Qué es la red Tor y qué ventajas me puede aportar

Qué es la red Tor y qué ventajas me puede aportar

Oscar Espinosa

Con la privacidad y la seguridad en Internet en el punto de mira desde hace unos años, cada vez más se oye hablar sobre la red Tor. Muchos usuarios desconocen qué es, para qué sirve y qué puedes encontrar en ella. Hoy en RedesZone os vamos a explicar todas las claves respecto a la red Tor, y cómo podemos entrar en ella.

Historia de Tor

Aunque en el año 2002 se anunció una versión alfa con la red Tor funcionado, no fue hasta el siguiente año, en el 2003, cuando fue creada por Roger Dingledine, Nick Mathewson y Paul Syverson como una evolución del proyecto Onion Routing, desarrollado por el laboratorio de Investigación Naval de los Estados Unidos.

Inicialmente esta evolución fue financiada por el Laboratorio de Investigación Naval de los Estados Unidos, pero, a finales del año 2004 hasta noviembre de 2005, pasó a ser patrocinado por la Electronic Frontier Foundation, que es la organización de defensa de las libertades civiles en el mundo digital. En la actualidad, el proyecto Tor está gestionado por The Tor Project que es una organización sin ánimo de lucro orientada a la investigación y la educación, y que es financiada por distintas organizaciones. En la actualidad el proyecto Tor está formado por un equipo que es liderado por Roger Dingledine, uno de sus creadores.

Versión falsa de Tor Browser

Como premios en su historia, Tor recibió de la Free Software Foundation el premio para proyectos de beneficio social del año 2010 por haber permitido que, aproximadamente, 36 millones de personas de todo el mundo, usando software libre, hayan experimentado libertad de acceso y de expresión en Internet manteniendo su privacidad y anonimato. Su red ha resultado crucial en los movimientos disidentes de Irán y Egipto.

Qué es la red Tor y cómo funciona

La red Tor, o también conocido como «The Onion Router» o «el router cebolla», es un proyecto que tiene como objetivo proporcionar la mejor seguridad y privacidad cuando navegamos por Internet. Es una red distribuida en la que el encaminamiento de los paquetes transmitidos no desvela su identidad en Internet, es decir, no desvela su dirección IP. Por supuesto, es capaz de mantener la integridad y también la confidencialidad de los paquetes transmitidos. Tenemos que tener en cuenta que Tor es una red paralela y completamente gratuita. Ha sido desarrollada para saltarse las medidas de control que ejercen algunos gobiernos hacia los usuarios. Para conseguir el anonimato y el secreto de la información que se consulta, o que se transmite a través de la red Tor, contamos con nodos intermedios y nodos de salida. No obstante, debes tener en cuenta que el anonimato en Internet al 100% no existe, e incluso dentro de la red Tor siempre dejaremos un rastro.

Aunque es una red distribuida, debemos tener en cuenta que no es una red P2P, ya que tenemos a los usuarios de la red, a los usuarios que encaminan el tráfico de la red Tor, y finalmente, algunos usuarios que hacen la función de servicio de directorio para navegar por Tor. Uno de los objetivos principales de los desarrolladores de la red Tor, es conseguir que quien use Internet tenga su identidad protegida, es decir, no se pueda rastrear de ninguna manera el tráfico que envía un usuario, para no poder llegar hasta él, o al menos, que sea realmente difícil su rastreo. En la actualidad, la red Tor es sobre todo utilizada por muchos usuarios para garantizar su privacidad en las páginas web que consulta.

Aunque la red Tor no está especialmente diseñada para ello, se descubrió que usando su red es mucho más difícil que programas o países que vigilan y bloquean el acceso a cierto contenido lo consigan, y, por lo tanto, el usuario pueda acceder y no ser detectado. Por este motivo, la red Tor es muy usada en países o lugares donde las comunicaciones están extremadamente vigiladas y donde se persiguen a las personas que intentan acceder a ese tipo de información.

El enrutado anónimo no garantiza que, si os conectáis un sitio web, este no pueda saber de dónde proviene la conexión. Esto sucede porque los protocolos de nivel superior pueden transmitir información sobre la identidad, es decir, la red Tor funciona cifrando toda la información en la entrada (navegador usuario) y la descifra en la salida (servidor donde aloja la web), por eso, quien disponga de un router de salida de la red Tor, puede ver toda la información descifrada por lo que, aunque no pueda conocer el emisor, sí que puede acceder a la información. Esta es una de las debilidades utilizadas por quienes intentan identificar el tráfico de la red Tor.

Un ejemplo lo tenemos en Dan Egerstad, un experto en seguridad informática, que creó un servidor en la red Tor y controlaba toda la información que salía por él hacía Internet. Gracias a eso, consiguió contraseñas de importantes empresas, embajadas de todo el mundo y otras instituciones. Para intentar solucionar este gran fallo de la red Tor, y asegurarse de que nadie puede acceder a la información que se está enviando, se aconseja usar HTTPS, ya que usa el protocolo seguro TLS.

La red Tor está formada por una serie de nodos que se comunican mediante el protocolo TLS. Estos nodos pueden ser

  • Nodos OR: Estos nodos funcionan como encaminadores, y en algunos casos, además, como DNS. Los nodos OR mantienen una conexión TLS con cada uno de los otros OR.
  • Nodos OP: Cuando ejecutamos el navegador web Tor, estos hacen la función de nodo OP y su función es obtener la información del servicio de directorio, establecer circuitos aleatorios a través de la red, y manejar conexiones de aplicaciones del usuario.

Servicio de directorio

El servicio de directorio es una base de datos que asocia a cada OR una serie de información. Esta información es accesible a todos los demás OR y usuarios finales. Se usa para tener un conocimiento de la red, es decir, si se tienen pocos servidores de directorio se corre el riesgo de llegar a un punto cuyo fallo puede ocasionar el fallo del sistema completo, esta podría ser una manera sencilla de destruir la red Tor. Los OR están divididos en OR principales que son autoridades de directorio y luego están los secundarios que se encargan de hacer de cache y backup.

Puntos de encuentro

Los puntos de encuentro son lugares intermedios donde enviar los paquetes, y cuando llegan ahí, ser enviados a su destino. Es decir, cada extremo de la comunicación envía sus mensajes a ese punto de encuentro, y desde ahí son enviados a donde corresponda usando circuitos que esconden la localización del destino.

Por qué usar la red Tor

Hay muchos motivos por lo que uno puede usar la red Tor, algunos legales, otros ilegales. Pero las principales ventajas las podríamos clasificar en las siguientes categorías:

  • Bloquear rastreadores: a todos nos ha ocurrido que, a la hora de buscar cualquier producto en la red, unas horas después nos aparezca publicidad sobre ese producto o productos relacionados. Es por eso por lo que uno de los motivos de usar un navegador Tor, es que cada sitio web que consultas se aísla, de esta manera, los rastreadores de terceros y generadores de publicidad no pueden «seguirte» y, por lo tanto, no pueden mostrarte publicidad sobre tus consultas web. Otra ventaja es que las cookies, historial de navegación y caché web, no se guardan en los navegadores Tor.
  • Vigilancia: si alguien se infiltra en nuestra red local doméstica, puede saber, ver, e incluso consultar toda nuestra actividad que realizamos online, sea cual sea. Por eso usar la red Tor nos garantiza que, si alguien se ha infiltrado en nuestra red, no podrá saber lo que estamos haciendo en Internet.
  • Identificación: cuando navegamos con un navegador de uso corriente, sin darnos cuenta estamos generando y dejando un rastro único que puede permitir identificarnos a nosotros y saber todo lo que estamos realizando. Esto es debido al uso de supercookies, cookies y por supuesto, nuestra dirección IP pública. En cambio, si usamos un navegador web Tor, esto no podrá realizarse, o al menos, será mucho más difícil que si no lo usásemos.
  • Seguridad: la red Tor y sus navegadores funcionan cifrando varias veces todos los paquetes que transmitimos y recibimos cuando estamos navegando, pasando por varios nodos de Tor añadiendo varias capas de seguridad. Gracias a esto, la seguridad y privacidad está casi garantizada, aunque debemos tener en cuenta que todo deja un rastro y la seguridad al 100% no existe.
  • Libertad: sin lugar a dudas, uno de los motivos más importantes por lo que usar la red Tor, es el poder acceder a toda la información sin censura. Actualmente muchos gobiernos de países intentan ocultar a sus ciudadanos cierta información, limitando el acceso a diferentes webs o portales en Internet.

Muchos usuarios os estaréis preguntando, por qué deberíais usar la red Tor si vosotros no tenéis nada que ocultar. Y la respuesta, como hemos indicado más arriba, es muy simple: a todos nos ha sucedido alguna vez que buscando cualquier producto en Internet, después no paraban de salirnos anuncios al respecto de lo que habíamos consultado, en ocasiones tardan horas en mostrarnos anuncios, y en otras ocasiones algunos días. Esto que muchos usuarios nos lo tomamos como una tontería, un día puede volverse en tu contra, ya que puedes consultar algo que no quieres que se sepa, por ejemplo, un regalo a un familiar, y que por culpa de los rastreadores sepa qué has estado buscando.

Usando un navegador Tor, evitas, como hemos comentado antes, que los rastreadores de terceros recopilen tus datos de navegación para que después empresas te muestren publicidad. Además, si vives en un país donde tu gobierno te oculta información, usando la red Tor, podrás saltarte los bloqueos que se aplican para acceder a esa información.

Cómo puedo usar la red Tor

La forma más fácil de poder usar la red Tor es descargándonos un navegador web Tor. Uno de los navegadores más famosos es Tor Browser, que podéis descargarlo desde la web oficial. Sin embargo, hay muchos más navegadores que podéis usar, pero que dependen de extensiones o introducir un código para activar la opción de navegar por la red Tor, como, por ejemplo, Mozilla Firefox, Brave, etc. Nuestro consejo es que utilicéis Tor Browser, por ya venir preparado para navegar sin tener que hacer nada más.

Nivel Seguridad Tor Browser

Una cosa que tenemos que tener claro respecto a la red Tor es que no hay buscadores de contenido, como ocurre con Google o Bing, y que debemos introducir nosotros el enlace del sitio web que queremos ir. Una forma sencilla para empezar seria consultando The Hidden Wiki, desde un navegador Tor.

En el caso de que queráis tener la mayor seguridad y privacidad posible, os recomendamos descargar el sistema operativo Tails, un sistema operativo diseñado específicamente para ser lo más anónimos posible en Internet, y que es completamente gratuito.

Polémicas de la red Tor

Mientras que la red Tor tiene sus puntos muy positivos, como poder ser más anónimos (nunca seremos 100% anónimos) en Internet, evitar los rastreadores, e incluso evadir la censura impuesta por un determinado país. Existen aspectos terribles, como, por ejemplo, webs ocultas de venta de drogas, asesinos a sueldo, filtraciones privadas, o cualquier cosa que nos podamos imaginar. Esta red Tor también se usa para comunicarse entre grupos terroristas, sectas y mucho más, por lo que está continuamente monitorizada por la Policía, con el objetivo de poder desenmascararlos y detenerles.

Si bien, la red Tor puede ser una gran solución para algunos países cuando sus gobiernos ocultan información a sus ciudadanos, y el poder acceder a conocimiento compartido, o la privacidad de nuestras comunicaciones, los usuarios que decidáis usarlo tenéis que tener en cuenta que en esta red os podéis encontrar cualquier cosa, y que tenéis que navegar con cuidado y bajo vuestra responsabilidad de saber dónde entráis.