¿Quieres comenzar a usar Tor? Recomendaciones antes de hacerlo

¿Quieres comenzar a usar Tor? Recomendaciones antes de hacerlo

Lorena Fernández

Si estás interesado en mantener tu seguridad, privacidad y anonimato en línea, ya habrás escuchado o leído sobre Tor. Lo más destacable es el navegador Tor gratuito que dice proporcionar una navegación segura, respetando tu privacidad y promoviendo el mejor anonimato en Internet posible. Esta solución ha sido adoptada por un público bastante amplio, desde activistas hasta cibercriminales. Uno de los aspectos que más destacan de Tor, es su propuesta de protección al usuario por «capas».

Protección al estilo de una cebolla

¿Te has fijado en el logo de Tor? Es posible visualizar una cebolla morada. El tráfico que se vaya generando a través de la red y que viaja por sus nodos, lo hace en compañía de varias capas de cifrado. Dichas capas se van decodificando a medida que los datos viajan por la red y van siendo descubiertos por cada uno de los nodos, capa por capa. Entonces, se da un acto similar al de retirar cada capa de una cebolla morada.

El esquema que compartimos más arriba, nos muestra el tráfico de los datos que se da a través de los nodos que forman parte de la red Tor. Un usuario que se conecta a dicha red, genera tráfico totalmente cifrado, autenticado y comprobará la integridad de todos los datos enviados y recibidos. Este comienza a pasar por algunos nodos (el ejemplo muestra que pasa por tres nodos), y forma un camino aleatorio. Lo que significa que no siempre el tráfico pasará por los mismos nodos.

Sin embargo, Tor no tiene encriptación end-to-end. En algún momento, los datos deben salir a Internet, por lo que en el momento en que estos salen de la red Tor mediante el nodo de salida, quedan expuestos como pasaría regularmente. En consecuencia, los datos no se mantienen encriptados en esta última parte. Tal y como vemos en el esquema, la flecha roja simboliza a los datos que vuelven a estar expuestos en Internet. Sin encriptación alguna.

El navegador Tor: por qué no usarlo

Este software tiene como base a Mozilla Firefox con unas modificaciones realizadas específicamente para usar la red Tor de la manera más eficiente posible, y con todas las medidas de seguridad activadas. Como mencionamos, no se debe pagar nada si queremos descargarlo y utilizarlo. Desafortunadamente, el problema principal es la lentitud. Tor no es recomendable para actividades online que requieran mucho ancho de banda y/o complementos (plugins), tampoco para tráfico de redes P2P como compartir archivos vía Torrent, por supuesto, tampoco es recomendable para realizar tareas donde necesitemos que la latencia sea mínima, ya que al pasar por varios nodos la latencia aumenta muchísimo.

Para sorpresa de muchas personas, otro punto en contra de este navegador y su red en cuestión, es la seguridad. Especialmente, desde el momento en que los datos deben salir de la red Tor. Se sabe que los datos salen de la red Tor sin ningún tipo de cifrado, por lo que es posible capturar todo el tráfico en estos nodos de salida y posteriormente analizar todo el tráfico.

Si tus datos personales y/o de carácter muy sensible han pasado por la red Tor, podrías estar en problemas. Cualquier persona que esté en este nodo de salida, y posea la habilitar para ello, podría recolectarlos e identificarte para llevar a cabo potenciales ataques. Una alternativa que algunas personas utilizan es el uso adicional de un proveedor confiable de VPN, con el objetivo de asegurar el tráfico de principio a fin.

Como mencionamos más arriba, la red Tor es conocida por ser bastante lenta. Y si sumamos una conectividad a través de VPN, la lentitud puede resultar peor, ya que el tráfico que se da a través del túnel pasa también por diversos procesos de encriptación. Por lo que la velocidad en este tipo de situaciones, no es un factor que estará presente. Siendo así, ¿para qué sirve Tor si es que no está dirigido a un uso «normal»?

Activistas y personas conscientes de la privacidad y anonimato en línea, sacan provecho de la red y el navegador. Por otro lado, muchas actividades irregulares ante la ley tienen difusión mediante Tor, debido a que es frecuente usarlo para el acceso a la Dark Web.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Lo utilizarías de todas formas?