Malware rooting: conoce qué es y cómo protegerte

Hay muchos tipos de amenazas de seguridad que pueden poner en riesgo nuestros equipos. No todas funcionan igual y no para todas podemos tomar las mismas medidas de protección. No obstante, sí que hay algunas básicas que funcionan en todos los casos. En este artículo vamos a hablar de qué es el malware rooting, cómo nos afecta y, por supuesto, qué debemos hacer para estar protegidos y lograr que nuestros sistemas funcionen correctamente.

En qué consiste el malware rooting

El malware rooting es aquel que tiene permisos de root en un dispositivo. Por ejemplo puede afectar a un móvil. Hay ciertas configuraciones e instalaciones que únicamente se pueden llevar a cabo con acceso root. Esto hace que un hipotético atacante, sin tener ese acceso, no pueda cambiar algo en la configuración, por ejemplo.

Básicamente una variedad de malware rooting le otorga un mayor control al ciberdelincuente. Va a poder realizar todo tipo de acciones en el dispositivo con total libertad. Hay que tener en cuenta que el acceso root no siempre es negativo, ya que lo podemos realizar para llevar a cabo algunos cambios en el móvil. Pero claro, cuando ese control está presente en malas manos es cuando aparecen los problemas.

Podemos decir, por tanto, que rooting o control root es bueno siempre y cuando seamos nosotros los que tenemos ese control. En el momento en el que pase a manos de un atacante, la cosa cambia radicalmente. Ahí hablaríamos de malware rooting, que puede afectar seriamente a nuestra seguridad.

No obstante, hay que mencionar que este tipo de malware no es muy común. Afecta especialmente a móviles, pero no es algo que nos encontremos muy frecuentemente. Ahora bien, en el caso de que seamos víctimas de esta amenaza nuestros datos podrían estar en serio peligro, además de que el funcionamiento del sistema sea muy limitado.

Cómo llega este tipo de malware

Lo más normal es que el malware rooting llegue a nuestro dispositivo a través de una aplicación que hemos instalado y que está infectada. Puede ocurrir cuando bajamos un programa desde una página que no es oficial y puede haber sido modificado por un atacante para infectar sistemas.

Este problema podría afectar incluso a aplicaciones que descargamos desde sitios legítimos y que sí deberían ser fiables. Un ejemplo fue el malware AbstractEmu que encontró un grupo de investigadores de seguridad en Google Play y que estaba dentro de 19 aplicaciones.

Pero también puede que estemos ante malware root en aplicaciones propias del dispositivo. Esto podría ocurrir mediante una infección previa del sistema o incluso con una actualización que contiene alguna vulnerabilidad. De esta forma nuestro dispositivo también podría verse comprometido.

Las aplicaciones falsas que simulan ser legítimas son el medio de propagación más común. Por tanto, simplemente con instalar un programa podríamos estar colando malware rooting en nuestro móvil sin que nos demos cuenta y que afecte a nuestra seguridad y privacidad.

Malware solo con visitar una web

Pasos para protegernos

¿Qué podemos hacer para protegernos del rooting malware y lograr que el dispositivo esté siempre seguro? Sin duda evitar este tipo de amenazas es algo fundamental. Vamos a ver algunos consejos esenciales que podemos poner en práctica para estar protegidos específicamente de este tipo de malware.

Descargar de fuentes oficiales

Uno de los puntos más importantes que debemos tener en cuenta es descargar aplicaciones solo desde fuentes que sean seguras y oficiales. Por ejemplo los sitios web de los programas que vamos a descargar o tiendas oficiales como puede ser Google Play. Aunque hemos visto que incluso en estos casos puede haber malware rooting, sin duda las probabilidades disminuyen mucho.

Es importante evitar sitios de terceros a los que accedemos a través de enlaces desde otras páginas, por ejemplo. Esto podría ser utilizado por un atacante para desplegar sus amenazas e infectar los dispositivos.

Revisar muy bien el software instalado

Pero no solo hay que centrarse en los programas que vamos a instalar, sino también en las aplicaciones que ya tenemos instaladas. Especialmente hay que tener cuidado con aquellas que permiten instalar ciertos complementos añadidos, como extensiones para el navegador.

Cualquier complemento que instalemos adicionalmente podría contener malware rooting. Podría ser utilizado por un pirata informático para ganar acceso a nuestro sistema y llevar a cabo ataques que roben nuestras contraseñas o afecten al rendimiento del equipo.

Contar con programas de seguridad

No debemos olvidarnos de la importancia de tener programas de seguridad instalados. Contar con un buen antivirus, como puede ser Windows Defender, Avast o Bitdefender, por nombrar algunos de los más populares, va a impedir la entrada de software malicioso que pueda afectar a nuestro equipo.

Pero más allá de un antivirus también podemos tener instaladas otras herramientas como cortafuegos o incluso extensiones para el navegador que van a ayudar a bloquear las páginas maliciosas y la descarga de archivos que puedan ser un peligro.

Mantener los dispositivos actualizados

Algo imprescindible y que no debemos pasar por alto es actualizar los dispositivos en todo momento. Esto nos ayudará a corregir vulnerabilidades que pueden ser usadas por los piratas informáticos para colar malware rooting. Pero no solo hay que centrarse en el sistema operativo, sino también en cualquier aplicación que tengamos instalada y que cuente con parches de seguridad.

Un atacante podría explotar cualquier fallo conocido. Estas vulnerabilidades se solucionan gracias a las actualizaciones, por lo que debemos instalarlas tan pronto como estén disponibles, sin importar el tipo de sistema operativo que tengamos instalado.

Sentido común

Un consejo más es el sentido común. Es fundamental evitar cometer errores. Por ejemplo no hacer clic en enlaces sospechosos que nos lleguen por correo electrónico o aplicaciones de mensajería. Tampoco abrir archivos adjuntos por e-mail que puedan ser un problema.

Si evitamos cometer este tipo de errores básicos tendremos mucho ganado de cara a protegernos del malware rooting y cualquier otro tipo de amenaza de seguridad que pueda comprometer nuestros equipos y servir como vía de entrada para un atacante.

En definitiva, el malware rooting es un problema muy importante que puede poner en serio riesgo nuestros dispositivos. Hemos visto de qué manera podrían infectarnos y qué pasos debemos dar para estar protegidos y evitar la entrada de virus de este tipo.

¡Sé el primero en comentar!