Consejos para evitar filtración de datos en una empresa

Consejos para evitar filtración de datos en una empresa

Javier Jiménez

Una de las premisas más importantes para cualquier usuario de Internet es proteger sus datos. Más aún cuando se trata de una empresa que debe mantener una gran cantidad de información vital en la red. Sin embargo en ocasiones pueden surgir problemas que pongan en riesgo la seguridad y privacidad. Hay muchos tipos de amenazas que nos pueden afectar de una u otra forma. Por ello en este artículo queremos dar una serie de consejos para evitar la filtración de datos en una empresa. No importa si tenemos un negocio pequeño o una gran empresa, ya que en ambos casos será esencial mantener la privacidad.

La importancia de mantener la privacidad en Internet

Antes de nada hay que recordar la importancia de mantener la privacidad en la red. Como hemos mencionado son muchos los tipos de malware y ataques que podemos sufrir y que de una u otra forma pueden poner en riesgo nuestra privacidad o seguridad. A fin de cuentas nuestros datos e información personal tienen un gran valor en la red.

Los piratas informáticos, así como las propias empresas de marketing, pueden buscar la manera de obtener esos datos. Buscan cómo filtrar información de los usuarios para poder incluirlos en campañas de Spam, enviar publicidad orientada o incluso venderlo a terceros para obtener beneficio económico.

Ahora bien, esto no solo afecta a los usuarios particulares, sino que se puede incluso incrementar en el caso de las empresas. No importa si tenemos un pequeño negocio o es una gran empresa con muchos empleados. En ambos casos es necesario mantener la privacidad para evitar problemas que puedan afectarnos.

Evitar el robo de información

Consejos para evitar filtración de datos en una empresa

Por todo lo que hemos comentado es importante que tengamos en cuenta ciertos consejos para evitar que los datos de una empresa no se vean expuestos. Es posible que incluso la competencia pueda aprovecharse de cierta información que acabe por comprometer el negocio.

Cifrar todos los equipos correctamente

Algo fundamental para evitar el filtrado de datos a cualquier nivel es cifrar correctamente todos los equipos. Esto podemos decir que es aún más importante cuando estamos hablando de ordenadores y dispositivos de un negocio y que puede almacenar datos importantes no solo de la empresa, sino también de los clientes.

Es muy importante que utilicemos contraseñas que sean fuertes y complejas. Deben contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Todo ello de manera aleatoria y siempre utilizando una clave en cada caso.

Mantener los sistemas actualizados

Por supuesto los sistemas deben estar actualizados correctamente. En ocasiones surgen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por posibles ciberdelincuentes para llevar a cabo sus ataques.

Las actualizaciones no solo mejoran el rendimiento de los sistemas, sino que también pueden corregir esos fallos de seguridad que pueden poner en riesgo los equipos. Es fundamental que siempre tengamos las últimas versiones.

Contar con herramientas de seguridad

También debemos tener instaladas herramientas de seguridad en nuestros sistemas. Un buen antivirus puede prevenir la entrada de malware que comprometa nuestros equipos. Ya sabemos que hay muchos tipos de amenazas en la red y que pueden robar información que pueda comprometer una empresa.

Pero no solo hay antivirus; hay que tener en cuenta también la importancia de otras herramientas de seguridad que igualmente pueden ayudarnos. Hablamos por ejemplo de contar con un firewall o incluso instalar extensiones de seguridad en los navegadores. Todo ello puede proteger el negocio.

Informar y entrenar a los empleados

No hay dudas de que el sentido común es algo fundamental. La mayoría de ataques requieren de la interacción de los usuarios. Puede ser por ejemplo descargar un archivo malicioso, acceder a un link que hemos recibido por e-mail y que nos lleva a una página fraudulenta, etc.

Por ello es muy importante informar y entrenar a los empleados. Es vital que conozcan el riesgo y sepan actuar ante situaciones en las que pueden poner en peligro la información de la empresa.

Crear siempre copias de seguridad

Por último, aunque esto directamente no va a evitar filtración de datos, queremos hacer mención a las copias de seguridad. Generar copias de manera frecuente puede evitar la pérdida de datos en caso de que suframos un ataque ransomware, por ejemplo. Una manera de siempre preservar la información por si surge algún problema.