PLC Wi-Fi: Qué es, para qué sirve y diferencias con un repetidor WiFi

Podemos tener diferentes dispositivos para poder mejorar las conexiones inalámbricas. No todos ellos funcionan igual y no todos ellos son buenos para todas las situaciones. En este artículo vamos a explicar cómo funcionan los PLC Wi-Fi y en qué se diferencian de los repetidores Wi-Fi. Vamos a ver también qué ventajas y desventajas tienen y de esta forma que puedas determinar cuál conviene más según lo que necesites.

Qué son los PLC Wi-Fi

Los dispositivos PLC Wi-Fi son aparatos que tienen como objetivo proporcionar una mejor conexión de Internet, con mayor velocidad y estabilidad. Funcionan a través de la línea eléctrica y normalmente están compuestos por dos. Uno de ellos se conecta al router y a la electricidad, mientras que el otro se conecta en otro punto de la vivienda, también conectado a la corriente eléctrica.

La conexión de Internet va a aprovechar el cableado eléctrico para ir de un PLC al otro. De esta forma, el segundo aparato va a ofrecer una conexión inalámbrica más estable y potente a esa zona de la vivienda y podremos conectar ordenadores, televisiones, móviles… Por tanto, básicamente podemos decir que uno de los PLC va a recoger la señal del router y la va a compartir con el otro a través del cable eléctrico.

Si en vez de dos dispositivos fueran tres, el funcionamiento sería igual: uno se conecta al router y a la electricidad, mientras que los otros dos se conectan en diferentes puntos de la vivienda y van a recibir la conexión a través del cableado. Incluso hay modelos que permiten ampliarlos en caso de necesidad.

Vas a poder utilizar estos aparatos para conectarte por cable o de forma inalámbrica. Sin embargo, lo ideal es que cuentes con PLC Wi-Fi, ya que esto te permitirá conectar muchos equipos de forma inalámbrica, sin necesidad de usar cables. Así abarcarás más y podrás mejorar la conexión en todos los aparatos.

Uso de dispositivos PLC en casa cableada

Cuándo usar estos dispositivos

Después de explicar qué son y cómo funcionan los PLC Wi-Fi, vamos a hablar de en qué circunstancias conviene usarlos. Estos aparatos son ideales para mejorar la cobertura inalámbrica, pero especialmente en determinadas ocasiones se hace aún más recomendable y viene muy bien contar con dispositivos así.

Llevar la conexión a otra habitación lejos

Si necesitas llevar la conexión de Internet a otra zona de la vivienda que se encuentre lejos del router, sin duda los PLC Wi-Fi son una opción ideal. Aunque haya pérdida de velocidad y calidad de la señal mientras mayor sea la distancia, van a tener una merma muy inferior a otros dispositivos como son los repetidores Wi-Fi.

Por tanto, si por ejemplo tienes una televisión en una habitación y la señal del router llega muy débil o directamente no llega nada, puedes instalar dispositivos PLC Wi-Fi y poder conectar ese aparato o cualquier otro a la red inalámbrica creada por el PLC. Aunque no tengas la misma velocidad que si te conectaras al lado del router, sin duda vas ver cómo mejora la calidad notablemente.

Esto también lo puedes tener en cuenta cuando necesitas Internet en otra planta. La red inalámbrica va a llegar muy débil, pero gracias a este tipo de dispositivos podrás llevar la conexión sin mayores problemas.

Quieres una conexión lo más estable posible

Otra razón para utilizar PLC Wi-Fi es poder lograr una conexión a Internet lo más estable posible. Por ejemplo para poder jugar con una videoconsola, reproducir vídeos en Streaming o simplemente trabajar con el ordenador desde otro lugar donde la señal inalámbrica no llega bien y aparecen continuamente cortes.

Este tipo de dispositivos suelen funcionar muy bien y ofrecen una conexión bastante estable siempre y cuando las condiciones sean adecuadas. Hay que tener en cuenta que determinados factores pueden afectar, como el mal estado del cableado eléctrico, conectarlos a una regleta o que simplemente los PLC que estamos usando no sean de calidad.

Vas a conectar varios dispositivos en una zona

También es interesante de cara a conectar varios equipos en un mismo lugar. Por ejemplo, si el router lo tienes en una esquina de la vivienda pero vas a conectar la televisión, ordenador y cualquier otro aparato desde la otra punta, una buena idea es utilizar PLC Wi-Fi y llevar la señal hasta esa zona.

Con esto vas a lograr un punto de acceso inalámbrico al que podrás conectar muchos aparatos sin necesidad de que la cobertura del router llegue correctamente. Una opción muy interesante para acabar con una zona muerta, que es como se conoce a un punto donde la señal no llega o es muy débil.

Los dispositivos IoT son un problema de seguridad

Tienes aparatos con poca señal

Una razón más para utilizar dispositivos PLC inalámbricos es poder conectar al Wi-Fi otros aparatos que puedan tener una antena muy limitada y por tanto no tengan buena señal. Tal vez si estás en una habitación y conectas un ordenador al router con una buena tarjeta de red Wi-Fi puedas tener conexión, pero igual en ese mismo sitio una tablet o una televisión no.

Por tanto, lo que consigues con los PLC es poder llevar la señal con mayor potencia a una ubicación y poder conectarte allí sin importar si ese dispositivo tiene o no una capacidad suficiente para acceder a la red inalámbrica.

Diferencias con los repetidores inalámbricos

Pero, ¿no hace la misma función un PLC Wi-Fi que un repetidor Wi-Fi? Lo cierto es que en parte sí, pero para nada es lo mismo como has podido ver. De hecho, hay diferencias muy marcadas que van a aportar ciertas ventajas, aunque también desventajas. Vamos a ver cuáles son las principales y, en caso de que tengas dudas, puedas elegir qué comprar.

Alcance

La principal diferencia entre un PLC Wi-Fi y un repetidor inalámbrico es el alcance máximo. En este caso claramente ganan los PLC. Vas a poder llevar la conexión a una mayor distancia gracias al cableado eléctrico. Eso sí, no van a hacer milagros y lógicamente a más distancia, más problemas de cobertura y estabilidad aparecerán.

Sin embargo, un repetidor Wi-Fi en este sentido está más limitado. Inevitablemente va a perder capacidad por el camino. Aunque sea capaz de amplificar la señal que recibes en una zona en concreto, no vas a lograr nunca la máxima velocidad y siempre vas a tener ciertos problemas de estabilidad.

Estabilidad

Precisamente la estabilidad es otra diferencia importante entre los PLC y los repetidores. En ambos casos vas a poder conectarte de forma inalámbrica desde otros lugares de la vivienda, pero no siempre vas a tener estabilidad y es común que aparezcan pequeños cortes o fallos a la hora de navegar.

Aunque en ambos casos puedes llegar a tener problemas según las circunstancias, claramente con los PLC Wi-Fi, siempre que sean aparatos en buen estado y de calidad, vas a tener menos fallos en este sentido. Vas a poder navegar por Internet, descargar archivos o reproducir vídeos en Streaming con menos pérdida.

Precio

El precio es otro apartado donde vamos a encontrarnos con diferencias. Hay un rango muy amplio en ambos casos, pero si pensamos en su conjunto hay una distancia considerable. Los dispositivos PLC son más caros que los repetidores Wi-Fi. Pero, como decimos, va a encontrar opciones de todo tipo.

Dispositivos PLC Wi-Fi de doble banda, de garantías y de calidad, los puedes encontrar desde 100€, aproximadamente. Tendrás que analizar si por ejemplo quieres que tengan puertos Ethernet, conector de corriente integrado, etc. En cambio, un repetidor Wi-Fi también de doble banda, que ofrezca velocidades de al menos 1200 Mbps, los puedes encontrar desde 50€, más o menos.

Cantidad de dispositivos

El hecho de que haya diferencias en la cantidad de dispositivos también hace que haya diferencias en el precio. Los dispositivos PLC van a tener, como mínimo, dos aparatos. Uno de ellos se conecta al router y a la electricidad, mientras que el otro lo vas a poner en otro enchufe de la vivienda. Incluso podrás conectar alguno más.

Un repetidor Wi-Fi, en cambio, únicamente es un dispositivo. En ese sentido va a suponer un ahorro de espacio y de no tener que gastar dos enchufes eléctricos. Más aún esto debes tenerlo en cuenta ya que si conectas los PLC a una regleta la calidad disminuye bastante y no es buena idea.

En definitiva, como has podido ver utilizar dispositivos PLC Wi-Fi es algo muy interesante. Funcionan a través de la línea eléctrica y tienen como objetivo poder tener una mejor conexión inalámbrica en el hogar. Hay diferencias marcadas con los repetidores inalámbricos, así como puntos positivos y negativos.

¡Sé el primero en comentar!