Modo incógnito e invitado en Chrome, ¿qué diferencias hay?

Modo incógnito e invitado en Chrome, ¿qué diferencias hay?

José Antonio Lorenzo

Hoy en día el navegador más popular es Google Chrome. Si tenemos sincronizada nuestra cuenta Google nos ofrece muchas posibilidades, como gestionar nuestras contraseñas, mandar y enviar correos, además de permitirnos trabajar en la nube con Google Drive. Generalmente la mayoría de usuarios utilizan Chrome en su ordenador propio y como mucho lo comparten con personas de su confianza. No obstante, Google piensa en toda clase de usuarios. Por eso piensa en todos aquellos que tienen que prestar su equipo, como en los que en un momento dado están obligados a usarlo en un ordenador público. En este tutorial vamos a ver a fondo el modo incógnito e invitado en Chrome, en el que veremos sus diferencias y cómo mejoran la privacidad.

Hay que señalar que tanto el modo incógnito como el de invitado ya llevan bastante tiempo formando parte de Chrome. También hay que señalar que tanto el modo incógnito como el de invitado en Chrome están disponibles a nuestra disposición de forma predeterminada, por lo que no tenemos que instalar nada. En definitiva, se trata de dos formas temporales diferentes de usar nuestro navegador. Ambos modos están diseñados para preservar nuestra seguridad y privacidad hasta ciertos límites y a continuación los iremos explicando.

Qué es y cómo funciona el modo invitado

El modo invitado podemos definirlo como una opción de nuestro navegador que nos permite crear un perfil independiente que trabaja de manera aislada para que no pueda comprometer nuestros datos ni los del resto de usuarios. Una cuestión a tener en cuenta es que la actividad que realicemos en el modo invitado en Chrome no va a quedar registrada. Por ejemplo, si entramos en este modo y pulsamos los tres botones de opciones, vemos que la opción de Historial, entre otras, ha desaparecido.

Además, en el momento que cerremos la ventana del modo invitado, toda esta información que hayamos visualizado en ese equipo es eliminada. En ese aspecto, no quedaría ningún rastro de las acciones que hayamos realizado durante la navegación. Por otra parte, si abrimos otra vez este modo tendremos un perfil nuevo y una sesión totalmente independiente de la que partiremos desde cero.

Una cosa importante es que, aunque no se guarden los datos de navegación o cookies, sí se almacenan los archivos que descarguemos en esa sesión en el disco duro, memoria USB o dispositivo que indiquemos. Entre las características que nos ofrece el modo invitado en Chrome tenemos:

  1. Un perfil independiente con el que poder trabajar.
  2. Ese usuario no tendrá acceso ni al historial ni a las contraseñas guardadas ni a ningún otro dato almacenado en el navegador.
  3. No podrá modificar ninguna configuración del navegador por lo que no se corren riesgos de que se desconfigure algo.
  4. Es temporal y al cerrarlo se pierde todo menos los archivos descargados como ya comentamos antes.

Cómo acceder al modo invitado

Si queremos acceder al modo invitado en Chrome es un procedimiento muy fácil de realizar. Lo primero que tenemos que hacer es abrir el navegador. Seguidamente, tenemos que ir hacia la esquina superior derecha donde se encuentra el icono de nuestro usuario y que tenéis indicado con una flecha roja.

Después, lo único que tenemos que hacer es dirigirnos al apartado Otros perfiles y hacer clic en Invitado.

Una vez hecho todo este proceso se creará un perfil temporal e independiente para nosotros y estaremos usando el modo invitado en Chrome.

Si hacemos una comparación de la pantalla del modo invitado en Chrome con la inicial antes de abrirlo, se puede observar que no aparecen las extensiones que tenemos instaladas. Únicamente lo que tenemos es una ventana limpia, sin nada, donde podremos navegar y realizar nuestras descargas si fuera necesario.

El modo incógnito en Google Chrome

Este modo lo podemos encontrar en la mayoría de navegadores actuales y seguramente lo habréis utilizado en más de una ocasión. A pesar de que tiene bastantes cosas en común con el de invitado, también tienen algunas diferencias.

El modo incógnito de Google Chrome básicamente lo que permite es que podamos navegar sin que nuestros datos queden en el registro. Una cosa que le diferencia del modo invitado es que algunos datos de nuestro perfil principal como los marcadores estarían disponibles. Además, nuestras contraseñas guardadas también son accesibles y por otra parte todas las sesiones de las webs y servicios que utilizamos estarán cerradas, por lo que no podríamos usarlas hasta que se pusieran sus credenciales.

En cuanto a entrar a esta opción es muy sencillo. Lo que tenemos que hacer es ir a la esquina superior derecha y pulsar sobre el botón de los tres puntos verticales de opciones. Allí lo que tenemos que hacer es clic sobre Nueva ventana de incógnito.

A continuación, veremos una ventana más oscura, y veremos una pantalla que nos indica que estamos utilizando el modo incógnito de Chrome:

Una cosa importante a tener en cuenta es que las extensiones que tengamos instaladas en Chrome no funcionarán. En ese aspecto no podremos guardar inicios de sesión ya que cuando salgamos se borrarán todos los datos.

Sin embargo, uno de los aspectos más destacados de este modo es que podemos acceder a nuestros marcadores por lo que podremos acceder a los sitios que tenemos guardados con mayor rapidez. En este modo hay que tener mucho cuidado con lo que se hace, porque los cambios que hagamos pueden afectar a la configuración del navegador a diferencia del invitado en Chrome que no se podían hacer cambios.

Cómo activar el modo de invitado en Chrome de forma predeterminada

Activar el modo de invitado en Google Chrome de forma predeterminada y que se inicie así cada vez que abramos la aplicación es sencillo. Simplemente hay que seguir una serie de pasos que vamos a explicar.

Tenemos que cerrar Google Chrome si lo tenemos abierto. Posteriormente vamos al acceso directo, hacemos clic derecho con el ratón, entramos en Propiedades y en el apartado Destino hay que agregar, al final, Chrome.exe –guest. Tenemos que aceptar.

La próxima vez que abramos el navegador veremos que se inicia en modo de invitado. No aparecerá nuestro usuario, ni tampoco cualquier marcador que tuviéramos guardado o el historial.

Como vemos es un proceso sencillo y rápido. También podemos iniciar en modo de invitado de forma manual sin tener que hacer esto, pero de esta forma lograremos que se inicie siempre de forma automática así.

Modo de invitado en Chrome

Por qué es interesante el modo de invitado

El modo de invitado no guardará ningún tipo de información de nuestra navegación. Esto significa que no registrará las páginas web que visita el usuario, no aparecerá publicidad orientada según las búsquedas que realicemos, por ejemplo. Tampoco podremos acceder al historial previo de navegación o los marcadores que tuviéramos guardados.

Esto es interesante si vamos a compartir el ordenador con otros usuarios. De esta forma esos invitados (de ahí su término) no tendrán acceso a todo el contenido que tenemos. Es ideal si vamos a prestarle el ordenador a alguien y no queremos que entren en el historial nuestro, que accedan a los marcadores guardados, etc.

Se diferencia del modo privado. Hay que tener en cuenta que aunque el modo privado tampoco almacena esta información que mencionamos, sí podemos acceder al historial previo o a los marcadores que tenemos guardados. Por tanto podemos decir que el modo de invitado es diferente al modo privado, aunque en algunos momentos sea similar.

Es muy útil también para iniciar sesión con otra cuenta de correo, por ejemplo. Si no quieres usar otro navegador y necesitas tener dos cuentas de Gmail abiertas, puedes entrar en una de ellas a través del modo de invitado. Lo mismo con cualquier red social o plataforma que necesites abrir.

Cosas a tener en cuenta en cuanto a la seguridad

Tanto el modo incógnito como el de invitado en Chrome pueden proteger la privacidad frente a usuarios que prestemos puntualmente nuestro equipo. No obstante, en cuanto a seguridad no va a protegerla porque podríamos descargar malware u otro tipo de software dañino. En RedesZone recomendamos tener un antivirus actualizado y el sistema operativo con las últimas actualizaciones para reducir estos riesgos. También debemos usar el sentido común y no descargar archivos de webs de dudosa reputación.

Además, sea cual sea la configuración del navegador vamos a poder sufrir ataques Phishing, por ejemplo. Son ataques que recibimos a través del correo o redes sociales, con enlaces falsos, y al hacer clic podemos poner en riesgo las contraseñas o datos personales. Eso puede ocurrir sin importar si estamos navegando en modo de incógnito o no en Google Chrome.

Por otra parte, si os fijáis en la pantalla del modo incógnito, nos advierte que nuestra actividad podría ser monitorizada por las páginas webs que visitamos, nuestro proveedor de Internet y también podrían hacerlo en las empresas o centros educativos. Esto mismo también se podría aplicar al modo invitado en Chrome. Si queremos evitarlo, entonces tendríamos que utilizar soluciones como una VPN preferiblemente de pago para evitar fugas de privacidad.

Podemos nombrar algunas VPN como ExpressVPN o NordVPN. Van a cifrar la conexión y evitar que los datos personales puedan filtrarse. Es importante que siempre utilices un programa de garantías, ya que no todos lo son. Evita las que son gratuitas, porque pueden ser un problema importante. Siempre puedes buscar información en Internet y verificar si ese programa que estás instalando realmente es fiable o no y evitar así cometer errores que afecten a la seguridad.

Tal y como habéis visto, hay diferencias entre el modo incógnito y el modo invitado de Chrome, dependiendo de nuestras necesidades podremos utilizar un modo u otro para proteger nuestra privacidad.

¡Sé el primero en comentar!