejemplo, las agencias de publicidad) a optimizar la ubicación de los anuncios.

La información sobre qué contenido se te presenta y sobre la forma en que interactúas con él puede utilizarse para determinar, por ejemplo, si el contenido (no publicitario) ha llegado a su público previsto y ha coincidido con sus intereses. Por ejemplo, si hasleído un artículo, si has visualizado un vídeo, si has escuchado un “pódcast” o si has consultado la descripción de un producto, cuánto tiempo has pasado en esos servicios y en las páginas web que has visitado, etc. Esto resulta muy útil para comprender la relevancia del contenido (no publicitario) que se te muestra.

  • Has leído una publicación en un blog sobre senderismo desde la aplicación móvil de un editor/medio de comunicación y has seguido un enlace a una publicación recomendada y relacionada con esa publicación. Tus interacciones se registrarán para indicar que la publicación inicial sobre senderismo te ha resultado útil y que la misma ha tenido éxito a la hora de ganarse tu interés en la publicación relacionada. Esto se medirá para saber si deben publicarse más contenidos sobre senderismo en el futuro y para saber dónde emplazarlos en la pantalla de inicio de la aplicación móvil.
  • Se te ha presentado un vídeo sobre tendencias de moda, pero tu y otros usuarios habéis dejado de visualizarlo transcurridos unos 30 segundos. Esta información se utilizará para valorar la duración óptima de los futuros vídeos sobre tendencias de moda.

Se pueden generar informes basados en la combinación de conjuntos de datos (como perfiles de usuario, estadísticas, estudios de mercado, datos analíticos) respecto a tus interacciones y las de otros usuarios con el contenido publicitario (o no publicitario) para identificar las características comunes (por ejemplo, para determinar qué público objetivo es más receptivo a una campaña publicitaria o a ciertos contenidos).

  • El propietario de una librería que opera en Internet quiere contar con informes comerciales que muestren la proporción de visitantes que han visitado su página y se han ido sin comprar nada o que han consultado y comprado la última autobiografía publicada, así como la edad media y la distribución de género para cada uno de los dos grupos de visitantes. Posteriormente, los datos relacionados con la navegación que realizas en su página y sobre tus características personales se utilizan y combinan con otros datos para crear estas estadísticas.
  • Un anunciante quiere tener una mayor comprensión del tipo de público que interactúa con sus anuncios. Por ello, acude a un instituto de investigación con el fin de comparar las características de los usuarios que han interactuado con el anuncio con los atributos típicos de usuarios de plataformas similares en diferentes dispositivos. Esta comparación revela al anunciante que su público publicitario está accediendo principalmente a los anuncios a través de dispositivos móviles y que es probable que su rango de edad se encuentre entre los 45 y los 60 años.

La información sobre tu actividad en este servicio, como tu interacción con los anuncios o con el contenido, puede resultar muy útil para mejorar productos y servicios, así como para crear otros nuevos en base a las interacciones de los usuarios, el tipo de audiencia, etc. Esta finalidad específica no incluye el desarrollo ni la mejora de los perfiles de usuario y de identificadores.

  • Una plataforma tecnológica que opera con un proveedor de redes sociales observa un crecimiento en los usuarios de aplicaciones móviles y se da cuenta de que, en funciónde sus perfiles, muchos de ellos se conectan a través de conexiones móviles. La plataforma utiliza una tecnología nueva para mostrar anuncios con un formato óptimo para los dispositivos móviles y con un ancho de banda bajo a fin de mejorar su rendimiento.
  • Un anunciante está buscando una forma de mostrar anuncios en un nuevo tipo de dispositivo. El anunciante recopila información sobre la forma en que los usuarios interactúan con este nuevo tipo de dispositivo con el fin de determinar si puede crear un nuevo mecanismo para mostrar la publicidad en ese tipo de dispositivo.

El contenido que se presenta en este servicio puede basarse en datos limitados, como por ejemplo la página web o la aplicación que esté utilizando, tu ubicación no precisa, el tipo de dispositivo o el contenido con el que estás interactuando (o con el que has interactuado) (por ejemplo, para limitar el número de veces que se te presenta un vídeo o un artículo en concreto).

  • Una revista de viajes, para mejorar las experiencias de viaje en el extranjero, ha publicado en su página web un artículo sobre nuevos cursos que ofrece una escuela de idiomas por Internet. Las publicaciones del blog de la escuela se insertan directamente en la parte inferior de la página y se seleccionan en función de la ubicación no precisa del usuario (por ejemplo, publicaciones del blog que explican el plan de estudios del curso para idiomas diferentes al del país en el que este te encuentras).
  • Una aplicación móvil de noticias deportivas ha iniciado una nueva sección de artículos sobre los últimos partidos de fútbol. Cada artículo incluye vídeos alojados por una plataforma de streaming independiente que muestra los aspectos destacados de cada partido. Si adelantas un vídeo, esta información puede utilizarse para determinar que el siguiente vídeo a reproducir sea de menor duración.

Se puede utilizar la localización geográfica precisa y la información sobre las características del dispositivo

Al contar con tu aprobación, tu ubicación exacta (dentro de un radio inferior a 500 metros) podrá utilizarse para apoyar las finalidades que se explican en este documento.

Con tu aceptación, se pueden solicitar y utilizar ciertas características específicas de tu dispositivo para distinguirlo de otros (por ejemplo, las fuentes o complementos instalados y la resolución de su pantalla) en apoyo de las finalidades que se explican en este documento.

O sin cookies desde 1,67€ al mes

Por solo 1,67€ al mes, disfruta de una navegación sin interrupciones por toda la red del Grupo ADSLZone: adslzone.net, movilzona.es, testdevelocidad.es, lamanzanamordida.net, hardzone.es, softzone.es, redeszone.net, topesdegama.com y más. Al unirte a nuestra comunidad, no solo estarás apoyando nuestro trabajo, sino que también te beneficiarás de una experiencia online sin cookies.