Evita que te llegue Spam por Drive

Evita que te llegue Spam por Drive

Javier Jiménez

Uno de los problemas a los que nos enfrentamos cuando navegamos por Internet es el Spam. Lo normal es que nos llegue por correo electrónico, que son todos los e-mails basura que constantemente recibimos, pero también a través de otros medios como SMS, redes sociales… Uno de ellos es también Google Drive, la plataforma para almacenar archivos en la nube. Vamos a explicar en qué consiste este problema y de qué manera podemos evitar el Spam en Drive.

Por qué el Spam es un problema en Drive

Podemos decir que el Spam son todos los correos o mensajes basura que recibimos. A veces simplemente es publicidad que no nos interesa, pero en otras ocasiones puede llegar a un verdadero problema para la seguridad. Lo es ya que pueden aprovecharse de un simple correo para colar también enlaces maliciosos o incluso archivos que descarguemos y son malware.

En el caso de Google Drive el problema es similar. Aunque de primeras pueda parecer que a este tipo de servicios de almacenamiento en la nube no puede llegar el Spam, lo cierto es que sí. Podrían compartir con nosotros archivos como si fuera cualquier usuario legítimo. Esto puede ser simple Spam publicitario, pero también algo peor.

Si comparten con nosotros archivos de este tipo para promocionar un producto o sitio web, puede que no sea más que eso y no nos afecte a la privacidad y seguridad, más allá de la molestia que pueda causar. Pero también podría ocurrir que esos archivos que están compartiendo en realidad sean malware y hayan sido creados para robar contraseñas o recopilar datos.

Esto hace que el Spam sea un problema real para Drive. Al igual que lo es para el correo electrónico o a través de SMS, es importante tenerlo en cuenta y reducirlo lo máximo posible. De esta forma evitaremos que puedan usarlo para que hagamos clic donde no debemos, descarguemos algún virus o terminemos en una página que en realidad sea Phishing y pueda robar nuestras contraseñas.

Qué hacer para evitar el Spam en Google Drive

Entonces, ¿podemos hacer algo para que el Spam no llegue por Drive? Lo cierto es que sí, ya que el propio servicio cuenta con una función integrada que podemos utilizar. Esto evitará que recibamos archivos compartidos que no nos interesa y que, como hemos visto, podrían llegar a ser un problema importante para la seguridad.

Vamos a explicar los pasos que hay que dar para reducir el Spam en Drive. No vamos a tener que instalar nada adicional, sino simplemente hacer uso de la propia configuración que tiene el esta plataforma.

Ir a la pestaña Compartido conmigo

Lo primero que tenemos que hacer es iniciar sesión en Google y entrar en Google Drive. Allí veremos todo el contenido que tenemos almacenado, así como las diferentes opciones para configurarlo. Una de las pestañas de la izquierda es la de Compartido conmigo. Esa es la que nos interesa.

Evitar el Spam en Drive

Allí nos aparecerán todos los archivos que han compartido con nosotros en algún momento y no hemos borrado. Pueden aparecer tanto legítimos como los que son Spam y queremos evitar. Estos últimos son los que nos van a interesar.

Bloquear archivos en Drive

Para evitar recibir archivos Spam en Drive lo que tenemos que hacer es seleccionar el que nos interesa. Simplemente hay que hacer clic con el botón derecho del ratón encima del archivo que corresponda, se abrirá un menú desplegable y tenemos que pinchar en Bloquear a este contacto.

Esto lo que permite es enviar a la lista negra a ese correo que nos ha compartido un determinado archivo. De esta forma ya no recibiremos más documentos compartidos suyos y evitaremos el Spam. Es básicamente lo mismo que podemos crear con el filtro de correo basura en Gmail u otro proveedor.

Archivos inaccesibles

Hay que tener en cuenta que estos archivos que hemos bloqueado, así como cualquiera que nos haya compartido previamente ese contacto, van a quedar totalmente inaccesibles. No vamos a poder editarlos, leerlos, etc.

Esto también ocurriría si hemos compartido nosotros algo con ese contacto o si en el futuro queremos hacerlo. Ha pasado automáticamente a una lista negra y convierte los archivos en inaccesibles. No obstante, en cualquier momento podemos desbloquear a ese usuario y que todo vuelva a la normalidad.

¿Podemos proteger la cuenta y evitar el Spam?

Hemos visto de qué manera evitar el Spam en Drive y no recibir más archivos basura. Ahora bien, ¿podemos tener algo más en cuenta para evitar llegar a esta situación? A fin de cuentas si recibimos archivos compartidos de este tipo es porque de alguna manera han sabido cuál es nuestra cuenta.

Uno de los consejos más importantes es evitar hacer pública la dirección de e-mail que está vinculada a Drive. Por ejemplo es importante evitar que esté disponible para cualquiera en Internet, tanto usuarios como bots. Esto ocurre si escribimos en un foro abierto y dejamos puesta la dirección del correo electrónico. Lo mismo ocurriría si ponemos algún comentario en un artículo de una web y no tenemos cuidado al mostrar los datos.

Pero también hay que indicar la importancia de proteger la cuenta en sí misma. Es decir, debemos utilizar una buena contraseña que ayude a evitar intrusos. Esa clave debe ser totalmente aleatoria, única y contener letras (tanto mayúsculas como minúsculas), números y otros símbolos especiales.

Por otra parte, si protegemos nuestros equipos también evitaremos que lleguen a conocer datos personales como la dirección de e-mail. Podemos utilizar un buen antivirus, como sería Windows Defender que viene con el sistema de Microsoft, pero también otras alternativas como Avast, Bitdefender o Kaspersky.

Por tanto, el Spam es un problema también presente al utilizar Google Drive. Siempre que usemos este servicio de almacenamiento en la nube debemos ser conscientes de que podemos sufrir problemas de seguridad y que nuestros datos corren peligro. Hemos visto cómo podemos bloquear el Spam y también algunos consejos para evitar que nuestra dirección sea utilizada para malos fines. Aumentar la protección es sinónimo de evitar archivos basura que nos llegue a afectar.