Virus que afectan al uso del ratón: cómo son y cómo evitarlos

Virus que afectan al uso del ratón: cómo son y cómo evitarlos

Javier Jiménez

Las variantes de malware que hay en la red son muy numerosas y pueden afectar a todo tipo de dispositivos, programas y sistemas. Los objetivos que tienen los ciberdelincuentes también son muy variados, aunque generalmente lo que provocan es el mal funcionamiento de los equipos y el robo de información. En este artículo tratamos de explicar cómo son los virus que afectan al ratón y qué podemos hacer para evitar ser víctimas.

Malware que afecta al funcionamiento del ratón

Muchos tipos de virus, de software malicioso en definitiva, pueden comprometer el buen funcionamiento de los dispositivos. Pueden ralentizar nuestro ordenador o móvil, hacer que el teclado no responda, que la tarjeta de sonido o red no funcione  bien y, también, afectar al funcionamiento del ratón.

Esto es algo que puede ocurrir a los usuarios de Windows especialmente. Hay diferentes variedades de virus que podrían volver loco el puntero del ratón y hacer que no podamos controlarlo con normalidad. Es cierto que en los últimos años esto no es algo tan habitual como antes, sí podemos toparnos con este problema.

Generalmente detrás del malware que controla el ratón se encuentra un troyano. Los piratas informáticos buscan la manera de colar este tipo de amenazas en nuestro equipo y posteriormente tomar el control del cursor y poder hacer clics donde quieran.

También podríamos encontrarnos con un virus que no tenga como objetivo controlar el movimiento, sino que simplemente afecte a los drivers del ratón y provoque que no podamos utilizarlo. Esto también podría afectar al teclado.

Malware que afecta al ratón

Cómo pueden infectarnos con malware y dañar el ratón

Como ocurre con cualquier variedad de malware que puede afectar a nuestros sistemas, los virus que dañan el funcionamiento del ratón pueden llegar por métodos muy diversos. Vamos a mostrar cuáles son los más comunes para estar alerta y no cometer errores que puedan afectarnos.

Sitios web comprometidos

Una de las vías de entrada es a través de páginas web que han sido comprometidas. Los piratas informáticos pueden modificar sitios legítimos o crear otros para llevar a cabo sus objetivos. De esta forma logran colar software malicioso que puede infectar el equipo de la víctima al navegar por ese sitio.

Generalmente llegamos estas páginas a través de links de terceros y nos aparecen ventanas emergentes que al hacer clic nos descargan un archivo malicioso en nuestro equipo. Ha habido variedades de adware que podían controlar el movimiento del ratón.

Archivos por correo electrónico

El correo electrónico también es una fuente importante de entrada de virus y amenazas. A través de un simple archivo adjunto malicioso podemos poner en riesgo nuestro equipo y afectar a la privacidad.

Los ciberdelincuentes utilizan este método por ser muy sencillo de llevar a cabo y constantemente perfeccionan las técnicas que usan para saltarse los filtros de seguridad y llegar al destino.

Descarga de software

Por supuesto la descarga de software también puede ser un problema. Podemos bajar un programa de Internet que haya sido modificado de forma maliciosa y que pueda afectar al ratón y otros dispositivos.

Vulnerabilidades en el sistema

Especialmente a la hora de colar troyanos, los piratas informáticos se basan también en posibles fallos de seguridad sin corregir que hay en un sistema. Lo utilizan como vía de entrada para tomar así el control de un equipo en la red. Esto puede afectar tanto al sistema operativo como a cualquier programa que estemos utilizando.

KryptoCibule, la nueva amenaza de seguridad

Posibles síntomas de que el ratón está afectado por un virus

Si hemos llegado hasta aquí es porque nuestro equipo posiblemente esté afectado y de alguna manera el ratón no funciona correctamente. Vamos a ver cuáles son los posibles síntomas más comunes y que nos alertan de que alguna variedad de malware puede controlar el ratón.

El puntero del ratón se mueve solo

Uno de esos síntomas más evidentes es cuando el puntero del ratón se mueve solo. Tenemos el ordenador encendido y de repente comprobamos que está realizando una serie de movimientos que nosotros no hemos hecho. También puede hacer clic en determinadas carpetas, abrir archivos… En definitiva, puede ser esta una señal de que está siendo controlado por un tercero.

Movimiento lento

También podría ocurrir que los movimientos son lentos, entrecortados y notamos dificultad para usarlo con normalidad. Puede ser una causa de que algún malware está afectando a los drivers del dispositivo y provoca un mal funcionamiento.

Ha desaparecido el puntero

Otra señal muy común es ver que ha desaparecido el puntero. Realmente pueden estar usando el ratón, aunque visiblemente no lo veamos. El malware puede ocultarlo y de esta forma evitar que la víctima pueda volver a tomar el control rápidamente o descubrir lo que realmente está pasando.

Lo conectamos y no se enciende

Cuando un virus de este tipo afecta a los drivers de un dispositivo puede hacer que no funcione. Esto lo podemos ver si conectamos el ratón y comprobamos que no se mueve, que simplemente es como si no lo hubiéramos enchufado.

Cómo evitar que el malware controle el ratón

Hemos visto de qué manera podemos ser víctimas del malware que controla el ratón y también cuáles son las señales más comunes. Ahora vamos a mostrar algunos consejos para evitar ser víctimas de este problema, que a fin de cuentas es lo principal.

Usar herramientas de seguridad

Contar con programas de seguridad siempre es muy importante para mantener en buen estado nuestros sistemas. Tenemos muchos antivirus y otras herramientas a nuestra disposición, tanto gratuitos como de pago, que pueden evitar la entrada de malware que afecte al ratón.

Esto es algo que debemos aplicar en todo momento, sin importar el tipo de sistema operativo que estemos utilizando. Es esencial para mantener el buen funcionamiento y la privacidad en la red.

Tener los sistemas actualizados

En ocasiones los piratas informáticos se aprovechan de vulnerabilidades que hay en los sistemas para poder colar troyanos y otras amenazas. Estos fallos pueden dejar una puerta de entrada para que tomen el control del equipo.

Esto hace que debamos mantener siempre los sistemas actualizados y con todos los parches instalados. Así podremos corregir esos problemas.

Descargar solo de fuentes legítimas

Hemos visto que una de las vías de entrada del malware es a través de la descarga de software. Los ciberdelincuentes pueden modificar de forma maliciosa un programa que en teoría es legítimo para lograr sus objetivos.

Por ello debemos descargar siempre desde tiendas y sitios oficiales, para asegurarnos de que nuestras descargas son legítimas y no hay problemas.

Sentido común

Por último, aunque quizás lo más importante de todo para evitar virus que afecten al ratón, el sentido común. Muchas amenazas llegan por errores que cometemos al navegar. Por ejemplo descargar archivos maliciosos que nos llegan por e-mail, hacer clic en enlaces sospechosos, etc.

Si mantenemos el sentido común y evitamos errores podemos ganar mucho en seguridad y proteger adecuadamente nuestros equipos.