Vulnerabilidades en el router: qué son y cómo puedes solucionarlas

El router es una pieza clave para poder navegar por Internet. Es el principal aparato que conecta todos los demás a la red. Cualquier problema que haya puede suponer una pérdida de velocidad o cortes que impidan navegar o usar servicios online. En este artículo vamos a hablar de qué son las vulnerabilidades del router, cómo puede afectarnos y de qué manera podemos solucionarlas para que todo funcione bien.

En qué consiste una vulnerabilidad del router

Una vulnerabilidad es básicamente un fallo que afecta a un dispositivo o programa. Puede suponer un problema para su funcionamiento, una pérdida de rendimiento o incluso ser una brecha abierta para que los piratas informáticos puedan explotarla y llegar a robar datos o comprometer la privacidad de alguna manera.

En el caso del router esto puede suponer un problema muy serio. Este tipo de dispositivos puede verse afectados a nivel de firmware, en el uso de la red Wi-Fi o en cualquier parámetro de la configuración. A veces estos fallos aparecen en un modelo en concreto, pero en otras ocasiones afectan a muchos al mismo tiempo.

Estas vulnerabilidades pueden afectar directamente a protocolos como el cifrado del Wi-Fi, como puede ser el caso de KRACK, que afectaba a WPA-2. También otras que permiten lanzar exploits e interceptar tráfico TCP. Otro ejemplo claro es VPNFilter, un malware que afectaba a una gran cantidad de routers vulnerables.

Por tanto un fallo en el router puede significar que el aparato deje de funcionar correctamente o pueda poner en riesgo a los dispositivos conectados. Hay una gran variedad de vulnerabilidades que han aparecido en los últimos años, que hay presentes ahora y que aparecerán en un futuro.

Cómo afectan

Después de explicar en qué consisten exactamente las vulnerabilidades de los routers, vamos a hablar de cómo pueden afectarnos. Van a representar un problema importante a la hora de navegar por la red y, también, van a suponer un riesgo añadido de seguridad que podría habilitar a un pirata informático.

Problemas de seguridad

Lo primero y más importante es que las vulnerabilidades del router pueden afectar negativamente a la seguridad. Esto puede suponer un problema para los demás equipos que tengamos conectados a través de la red local. Por ejemplo ordenadores, móviles, televisiones… Todos pueden verse afectados si hay algún fallo.

Una vulnerabilidad que afecte al cifrado de la clave Wi-Fi, por ejemplo, podría permitir la entrada de intrusos a la red. Esto va a afectar a la información que transferimos a través de Internet, de la misma manera que cuando nos conectamos a una red inalámbrica pública y puede haber intrusos que roben datos.

Pueden aprovechar esta circunstancia para explotar esa vulnerabilidad conocida y poder tomar el control del router. Podrían configurarlo a su antojo, habilitar la entrada de otros dispositivos, modificar los DNS y derivarnos a páginas maliciosas cuando entramos en una página, etc.

Esto último, el secuestro de DNS, es sin duda uno de los problemas de seguridad más graves en un router. Básicamente significa que el atacante va a controlar qué sitios visitamos. Es decir, pongamos el ejemplo de que vamos a acceder a nuestra cuenta bancaria online. Ponemos la URL en el navegador, pero el router no nos redirige a la dirección legítima, sino a una página que simula ser esa para robar los datos.

Reiniciar router para combatir VPNFilter

Mal rendimiento

Otro problema muy importante es que va a generar problemas de rendimiento. Por ejemplo que la velocidad no sea la adecuada, que aparezcan cortes en la señal, mala cobertura, etc. Este tipo de vulnerabilidades pueden afectar al funcionamiento del firmware o de algún componente del router.

Un problema claro es que este tipo de errores no permitan al firmware del router administrar correctamente las solicitudes. Esto hace que, a la hora de conectar cualquier dispositivo a la red, pueda tardar más en dar una respuesta y eso afecte a la velocidad de la conexión, generar una latencia mayor y, en definitiva, tener problemas para tareas como jugar online, descargar archivos o simplemente abrir una web.

Algo muy común es que un atacante explote vulnerabilidades para convertir el router en un bot. En este caso puede que no afecte directamente a nuestra seguridad, pero sí al rendimiento. Nuestro dispositivo puede ser utilizado para enviar solicitudes en Internet y unirse a una botnet para realizar ataques DDoS y hacer que un servidor deje de funcionar, por ejemplo.

A fin de cuentas, las vulnerabilidades van a afectar al buen funcionamiento de los equipos sin importar si se trata de un router, un ordenador o cualquier otro aparato. Es algo similar a lo que ocurriría con algún software que estemos usando y no podamos obtener un funcionamiento óptimo.

Qué hacer para solucionarlas

Después de haber explicado cómo pueden afectar las vulnerabilidades en los routers, vamos a dar una serie de pasos para poder solucionarlas. El objetivo es tener siempre nuestro aparato listo, protegido, logrando así un funcionamiento óptimo a la hora de navegar por la red y evitar cualquier problema.

Actualizar el router

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que tienes el firmware del router correctamente actualizado. Esto permitirá corregir cualquier vulnerabilidad que pueda aparecer y lograr que el funcionamiento sea óptimo. El proceso es sencillo, aunque puede variar según qué modelo tengas. Básicamente hay dos opciones: actualizarlo de forma manual o que se instale automáticamente. Si es automático, no tienes que hacer nada.

Si tienes que actualizar el router de forma manual, normalmente tendrás que ir a la página oficial de la marca, encontrar el modelo exacto y ver cuál es la última versión. Allí tendrás que descargar el archivo correspondiente para, posteriormente, agregarlo y tener el firmware actualizado.

Para actualizarlo de forma manual tendrás que entrar en el router, que suele ser a través de la puerta de enlace 192.168.1.1. Si no sabes cuál es la puerta de enlace predeterminada, puedes averiguarla desde la Terminal de Windows y ejecutando el comando ipconfig. Allí te mostrará cuál es.

Saber puerta de enlace predeterminada

Una vez dentro, dependerá del modelo. Lo normal es que tengas que ir a la sección de Administración y pinchar en Actualizar o similar. Cuando estés allí pinchas en Examinar y subes el archivo que has descargado previamente de la página web del router. Es importante que siempre descargues ese archivo desde fuentes fiables.

Proteger el dispositivo

Aunque proteger el router no significa siempre corregir vulnerabilidades, sí que puede ayudar a que un atacante no termine por explotarlas y no comprometa la seguridad. Por tanto, debes utilizar siempre una buena clave de acceso para entrar en la configuración y también para acceder a la red Wi-Fi.

Esa contraseña debe ser única y totalmente aleatoria. Nunca debes dejar la que viene predeterminada cuando compras un router o la operadora te lo instala. Es importante que cumpla con los requisitos de una buena clave, como es la longitud, contar con letras (tanto mayúsculas como minúsculas), números y otros símbolos especiales.

Utilizar siempre un buen cifrado

El cifrado que uses para el Wi-Fi va a ser imprescindible. Has visto que una vulnerabilidad muy conocida fue la que se conoce como KRACK, que servía para acceder a redes WPA-2. Lo ideal es que utilices cifrados actuales y evites los que son obsoletos, como puede ser WEP o WPA, ya que hay herramientas que permiten explotarlos.

Actualmente el cifrado más seguro es WPA-3. No obstante, WPA-2 sigue siendo una buena opción siempre y cuando tengas actualizados los dispositivos para corregir el fallo de KRACK. No todos los equipos con compatibles con la opción más reciente de WPA-3, por lo que en ocasiones no quedará más remedio.

En definitiva, como has podido ver las vulnerabilidades del router son un problema muy importante. Es fundamental que las corrijas lo antes posible para no comprometer la seguridad y poder navegar con la red con un rendimiento óptimo. Lo ideal es detectarlas a tiempo, antes de que un hipotético intruso pueda explotarlas y generar problemas.

¡Sé el primero en comentar!