Servidor VPS administrado vs no administrado: conoce las diferencias

Existen diferentes métodos de almacenar una página web en un servidor. Uno de ellos es a través de un VPS. Básicamente se trata de un servidor virtualizado. Es una partición de un servidor físico y cada usuario va a tener unos recursos propios, como puede ser memoria RAM, almacenamiento o CPU. Pero en este artículo vamos a explicar cuáles son las diferencias entre servidor VPS administrador y servidor VPS no administrado.

Qué es un servidor VPS administrado

Un servidor VPS administrado es aquel cuya gestión corre a cargo del hosting que hemos contratado. Es decir, todas las cuestiones técnicas van a ser realizadas por el servicio que contratamos y no por parte del usuario. Esto significa actualizaciones de software, gestionar el correo, base de datos, instalación de complementos…

Muchos servicios VPS administrados incluyen también la realización de copias de seguridad automatizadas, sin que tengamos que hacer nada. Esto libera de trabajo para los usuarios, pero además es ideal para no cometer errores que puedan exponer la seguridad.

Podemos decir que esta opción es la ideal para los usuarios que tengan menos experiencia. Hay que tener en cuenta que gestionar un VPS puede tener complicaciones, como el hecho de conocer el sistema operativo, saber usar la línea de comandos, etc. Todo esto, todo lo que podemos decir que tiene más complejidad, lo llevaría a cabo el servicio hosting contratado.

Esto no significa que los usuarios no tengan acceso al panel de control y gestionar el VPS, pero no tendrían que realizar ningún cambio complejo ni nada que pueda comprometer el buen funcionamiento. Simplemente podrían realizar cambios si así lo desean, pero nada técnico.

Por tanto, con un hosting VPS administrado, el cliente no necesita tener conocimientos previos ni aprender nada nuevo para poder usarlo. Va a ser mucho más sencillo y lo esencial se gestionará desde el panel de control, como puede ser cPanel. Por ejemplo para crear cuentas de correo, subir archivos, instalar gestores de contenido, etc.

Servidor VPS

Cuándo usar esta opción

Podemos decir que un servidor VPS administrado es común contratarlo para proyectos básicos, generales, que no requieran de nada fuera de lo común. Básicamente, en aquellas circunstancias en las que vamos a poder usarlo sin problemas con el SO que venga predefinido, los ajustes y software.

Está más indicado para usuarios que también quieran despreocuparse, que no busquen estar pendientes de posibles actualizaciones de seguridad, de configurar ajustes y de tener que solucionar cualquier problema que pueda aparecer. Es la opción ideal para un uso desatendido, en el que el propio hosting que contratemos se encargue de todo.

Puntos clave:

  • Ideal para usuarios no expertos
  • No hay que preocuparse de la gestión
  • Menor riesgo de seguridad

En qué consiste un VPS no administrado

Por otro lado, una alternativa que tenemos es la de contratar un servidor VPS no administrado. También se conoce como VPS administrado por el cliente. En este caso, el usuario sí va a tener que llevar a cabo aspectos tan importantes como crear copias de seguridad, administrar las actualizaciones de software, etc.

Un ejemplo de las posibilidades que ofrece un VPS no administrado es poder elegir otro sistema operativo diferente al que ofrece el hosting. Tal vez queramos usar otro distinto porque estemos más familiarizados o cuente con opciones interesantes que queramos para nuestro servidor.

Que lo administre el cliente significa que va a tener acceso root. Va a tener el control sobre la administración de ese servidor sin restricciones. Es ideal para los usuarios más experimentados, que sepan realmente qué necesitan y cómo van a sacar provecho de su servidor.

Al tener un control y poder administrarlo por nosotros mismos, vamos a poder realizar pruebas. Esto, lógicamente, tiene también sus riesgos. Es importante no cometer errores que puedan exponer la seguridad y hacer que el servidor deje de funcionar correctamente o que puedan acceder intrusos.

Cuándo conviene esta opción

Por tanto, optar por un VPS administrado por el cliente conviene cuando buscamos algo más. Es decir, cuando vemos que se queda corto lo que ofrece el hosting y necesitamos un mayor control, poder instalar otro sistema operativo o realizar diferentes cambios por nosotros mismos.

No obstante, esta opción hay que tenerla en cuenta únicamente si somos usuarios experimentados. De lo contrario, podríamos tener problemas que pongan en riesgo la seguridad y también el buen funcionamiento del servidor.

Puntos clave:

  • Orientado a usuarios más experimentados
  • Mayor flexibilidad
  • Control total sobre el sistema

¿Cuál elegir?

Entonces, ¿Cuál deberíamos elegir? Eso dependerá de qué busquemos con nuestro hosting, los conocimientos que tengamos y, de cara al futuro, cómo creemos que va a ir nuestra página web. Es decir, puede que más adelante sí que necesitemos administrarlo por nosotros mismos para instalar otro sistema operativo, por ejemplo.

Cómo debe ser un hosting para empresa

No obstante, podemos decir que en la mayoría de casos lo ideal es un servidor VPS administrado. De esta forma evitaremos problemas de seguridad, evitaremos problemas y todo estará gestionado por el propio hosting. Siempre tendremos la opción de cambiar algunos parámetros básicos de la configuración, pero no tendremos que rompernos la cabeza en nada más.

En cambio, si lo que buscas es tener un control total, eres un usuario experimentado y quieres tener acceso a la administración completa del VPS, en ese caso sí deberías optar por un VPS no administrado. Con esta opción tendrás un abanico de posibilidades mayor, aunque tendrás que solucionar por ti mismo los posibles problemas que puedan surgir.

Si tienes en cuenta el precio, lo cierto es que no hay grandes diferencias. No sería un factor realmente determinante para elegir una u otra opción. De hecho, algunos proveedores ofrecen exactamente el mismo precio para un VPS administrado o no administrado. No obstante, en algunos casos los administrados sí que son ligeramente más caros.

En definitiva, como hemos visto hay una diferencia clara entre servidor VPS administrado y no administrado: poder gestionarlo o no. Elegir una u otra opción dependerá del tipo de usuario y de cómo queramos administrar nuestra web, así como de los conocimientos necesarios para poder evitar problemas que en un momento dado puedan aparecer.

1 Comentario